Image Image Image Image Image Image Image Image Image

True blood, Sangre fresca

Por Diego Bordonau

EN SERIE

En un mundo cinematográfico plagado de aletargados chupa-sangres y anabolizados licántropos juveniles que destapó la saga Crepúsculo en 2008 poniendo de moda y causando una revolución mundial repleta de seguidores ávidos de historias de este tipo, llegaba por ese mismo año una serie diferente a todo esto, atraída por el emergente éxito y poder de atracción de las historias vampíricas que, aunque nunca dejaron de atraer, encontraron en el público más juvenil un gran filón. Así llegaba ese mismo año, Sangre Fresca como contrapunto para un público más serio y maduro.

Su título no puede ser más revelador porque eso mismo es lo que resultó, algo fresco y no visto hasta ahora en el que el mundo de lo fantástico tenía cabida en el de lo cotidiano, en una magnífica estampa sureña, Bon Temps, un pueblo ficticio en pleno corazón de la atrayente Louisiana, repleta de misteriosos y paranormales sucesos entre espléndidos parajes. Un perfecto escenario para desarrollar la imaginación al máximo eso lo que lograron los  guionistas y productores de esta serie, nos dieron rienda suelta a nuestra imaginación en un mundo habitado por vampiros milenarios que conviven con el resto en lo que parece un aparente buen entendimiento, hadas luminiscentes con poderes ocultos que sirven una apetitosa comida criolla en el Merlotte´s Bar & Grill, regentado por cambia-formas capaces de convertirse en cualquier animal en un rápido parpadeo; cómo no, motorizados licántropos conduciendo sus Harleys y liderando la manada, hasta brujos y brujas inquisitivas en poseídos cuerpos de tranquilas vecinas o Ménades mitológicas dispuestas a acabar con toda la humanidad a base de bacanales orgías, todo un sinfín de extraños personajes llenos de una poderosísima atracción.

trueblood2

La serie causó una fuerte sensación llegando a estar nominada en su primera temporada a la  mejor serie dramática en los prestigiosos Globos de Oro de Cine y Televisión, ganando uno de ellos por la interpretación de su protagonista Sookie Stackhouse, una crecidita, para bien de todos, niña de El Piano que nos sorprendió a todos ganando su primer Óscar allá por 1993, Anna Paquin, dándonos una interpretación enérgica y sensual de la jovencita medio-hada incomodada con sus extraños poderes y reclamando ser “normal” en un mundo en el que nadie lo es. Aparte de Paquin, se dan cita otros actores que también han encontrado un hueco entre los espectadores cosechando grandes seguidores y fans, sobre todo entre las femeninas, aunque desconocidos por la mayoría ya que su terreno es el de la televisión y no como Paquin que llega del cine donde todos sabemos tiene una mayor difusión y repercusión. Destacar dos nombres, el vampiro Bill Compton que aparte de tener un tórrido y apasionado romance que sube la temperatura de cualquier televisor con la Skookie televisiva también lo es fuera de las cámaras ya que son pareja en la vida real, añadiéndose a este dúo un tercero, el sueco Alexander Skarsgard como el sheriff Eric Northman, un vikingo vampiro que regenta el local más cool de la zona, el Fangtasia, completando este sensual triangulo erótico-amoroso.

trueblood3

La serie actualmente emite su sexta temporada en la cual estamos inmersos, concretamente en el capitulo 4 de un total de 12, dándole una vuelta de tuerca más a las enrevesadas historias que allí se dan cita aunque su futuro es incierto ya que no se ha confirmado una séptima temporada ni tampoco se ha anunciado que esta fuese la última, manteniendo un aceptable nivel de audiencia que oscila entre los 4-6 millones de espectadores de media. Así pues,  mientras se deciden, podemos disfrutar de los doce nuevos capítulos de esta temporada. La serie se emite para el canal por cable más popular de America, la HBO, de gran calidad en cuanto a series se trata y con una larga carrera de éxitos a sus espaldas entre los que destacan Juego de Tronos, Boardwalk Empire, todavía en antena, o las ya desaparecidas y míticas A dos metros bajo tierra, Carnivale o Los Soprano.

En lo musical dos propuestas, destacar su tema principal Bad Things, una pegadiza canción country de Jace Everett al más puro estilo southern que difícilmente se te quitará de la cabeza una vez la escuches, con unos títulos de crédito iniciales especialmente acertados que resumen la simbología e idiosincrasia de lo que veremos a continuación, una pequeña obra maestra. Y el otro tema es lo que ha sido la promoción de esta sexta y nueva temporada con otro tema hipnótico e igualmente desconcertante videoclip de la banda folk rock de North Carolina, Delta Rae. Un buen plan para este verano de largas y asfixiantes noches de calor, nada mejor queSangre Fresca.

truebloodvideo1 truebloodvideo2

Comentarios

  1. Sara Márquez

    Me encanta esta serie y cómo la has reflejado.

  2. Diego B

    Gracias Sara!! Es difícil plasmar 6 temporadas en un pequeño escrito pero veo que lo he conseguido al leer tus palabras. Un saludo.

Escribe un comentario