Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Hijos del Tercer Reich

Por Juan Ignacio Dueñas

Se acaba de emitir en España, a través de Canal Plus, la serie alemana, producción de la ZDF (canal público de televisión alemana) y de la ORF (canal público de la televisión austriaca), junto a otras productoras, Hijos del Tercer Reich, en alemán el título original es Unsere mütter, unsere väter (Nuestras madres, nuestros padres), que se ajusta mucho mejor a lo que la película muestra que el pomposo título que se le ha puesto en España.

Aunque se ha presentado como miniserie, en realidad se trata de una película de 270 minutos dividida en tres partes por efectos de su comercialización, estamos ante una obra unitaria y no una sucesión de capítulos que sería lo más propio de una serie.

hijosdeltercerreich2

Hijos del Tercer Reich comienza en la primavera de 1941, por tanto, la guerra ya lleva camino de dos años de duración, cuando cinco jóvenes amigos, alrededor de la veintena de años, se reúnen para despedirse, pues dos de ellos –hermanos- parten al frente, y otra de las componentes del grupo que se ha alistado en la Cruz Roja también sale de Berlin, en este caso hacia la retaguardia del frente del Este. Hasta ese momento el devenir de los acontecimientos es muy favorable al ejército alemán y se despiden con el deseo, e incluso la convicción, de reunirse de nuevo en Navidad, ya con la guerra concluida y con victoria alemana.

A partir de ese momento los caminos de los cinco amigos se irán bifurcando y ante los ojos del espectador irán apareciendo las distintas vicisitudes por las que estos jóvenes irán pasando. Vicisitudes propias de una guerra brutal, como las de toda guerra, que les marcarán de por vida a aquellos que sobrevivan a ella.

El personaje del hermano más joven de los dos -parte con 19 años al frente- dice al comienzo de la película que la guerra sacará lo peor de cada uno de ellos, y así será. Si el hombre, como dijo Hobbes, es un lobo para el hombre por su propia naturaleza, puesto en una situación límite como la que nos ocupa, su crueldad, sobre todo, la de los más cobardes puede llegar a ser infinita.

Queda patente también, a lo largo de la proyección, que un único ser humano puede ser capaz de hacer lo más grande y lo más bajo en cuanto a actos morales, que tan sólo hay que darle oportunidad para ello, y a veces en un mismo día.

Con una buena dirección, unos magníficos decorados dentro de una ambientación superior, gran fotografía, preciso montaje e interpretaciones convincentes, estamos ante un excelente trabajo que merece verse. El único “pero”, bajo mi punto de vista, puede estar en parte del guión, pues los cinco amigos terminan pareciendo que nunca se han terminado de separar por las veces que unos y otros se van encontrando a lo largo del desarrollo de la acción. Muchos sentimientos, reflexiones sobre la propia condición humana, nos interpelarán al ver esta obra y, por supuesto, nos aparecerán datos de una historia que cambió a Europa, que tal vez no conocíamos o tan sólo los conocíamos muy superficialmente, todo ello indicado de forma muy sutil, pues esta película no enfatiza ni hace hincapié en nada, como si el espectador fuera tonto e incapaz de entender aquello que ve, sino que se limita a mostrar unos hechos, con gran fuerza en sí mismos, que no les hace falta ser recalcados.

Casi al final de la cinta, uno de los personajes, que hace de narrador, hace una reflexión: «Muy pronto sólo habrá alemanes y ningún nazi en este país pero, ¿quiénes somos?» Creo que esta pregunta, hoy en día, tiene fácil respuesta y, a pesar de todo, positiva.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Magnífica serie de la que destaco dos cosas.

    1- La ambientación y la cámara. Los decorados, los trajes, las localizaciones,las explosiones, todo está muy trabajado. La cámara en las secuencias de batalla es fantástica, se mueve muy bien, ya sea detrás de un soldado en plan persecución o transmitiendo la angustia de estar en una emboscada o en un sitio cerrado.

    2- La narración. La historia es muy, pero que muy buena, los personajes y la relación entre ellos es IMPRESIONANTE pero el modo de narración me parece lo mejor de la serie. Consigue transmitir todos los sentimientos de la guerra, como son el arrepentimiento, la cobardía, la valentía, el coraje, la lucha y sobre todo como es capaz de cambiar todo y a todos. Como bien dice, “La guerra saca lo peor de nostros”.

    “Éramos cinco, cinco amigos”. Toda la narración gira en torno a esa premisa y lo hace de maravilla.

    “Hermanos de Sangre” es más grande y más completa (además de ser diferente en perspectiva) pero con apenas tres capítulos “Hijos del Tercer Reich” se ha ganado estar a su lado en la estantería.

  2. Pia Torres

    ¡Muy buena, es una propuesta que aborda este suceso histórico de una forma muy peculiar! Desde mi punto de vista creo que es una miniserie bastante atractiva que sin duda causó algunas diferencias pues la mayoría de los críticos y espectadores creen que de alguna forma esta serie humaniza o justifica a los nazis y deja atrás lo negro de los alemanes. Lo cierto es que la serie cautivó a miles de personas y consiguió captar la guerra desde otro punto de vista; el de cinco jóvenes que empiezan siendo unas personas en 1941 y acaban siendo otras muy distintas en 1945, poseídos por el dolor y el arrepentimiento.

Escribe un comentario