Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La catedral del mar…muerto

Por Criticabrón

- Una producción televisiva española de generoso presupuesto que luce más en el aspecto formal que en el dramático.
- A este mar seco de emoción le falta sal y le sobran dudas.
- El mejor efecto especial es el morbo que despierta Natalia de Molina.

En el Festival de Televisión de Vitoria se ha estrenado el primer episodio de la miniserie La catedral del mar. Basada en una novela homónima de gran éxito, que no he leído, tenía la sensación previa de que se trataría de una historia emocionante e intrigante tipo Los pilares de la tierra de Follet.

Pero, al menos para mí, nada que ver con la realidad. Tiene un ritmo tan lento que hasta para mi acompañante, que es un persona extremadamente paciente, le ha resultado complicado de soportar. Otro detalle que puede respaldar mi percepción es que numerosas pantallas de móviles se han iluminado en el lugar de proyección. Entre ellas, la de una jovencita atractiva que estaba sentada justo a mi lado y que me ha hecho más llevadera la sesión.

lacatedraldelmar2

La primera escena me ha recordado a la interesante y excesiva película de Tinto Brass Calígula. En ella, una escena trataba sobre el derecho de pernada de los gobernantes sobre las mujeres recién casadas, antes de que el infeliz marido pudiera, si es que no lo había hecho antes, consumar el matrimonio. Follársela, vamos.

Es una situación dramática de gran fuerza que no culmina con la catarsis de una  inmediata venganza violenta que hubiera supuesto la liberación e implicación del espectador de golpe -nunca mejor dicho- con la historia.

Otra reflexión que me ha suscitado el visionado del episodio es que trata de un periodo de la historia catalana, como si no tuviésemos suficiente en otros destacados campos audiovisuales como son los informativos televisivos.  Así que algunos catalanes dicen que el estado español les oprime y uno de los dos principales grupos audiovisuales españoles les dedica una serie. Curioso.

En definitiva, ‘La catedral del mar’ es una propuesta audiovisual que no va a contar conmigo entre sus espectadores. Y por, entre otras cosas, su ritmo mortecino, tampoco creo que consiga seducir a los espectadores más jóvenes, como, la deliciosa adolescente que tuve la suerte de que se sentara junto a mí.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Enrique Fernández Lópiz

    Pues sí que eres criticabrón… lo digo en broma claro pues no soy de ver series, pero por lo que dices, esta menos. Saludos camarada!!

Escribe un comentario