Image Image Image Image Image Image Image Image Image

The Americans

Por Jose Luis Ferreirós

Tras un debut bastante aceptable en la televisión yanqui, The Americans aterriza en España a través de la FOX con la satisfacción de haber renovado por otra temporada. Ambientada en los años 80 durante la Guerra Fría.

Creada por el ex agente de la CIA Joe Weisberg.

the_americans1

‘Vivimos lo que nos toca vivir’

Así de jodido: un matrimonio (tras 15 años) y con dos hijos. Como una familia ejemplar, acomodada, típicamente americana, viviendo en una residencia de Washington DC.

¡Y una mierda!
¡Mentiras! ¡Engaños! Tapaderas tras una agencia de viajes…
Phillip y Beth son espías. Y enfrente, como vecino, un agente del FBI.

Suele decirse que el amor mueve montañas; en esta serie las montañas se mueven por principios e ideales. Sopesar completamente la razón conductual de los personajes o evaluar sus psiques etnocéntricas e intragrupales; muy difícil. Pero lo cierto es que están ahí, en su bando, esperando una simple acción para reaccionar y apoyarse en algo y así oprimir el gatillo justiciero; es la guerra, y en ella todo vale.

the_americans2

¿Entre lo bueno o lo malo?’

No todo es favorable.
Los intérpretes son mejorables, el tempo narrativo es irregular y los primeros capítulos son más bien flojos. En demasía, tal episodio piloto; el recurso tosco de la analepsis -flashback- evidencia que la supervisión del director en el montaje no fue la adecuada. No obstante, la trama se mantiene a flote gracias a un guión intrigante y direccional.

Además, la papeleta a la que se enfrenta The Americans no es cómoda. Carga con el hecho de iniciar su recorrido después del triunfo sustancial de Homeland. Los responsables han decidido ir completamente al grano. Al finalizar la primera temporada se puede apreciar un producto atrevido y bastante rentable, aún a expensas de su arranque regular. De hecho podría decirse que el resultado final supone una de las revelaciones seriéfilas del 2013, donde despuntan desde la crítica Utopía u Orphan Black.

Escapar de premisas tópicas es complicado, aquende no ocurre lo contrario. Pero sí es cierto que el conjunto está narrado con cierta solidez y coherencia. No habrá demasiadas vueltas de tuerca, no serán necesarias. El suspense está garantizado.

Safo de Lesbos dijo una vez: “Lo que es bello es bueno, y lo que es bueno, no tardará en ser bello“. Finiquitados los 13 primeros episodios, me atrevería a decir que la serie se halla en buen suelo.

the_americans3

‘Un trabajo entre las piernas’

El negocio es lo que tiene. A veces hay que dar lo mejor de sí. En ocasiones se hará uso de la valía sexual. Habrá que “relacionarse” con el enemigo y descubrir su punto flaco. Disfrutaremos de “paisajes cachondos” sin la necesidad de mostrar más de lo conveniente. Menos explícita de True BloodSpartacus,… Menos putera que Nip/Tuck.

En definitiva, The americans es un inequívoco entretenimiento. Ofrece dosis criminales de balde, violencia, muertes, acción licenciosa, trabas familiares y crisis estatales. En la serie de Howard Gordon la esencia se palpa desde el primer minuto. Aquí, hay que derribarla de a poco, a fuego lento, violentando cada episodio como una sensación gradual, progresiva.

¿Que si vale la pena? Seguro.

Comentarios

  1. deiv

    Buena aportación. Habrá que preparar el equipo audiovisual para empezar con “The Americans” para paliar los efectos del mono hasta septiembre (regreso de “Homeland”). Muy útil. Me pongo al lío.

Escribe un comentario