Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Juego de Tronos avanza a sangre y fuego

Por Javier Fernández López

Ya en el ecuador de uno de los fenómenos mediáticos del momento, Juego de Tronos está demostrando, capítulo a capítulo, que es uno de los entretenimientos más completos y satisfactorios de los últimos años. La adaptación de Canción de Hielo y Fuego escrita por George R. R. Martin está logrando unos números impresionantes. No es para menos, la cuarta temporada está siendo la más dinámica y directa de toda la serie. No sólo nos encontramos en el ecuador de la cuarta temporada, además estamos justo en la mitad de la historia. La serie finalizará aproximadamente en el 2018, y mientras tanto tenemos mucho que disfrutar y saborear.

«Combatiré la injusticia con justicia».

Temporada tras temporada, la serie ha ido aumentando el presupuesto, y eso se nota en pantalla. Los escenarios, el número de actores que vemos en escena, los efectos especiales,… todo es más grande. Incluso las batallas resultan más espectaculares. Se nota, pues, la confianza que deposita la HBO en este producto, que no sólo funciona en televisión, sino a nivel de merchandising.

Se han sumado nuevas caras a las ya conocidas, como Pedro Pascal, que interpreta al Príncipe Oberyn o Alisdair Simpson, al que veremos haciendo de caballero del valle. Cabe señalar que, como cada temporada, se suma alguna actriz proveniente del mundo de la pornografía. Al fin y al cabo, Juego de Tronos se ha caracterizado por ser una serie sin pudor alguno, pero conforme avanzaba la serie ha sido cada vez más difícil ver desnudas a sus actrices principales, sobre todo en lo que respecta a la gran estrella de la serie, Emilia Clarke, que interpreta a Daenerys Targaryen. A la chica la veremos en la nueva entrega de la franquicia Terminator.

juegodetronos2

El primer capítulo de la cuarta y nueva temporada sirvió a modo de presentación para las nuevas tramas y otras que no finalizaron en la anterior. No tardó mucho en llegar el gran capítulo que revolucionaría las redes sociales: «El león y la rosa». Como diría el propio George R. R. Martin, el gran suceso del capítulo es un motivo para que los lectores se sientan un poco mejor a la hora de avanzar con la historia, que no todo sea negro y gris para los buenos. Personalmente, miedo me da George R. R. Martin después de aquella fatídica “Boda Roja”. Curiosamente, siempre que hay un casamiento en la serie, sucede algo importante y sorprendente, algo que nos deja con la boca abierta. Se ve que el autor odiaba las bodas, los puros, y todo lo referente a los casamientos. Aunque todo hay que decirlo, me parece muy curiosa la tradición del encamamiento.

Jon Nieve, Arya Stark, Daenerys Targaryen y Tyrion Lannister son ahora los grandes protagonistas de la serie, cuatro héroes, cada cual a su modo, con un objetivo. La madre de dragones ya ha tenido en cuatro capítulos bastantes buenos momentos. Realmente, sus escenas suelen ser las más potentes, y eso es lo que lleva a pensar que el camino de la liberadora de cadenas es el mismo camino del célebre personaje mitológico Ícaro. Estar muy cerca del Sol puede ser peligroso. Por su parte, Jon Nieve está cerca de convertirse en el gran héroe de Poniente, mientras que su hermana Arya forma un dúo sobresaliente con Sandor Clegane, El Perro. Estos dos últimos tuvieron el privilegio de darnos uno de los mejores finales de un capítulo en esta serie, acabando el primer capítulo de la cuarta temporada de una forma fabulosa a la par que divertida.

Pero el que se lleva toda la atención este año es sin duda alguna Tyrion Lannister (Peter Dinklage), que ha tenido su momento de oro en el sexto capítulo y aún falta por ver mucho, muchísimo, sobre su desenlace en esta temporada. De momento ha sido Trending Topic mundial en Twitter precisamente gracias a este capítulo, «Las leyes de los dioses y los hombres».

Lo que sí se echa de menos son algunas batallas, algo más de acción. No falta de grandes diálogos, carece de cierto belicismo. Es lógica por una parte, la Guerra de los Cinco Reyes “ha terminado”, pero realmente no es hayamos visto muchas muertes por ahora, por lo menos para lo que estábamos acostumbrados. Vamos, que falta sangre, aunque visto el desarrollo de los capítulos, algo me dice que algo de sangre sí que vamos a ver.

Está claro que las series han cogido el comando del entretenimiento audiovisual. Finalizada hace meses la fabulosa tragicomedia Breaking Bad y terminada la sorprendente True Detective, Juego de Tronos se ha convertido, personalmente, en el mejor entretenimiento posible, y lo único negativo es que sólo son diez capítulos por temporada. Lo tiene todo para convertirse, una vez acabada, en una de las mejores series de la historia. Y lo hará a sangre y fuego.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario