Image Image Image Image Image Image Image Image Image

The Walking Dead, un Apocalipsis de lo más realista

Por Lourdes Lueiro

The Walking Dead es una serie de las grandes, de las que enganchan desde el primer capítulo, de las que no puedes dejar de ver y necesitas saber qué pasará en el siguiente episodio, de las que sorprenden y acojonan, en definitiva, es una serie de esas que todos buscamos y que, a veces, es tan difícil encontrar; con unos personajes muy bien construidos, una trama sobresaliente, y un realismo y una verdad complicados de hallar en series que tratan la ficción más surrealista.

En un principio me costó bastante decidirme a verla, no suelen gustarme las historias de zombies, y que estuviese basada en un cómic tampoco me parecía demasiado atrayente, pero una vez que me puse a ello la verdad es que ya no pude parar, cada episodio me pedía otro, y el tiempo entre temporada y temporada se me hizo (y se me hace, claro) eterno.

La serie lo tiene todo, acción brutal, intriga y misterio, celos y amor, muertes inesperadas, terror salvaje y una buena dosis de drama.

La trama es bastante sencilla (aunque el desarrollo es muy muy sorprendente e impactante), Rick, el protagonista, es oficial de policía (al igual que su amigo Shane), y en una de sus jornadas de trabajo, sufre un percance que lo lleva al hospital en estado de coma.
Al despertar, el hospital está abandonado y el mundo que él conocía ya no existe, Rick se encuentra en medio de una epidemia zombie de dimensiones apocalípticas, y así decide ir en busca de su familia (su mujer y su hijo), pronto les localiza (ellos le daban por muerto) junto a un grupo bastante extenso de supervivientes (liderados hasta ese instante por Shane, aunque a partir de ahí el rol de líder lo toma Rick); en ese momento comenzará su lucha por salir adelante, su realidad se volverá cada vez más sombría y en medio de la desesperación tendrán que hacer cosas que no se imaginarían hacer jamás, aún así los pocos que van quedando, se convierten en una gran familia, apoyándose y llegando a matar o morir unos por otros.

thewalkingdead2

Hay unos cuantos personajes destacables por encima del resto (aunque todos son muy importantes) empezando por el propio Rick, el líder del grupo, un hombre valiente, leal, que lo da todo por los suyos y que lleva un dolor acumulado bestial, que a muchos nos haría tirar la toalla, sin embargo él, aunque con momentos débiles, sigue adelante sin pestañear, todo sea por la felicidad y la protección de su hijo Carl.
Siguiendo con Shane, un tipo duro, frío, con actitud chulesca, y un poco cobarde tal vez, capaz de vender una amistad por una mujer, capaz de sacrificar a quien sea por su propia salvación, pero que a pesar de todo posee un carisma que le hace diferente.
También nos encontramos a Glenn un asiático con un corazón inmenso, lleno de ternura, que lo da todo por el resto, que hace que la serie tenga ese puntito de humanidad que tanto se agradece, Glenn conocerá al amor de su vida en el medio del horror y tendrá que lidiar también con eso.
Hersel, un personaje que aparece en la segunda temporada y que para mi tiene una importancia vital en la serie, es un anciano que me produce un especial cariño, que aporta la cordura que le falta al grupo, que es todo dulzura y sabiduría, y que tiene esa mirada que hace que confíes ciegamente en él. Hersel tiene dos hijas, Beth (una niñata bastante repelente) y Maggie, una tía con un par, de buen corazón y muy inteligente, que vivirá una hermosa historia de amor con Glenn.
Michonne, personaje que aparece en el último capítulo de la segunda temporada para que en la tercera cobre una importancia de lo más relevante, es una todoterreno, de pocas palabras pero con una fuerza, una valentía y unas habilidades magistrales, posee un corazón noble y aporta al grupo una buena dosis de seguridad.
Y desde luego, mi personaje favorito, lo mejor de la serie de lejos (y eso que ya es buena de por sí), Daryl Dixon (interpretado por el grandísimo Norman Reedus, y personaje creado sólo para la serie, en el cómic no existía) , un personaje lleno de matices, que comienza como un tipo duro, salvaje, sin reglas y un poco alejado del grupo, para terminar siendo la mano derecha de Rick, el compañero inseparable, el que da consejos, el que ayuda sin pedir nada a cambio, el que tal vez se enamore (o tal vez no). Daryl es valiente, leal, el pilar fundamental del grupo, posee unas habilidades imponentes y una gran destreza física; su único punto débil es su hermano Merl (tampoco existía en el cómic), un tipo despreciable, abominable, asqueroso, que sólo es una piedra en el camino de su hermano.
Hay muchos más personajes, también con mucha importancia y cada uno con su mundo particular, como Lori (la mujer de Rick), un poco petarda, y en cierto modo traidora, pero cariñosa y dulce, el entrañable Dale, la atrevida y confiada Andrea, que tuvo que sufrir bastante, Carl (hijo de Rick y Lori) que siempre está metido en todas, que provoca bastantes problemas pero que acaba creciendo, madurando y armándose de valor, Carol, una mujer buena, sencilla, que encuentra el apoyo necesario en Daryl ya que la vida la ha tratado demasiado mal ( una de las subtramas más importantes es la desaparición y búsqueda incesante de su hija Sophia). T-Dog, otro de los personajes más entrañables, un chaval que busca huir en vez de enfrentarse, pero que cuando hay que hacerlo es el primero en tender la mano; y por último, El Gobernador, que aparece en la tercera temporada, y el único de los nombrados que no está dentro del grupo, un ser mezquino, despreciable, sin principios morales, con una maldad digna del peor ogro y un gran obstáculo al que tendrá que hacer frente el grupo, mucho peor aún que los zombies, un hombre cruel, déspota, inhumano, despiadado, violento y completamente insufrible.

The Walking Dead fue desarrollada por Frank Darabont, director de una de las más grandes obras maestras del séptimo arte, Cadena Perpetua, y de otra de las más grandes joyas del cine La milla verde; el episodio piloto de la serie de sesenta minutos de duración fue estrenado por la cadena AMC el 31 de octubre de 2010 y fue acogida con un gran éxito por crítica y público, que a día de hoy y después de tres temporadas, todavía le acompañan las buenas opiniones tanto de expertos como de espectadores.

Sólo me queda desear que no retuerzan demasiado la serie, que no la líen como hacen con tantas otras, que las temporadas que vengan sigan la línea que llevaron las anteriores, que no decaiga en ritmo, que la trama siga siendo igual de emocionante y sorprendente, y que los intérpretes más importantes no abandonen. Y ahora sí, se la recomiendo encarecidamente a quien aún no la haya visto, es realmente inmejorable, no hay un sólo instante en el que defraude, eso sí, tendremos que estar preparados para alguno que otro llanto debido a su impactante carga emocional, preparados para tener el corazón en un puño, y preparados también para que alguna que otra vez se nos revuelvan las tripas hasta límites insospechados.
Quedáis avisados, impresionante y maravillosa, merece la pena mucho.

Comentarios

  1. Adrian Pena

    Espero que la cuarta temporada continúe con el nivel que dejó la tercera.
    Tengo ganas ya de que llegue al igual que Homeland.

  2. Lourdes lueiro

    Yo también espero que siga al mismo nivel, deseando ya verla, y Homeland la tengo pendiente, un día de estos empiezo a verla. Saludos Adran y gracias por comentar!!!

  3. Adrian Pena

    Homeland para mí es lo mejor que el thriller a dado en forma de serie. Todos los capítulos muy buenos, siempre hay intriga y cada capíyulo te deja ganas de más.
    Me vi las dos temporadas en menos de una semana. Muy buenos sus actores principales.

  4. Lourdes Lueiro

    Me entran mas ganas de verla aún con tus palabras Adrián, me pondré a ello pronto, ya te diré que tal, un saludo!!

  5. Manuel G. Mata

    Muy buena crítica de la serie Lourdes, resumen muy bien lo que es, yo estoy enganchadísimo y me parece la mejor serie del momento junto a Breaking bad, sin embargo, a pesar de la buena adaptación que tiene la serie respecto al cómic, no es del todo fiel, hay muertes que suceden en la serie y no en el cómic, sucede lo mismo al contrario, pero el cómic otorga a la historia algo que la serie no consigue transmitir del todo, que es la miseria humana, hasta dónde somos capaces de llegar y lo que somos capaces de hacer por sobrevivir. Los cómics son una pasada, una maravilla, y si la serie sigue caminando por el mismo sendero que la historia original (salvando las distancias que hay que salvar para conseguir hacer una adaptación) te aseguro que les queda mucha mili por delante a Rick y a sus amigos. ¡Un saludo!

    • Lourdes lueiro

      Me leí unos cuantos capítulos del cómic, y la verdad es que demasiado fiel no es pero bueno que a mi la serie me apasiona, y me sorprendieron un montón de cosas, sobretodo las muertes de algunos protagonistas (sólo espero que no me maten a Daryl), ojalá la temporada 4 sea tan buena como las anteriores, y como digo en la crítica espero que no la líen mucho. Un saludo Manuel, y muchas gracias por tu comentario!

Escribe un comentario