Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Que Dios nos perdone

Un thriller desasosegante próximo a nuestra realidad hispana

Por Enrique Fernández Lópiz

Salí no hace mucho del cine, después de visionar Que Dios nos perdone, con la sensación de haber disfrutado de un thriller español, para mí mucho más interesante que los americanos, no sólo porque la cinta de suyo es buena como ahora diré, sino porque aborda nuestro país encarnado en un Madrid hostil, atribulado, caluroso en todo sentido, enrarecido, justo en ese pasado cercano cuando el alborozo y la ingenuidad del 15-M se entremezclaba paradójicamente con los buenos chicos que se unían a los oropeles y las loas en la Jornada Mundial de la Juventud que oficiaba el por entonces aún Papa Benedicto XVI: “Cine negro a pleno sol Leer Artículo

Que Dios nos perdone

Por Alejandro Arranz

-Thriller incómodo, sofocante, sudoroso, frenético y correoso. Rodrigo Sorogoyen entrega una película soberbia, de esas que dejan marca.
-Guión muy hábil, puesta en escena magnífica y unos intérpretes que te clavan en el sillón.

De nuevo una película reafirma lo que llevamos tiempo diciendo, en este país tenemos un dominio del thriller que no lo ves prácticamente en ninguna otra parte. Por diversos motivos no he visto la última película de Alberto Rodríguez, pero sí pude visionar Tarde para la ira, esa ruda y áspera ópera prima de Raúl Arévalo que dejaba resonancias de Peckinpah, Mann y Saura. Y si la nueva apuesta del género la dirige un joven muy prometedor que nos sorprendió a muchos con Stockholm Leer Artículo