Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una mirada a los orígenes de Pokémon

Por Javier Fernández López

Después de decenas de mangas, de diecisiete temporadas y de dieciséis películas, ha llegado por fin a nosotros lo que muchos esperábamos: la llegada de Rojo a la televisión en forma de anime. Cuatro capítulos de una calidad superior a la serie protagonizada por Ash Ketchum, un especial que rememora los primeros juegos originales de Pokémon: Pokémon Azul y Pokémon Verde. Cabe decir que a occidente llegaron la versiones Azul y Rojo (preferimos los dragones a las plantas).

Los que aún seguimos las aventuras de Ash miramos con algo de indignación y pesadez un anime hecho exclusivamente para promocionar cada videojuego que sale al mercado, de modo que con cada temporada se “reinicia” la historia, empezando Ash de cero con sus compañeros. Y que a día de hoy aún no haya ganado una Liga Pokémon es aún más decepcionante y, por qué no decirlo, cansino. Más aún es así cuando los guionistas se sacan de la manga unas semifinales en la Liga Sinnoh donde Ash se enfrenta a un entrenador legendario, un recurso no muy decente para que el joven Ash no se lleve ningún trofeo.

No obstante, es imposible negar que Pokémon: Los orígenes es otro producto promocional para una de las últimas novedades del mundo de los pokémons. Pero la fidelidad que tienen estos cuatro capítulos con el videojuego original llega a ser tan nostálgica y profunda que se echa en falta que no hayan alargado este especial con más capítulos.

pokemonlosorigenesvideo1

Rojo es el protagonista de esta historia, un entrenador que tiene por objetivo conseguir los 150 pokémons (¿o eran 151?) y así completar la pokédez que le da el profesor Oak. A su lado está Azul (o Verde en el doblaje original), su rival desde la infancia y nieto del profesor. La diferencia entre Pokémon: Los orígenes y el anime de Ash radica, sobre todo, en la diferencia entre estos dos protagonistas. Rojo es, como suele decirse, un personaje muy “pro”, es decir, un héroe de arriba abajo con pocas tonterías en la cabeza, mientras que Ash se muestra al principio del animé como un inexperto chaval que apenas tiene idea de lo que está haciendo, demostrando mucha veces poco conocimiento sobre los pokémons. Luego está Azul, que en el especial se muestra como un rival iluso, confiado y arrogante, al que Rojo deja siempre o casi siempre por los suelos. En el anime es todo lo contrario, y suele ser Gary quien se burla continuamente de Ash. La reflexión de esto, como fan que me declaro de Pokémon desde sus comienzos, es que me gustaría ver un anime completo con Rojo y Gary.

Pokémon: Los orígenes se narra igual con los videojuegos originales y mantiene la esencia de los mismos aportando elementos que el anime desestimó. Aparecen las MT (Máquinas Técnicas) con las que se pueden enseñar movimientos a tus pokémons, y siguen teniendo la forma de un CD. Al empezar cada capítulo, se ve cómo puede iniciarse una nueva partida o por el contrario continuar nuestra aventura, mostrándose en esta última los datos de juego, el tiempo que lleva Rojo caminando por Kanto, el número de pokémons que ha atrapado… Rojo acaba convirtiéndose en un entrenador de gran poder, sobre todo, gracias a su poderoso e imponente Charizard, su primer compañero en esta aventura.

pokemonlosorigenes0 pokemonlosorigenes2

Cada capítulo contiene una historia pertinente al juego, resumiendo al principio de cada uno los acontecimientos menos importantes. En el primero se va presentando la trama y los personajes, terminando con el combate entre Rojo y Brock. De agrado ha sido explicarnos (algo que ya suponíamos) por qué un líder de gimnasio utiliza pokémons de nivel bajo al principio de los juegos, ya que queda algo confuso que un líder combata con pokémons de nivel 10, por ejemplo. Esto queda justificado por el especial de forma que un líder elige sus pokémons conforme al nivel de los pokémons del aspirante a ganar la medalla de gimnasio. En el segundo capítulo Rojo se enfrenta al Team Rocket en el Pueblo Lavanda. Aquí consigue la pokeflauta y un objeto muy especial (la gran sorpresa que nos tenían guardada). En la tercera, Rojo se enfrenta al gran villano Giovanni, líder del gimnasio de Ciudad Verde y, finalmente en el cuarto capítulo, Rojo gana la Liga Pokémon enfrentándose a Azul en un combate frenético entre Blastoise y Charizard. Pero quedaba algo más. Azul le cuenta en cierto momento, estando herido que hay un pokémon muy poderoso en una cueva cerca de Ciudad Celeste. Rojo no se lo piensa dos veces y decide ir allí para saber cuál es ese pokémon. No era ninguna sorpresa que se trataba de Mewtwo, el clon de Mew. En un combate eterno, una vez usadas bastantes ultraballs (los que hemos jugado sabemos por qué ese detalle), Rojo y Charizard acaban derrotados hasta que ese objeto que consiguió en Pueblo Lavanda se activa, dando comienzo la gran sorpresa de Pokémon: Los orígenes, la mega-evolución de Charizard.

De esta forma, esta miniserie funciona como un producto que juega con transmitirnos ese carácter emotivo de una infancia feliz, y por otra parte es una magnífica presentación de una de las novedades que más ha dado que hablar entre la comunidad jugadores de Pokémon.

El soundtrack mantiene los temas del videojuego, aunque remasterizados. Los combates poseen más estrategia que en el anime, adquiere más importancia aún el tipo de los pokémons (porque aquel precioso detalle de Pikachu derrotando a un Onix aún lo tengo clavado en mi retina).

¿El problema de estos cuatro capítulos? Lo estúpido que resulta Azul a veces y que sólo son cuatro. Voto por un anime para Rojo, aunque se quiere mantener el anime de Ash. Al fin y al cabo, Rojo ha conseguido en cuatro capítulos más que Ash en diecisiete temporadas, consiguiendo atrapar incluso a los pokémons legendarios que se le han presentado. Bien es cierto que este producto puede dejar fríos a muchos, incluso a mí me deja con la miel en los labios por dejar momentos en el tintero, como el combate contra Misty o Lance. Pero no cabe duda que es un producto hecho con cariño y esfuerzo. Ojalá se hiciesen más cosas como esto. Un gran homenaje a Pokémon, uno de los mayores fenómenos mediáticos de la infancia de muchos.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario