Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La serie de los noventa. Friends

Por José Manuel Morales

Supongo que la acabaría conociendo de un modo u otro ya que es una referente mundial y una de las mejores comedias de situación que jamás se han hecho. Es un icono de los noventa, pero agradezco a ese amigo que tuve a los trece años que me enseñó que en el viejo y ya recordado con agrado (antes no), Canal plus emitían en abierto Friends. Todos sabemos de que serie se trata y a que argumento responde. Todavía, más de veinte años después de su cierre, su fanaticada la recuerda y se emite con éxito en los canales temáticos.

 La vida de seis treintañeros en Nueva York y sus relaciones, trabajos, complejos y sentimientos alrededor de un café en el famoso y coqueto Central Perk. Empezó Courtney Cox alias Mónica, en el primer episodio rodeado de sus cuatro amigos en el Central Perk y se agregó a ellos una fugada novia Jennifer Aniston.  Luego vino lo demás, la vida junto a estos cinco amigos nuevos que le hicieron ser independiente y que la acogieron como si fuera su familia, mejor que ella incluso. La historia se fue construyendo con el éxito del público desde el primer momento y se fueron haciendo grandes unos personajes que parecían reflejar un poco de cada persona que veía la serie. Una teleserie llena de problemas sociales de la época, donde se  compartían sentimientos, vivencias y amores. Rachel rápidamente cayó en el embrujo de Ross, pero antes tuvo que dejar a su novio italiano Paolo. Se formó la primera pareja mientras los demás personajes la buscaban. Mientras tanto Ross tuvo sus ligues y se hizo con ese mono capuchino llamado Marcel que lo acompañó una vez se quedó sin su esposa que se determinó como una lesbiana con novia que quería criar a su hijo con su novia, pero que quería mantener una buena relación con su ex marido. Phoebe descubrió que vivía su madre genética y la conoció y aceptó ser la barriga que criara a los niños de su hermano y la novia de éste al no poder hacerlo ellos. Chandler iba de salto en salto con distintas tías fracasando miserablemente mientras trataba de evitar cualquier cena de Acción de Gracias debido a sus malos recuerdos en el pasado con su extraña y disfuncional familia de un padre que se hizo travesti y una madre muy moderna que era escritora erótica. Joey trataba de hacerse actor y no dejaba de conseguir chicas de un lado a otro debido a un sex- appeal y Mónica no lograba casarse, tener hijos y de tener novios fueran de las edades que fueran (desde jovencitos de universidad hasta el famoso doctor interpretado por Tom Selleck).

friends5

Fueron pasando las primeras temporadas, los personajes iban avanzando y se fueron viendo cambios en los personajes. Chandler empezó a tantear a Mónica y Mónica, aun rechazándolo, se acercaba más a él hasta que en la boda en Londres entre Emily y Ross (ya había dejado a Rachel un tiempo antes,) se liaron. Joey encontró trabajo como el doctor neurocirujano Drake Ramoray en la telenovela “Los días de nuestra vida”, Phoebe parió y le dio trillizos a su hermano  y Ross se “casi casa” con Emily pero le dio por decir “Rachel” en el altar en lugar del nombre de su novia. Ahí comenzó el declive de la serie. No dejaba de ser buena, pero ya no fue lo mismo. La frescura de los personajes se marchó un poco y se quedaron más los estereotipos.  Chandler se ridiculizaba a menudo, Mónica  se volvió una neurótica de la limpieza y extremadamente competitiva, Joey se volvió una caricatura de actor fracasado un poco idiota, Ross en un tipo demasiado aficionado a casarse y divorciarse, Phoebe extendió una barbaridades sin fin de excentricidades, pero en un tono menos dulce que al principio y Rachel en una pija un tanto superficial un poco tonta y desesperada por los tíos. La cosa es que aun así, y mira que se vio un bajón en los personajes y en las tramas, seguía siendo una serie muy buena y la gente no dejaba de verla. Los actores se embolsaron mucho dinero por trabajar en ella y se fueron convirtiendo en mucho más que actores de series (entonces era el refugio de los actores mediocres, ahora esto ha cambiado y los actores buscan denodadamente las series de la HBO para crecer como actores. ¡Qué cosas!). Lo más gracioso es que la serie tiene tramas que hoy día resultan bastante cercanas a la realidad que vivimos. No es como ver Cosas de casa o Los problemas crecen que quedan muy almibarados y de otro tiempo. Friends supuso algo distinto en la gente y tomó el testigo de Melroce Place o Beverly Hills 90210 que tocaban temas más actuales a la época. Fue una gran serie. Todos las recordamos y aunque pase el tiempo, los presentadores y periodistas de turno no dejan de preguntar a los actores de la serie de cuando van a volver los seis amigos de Manhattan. Y Dios sabe que estaríamos todos los seguidores allí para ver una nueva temporada, pero es mejor dejar en el recuerdo la historia y que la pongamos en un pedestal con el paso del tiempo las cosas buenas crecen hasta convertirla en mágica a través de la memoria y volver sería una decepción. Ahora los actores tienen suerte dispar hay gente que triunfa en su vida como Aniston o Kudrow que tiene una serie de culto como Web Therapy y otros que están muy quitados de en medio como Leblanc, Schwimmer o Courtney Cox. Hacen su vida como pueden lejos de la mejor serie de los noventa y que tuvo un record de audiencia en su último capítulo dispuesto en 2004. Nos quedaremos con el recuerdo y esas primeras y excelentes temporadas con ese juego de futbol americano entre chicos y chicas, ese viaje a la playa, las primeras canciones de Phoebe en el Central Park, esas iniciales charlas sobre hombres y mujeres, esos novios y novias fugaces que aparecían y desaparecían (mención especial para Janice y su “¡Oh Dios Mio!”), y con el resto de temporadas de un buen nivel también. Fue una serie magnífica y pocos la recuerdan de otro modo que no sea así.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Jose Manuel Morales

    La serie de mi vida. Merecía que le hiciera un pequeño homenaje

  2. Enrique Fernández Lópiz

    Y buen homenaje que le has hecho. Felicitaciones. Lástima que yo no vea series. Un abrazo colega

Escribe un comentario