Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Gossip girl, la reina cotilla

Por Lourdes Lueiro

Imagino que todos escucharíais más de una vez hablar de Gossip Girl, traducido al castellano como La reina cotilla, un título que resume bastante bien las seis temporadas de la serie, porque al final lo que todos deseábamos saber era quién narices respondía al nombre de “La reina cotilla” (sorpresón final incluido, y además decir que en la versión original, la voz de esta blogger era la de la actriz Kristen Bell). Pero empezando por el principio diré que Gossip Girl es una serie americana que cuenta la “dramática” vida de varios adolescentes en el lujoso Upper East Side de New York, la mayoría de familias ricas y poderosas, todo ello basado en las novelas homónimas de Cecily von Ziegesar.

Cada uno de los protagonistas está muy bien perfilado, con una personalidad muy marcada, haciendo así que cada persona que visualice la serie se sienta identificado/a con unos o con otros, por esa razón, vamos a “despedazarlos” uno a uno; merece la pena, ya que todos tienen mucha “chicha”. Comenzamos…

Blair Waldorf -la abeja reina, niña rica, guapa, pija, consentida, caprichosa, celosa y con un gusto exquisito, incluso con un punto malicioso evidente-, podríamos decir que no tiene escrúpulos; cada personaje femenino con el que se encuentra parece ser su rival, aunque logra mantener una estrecha relación de amistad con la otra protagonista de la serie, Serena (con sus altibajos claro, su amistad es uno de los puntos fuertes de la historia). El amor le llega de la manera más inesperada (aunque para ello deba besar a unos cuantos sapos) y con alguien que jamás se imaginaría, su “amigo” Chuck Bass, otra de las mejores historias de la serie.

Serena van der Woodsen -la otra protagonista femenina-, la única que consigue hacerle sombra a Blair, con ella da comienzo el primer capítulo de la serie y con ella termina el capítulo final. Serena es atrevida, tremendamente sexy, con pocos miedos, siempre va hacia delante y se obliga a no mirar atrás, de familia rica, su pasado es un tanto truculento. Posee buen corazón, aunque comete errores garrafales durante su vida; su relación de amistad más estrecha se da con Blair, ellas son amigas y rivales; sus relaciones de pareja fueron múltiples (ya que Serena es bastante, digamos, promiscua), aunque las más destacadas fueron con ”El chico solitario”, Dan Humphrey, el amor de su vida, y con el mujeriego Nate Archibald.

Chuck Bass -el alma de la serie-, insensible, sin corazón, déspota, manipulador, poco amigo de sus amigos, con problemas de drogas, problemas en general, más bien. Un niño rico al que no le importa nada ni nadie, arrogante, fanático de las fiestas y de las mujeres, considerado el anti-héroe; aunque eso sí, es para mí el personaje con mayor evolución en toda la trama, ya que se nos presenta con todos esos calificativos negativos que acabo de exponer, pero a medida que el tiempo pasa, nos demuestra que todo lo malo viene por su triste infancia y que en realidad no es tan perverso como se nos pinta, todos tenemos un corazón, aunque sea en el fondo, o eso quiero creer. Su mayor amistad durante toda la trama es con su colega de juergas, Nate Archibald, y el amor, ese que en un principio cree que no es para él, también le llega, con Blair como protagonista.

gossipgirl2

Nate Archibald -el chico de oro-, otro de los niños ricos del Upper East Side, mujeriego sin descanso, guapísimo y rubísimo, con un fondo maravilloso; su nobleza choca un poco con todas las cualidades negativas del resto, fiel a sus amigos del principio al final, tuvo muchos problemas con su familia a lo largo de la serie, pero gracias a su bondad siempre los llevó lo mejor posible. Prácticamente tuvo relaciones con todas las mujeres de la serie, la primera con Blair, su primer amor, aunque de quien estaba enamorado era de Serena (yo siempre pensé que acabarían juntos), a partir de ahí, la lista es casi interminable, las dulces Jenny y Vanessa fueron otras de sus conquistas. Su amistad más fuerte la vimos con Chuck, muy diferentes entre sí, pero complementándose todo lo bien que podían.

Dan Humphrey o “El chico solitario” como todos lo llaman. Dan viene de Brooklyn, de una familia de clase media-baja, tiene una hermana pequeña, Jenny, a la que cuida y protege por encima de todo. Es otro de los que más evolucionan temporada tras temporada, pero al contrario que Chuck lo hace de bien para mal, o por lo menos bajo mi punto de vista. Comenzó como un chico tímido y bueno, siempre contento, para finalizar pareciéndome un egoísta y una persona falsa -con dos caras-, creo que se portó bastante mal con todos los personajes de la serie y terminó siendo, para mí, lo peor de Gossip Girl. Aun así, por algún motivo que no voy a revelar, él es la moraleja de la serie, el chico pobre que pasa por encima de todo el Upper East Side. Su primer amor fue Vanessa y su relación más importante fue con Serena, juntando así dos mundos que poco o nada tenían que ver.

Jenny Humphrey -la hermana de Dan-, una niña caprichosa que sueña con riquezas y lujos y que, en cierto modo, siente lástima de sí misma y de todo su mundo, siente vergüenza de la clase social a la que pertenece, intentando aparentar muchas veces lo que no es. Jenny sueña con ser diseñadora y quiere intentar ser la más popular, llegando a rivalizar con la mismísima Blair. La relación con su hermano es todo lo buena que puede ser, con sus más y sus menos, y a nivel personal tiene una corta pero intensa relación con Nate.

Vanessa Abrams. Vanessa es guapa, sencilla, humilde, natural e inteligente, una chica de lo más normal metida de pronto en el ostentoso Manhattan. Su amistad y profundo enamoramiento hacia Dan la llevan a ese destino, en el que jamás llegó a encajar del todo, aun intentándolo con todas sus fuerzas. Ella, al igual que yo, también se fue desencantando de Dan poco a poco.

Hasta aquí los protagonistas, luego existen muchos otros personajes relevantes, como la madre de Serena, Lily, una mujer un poco estirada y muy orgullosa de sus riquezas. Ruffus, ex estrella de rock y el padre de Dan y Jenny, un hombre sencillo y normal que mantiene una relación con Lily que viene ya de un tormentoso pasado en común. Abby, la prima de Serena, que aparece en las últimas temporadas, para poner el mundo de todos patas arriba. Bart Bass, el malvado padre de Chuck, un ser despreciable  o la mala malísima Georgina Sparks, un personaje tan intrigante como estupendo.

Gossip Girl es una serie muy ligada a la moda, la belleza visual en cada capítulo reside, sobre todo, en los espectaculares modelos que lucen Serena y Blair, cada cual mejor; quizá sea ese uno de los motivos por los que me gusta tanto la serie y es que, para una apasionada de la moda como yo, todos esos modelazos con los que se nos presentan las dos protagonistas femeninas en todas y cada una de las secuencias son un regalo para la vista, estéticamente están siempre perfectas.

Tal vez sea más bien una serie de chicas -supongo que sí- pero la verdad es que Gossip Girl no deja indiferente a quien disfrute de ella. Seguramente con menos capítulos fuese aún mejor de lo que es, ya que considero que la enrollaron demasiado al final, pero aun así, la sigo recomendando por el mundo, ya que la considero un buen ejercicio para mejorar muchos de los aspectos de nuestra propia vida porque, al fin y al cabo, todos cometemos errores y todos esperamos una segunda oportunidad.

No os revelaré el gran SPOILER final de Gossip Girl, su identidad, más que nada por no chafar a aquellos que la quieran ver la gran sorpresa final que nos tenían preparada. Desde luego creo que fue el mejor final que pudieron darnos y, si nos hubiéramos fijado más en ciertos detalles, desde el principio podríamos haberlo descubierto nosotros solos, al fin y al cabo, ¿quién iba a ser sino “La reina cotilla”?

XO XO GOSSIP GIRL (besos y abrazos, La reina Cotilla)

Comentarios

  1. A mí la serie me enganchó mucho al principio, y conozco un montón de chicos que acabaron confesando que el rollo de intriga a medias con Gatsby les gustaba. El problema es que creo que el mapa de tramas sólo lo tenían en la primera temporada y el resto fue un poco al libre albedrío.
    Yo la seguí hasta el final porque le cogí cariño, pero de un principio prometedor creo que fue cayendo en picado.
    Ahora, coincido contigo en que los vestidos y la pareja de Chuck y Blair eran lo merjorcito de la serie ;)

  2. Desiré Soriano

    Una serie que me gustó mucho, aunque la temporada cuatro y cinco fueron las más flojitas, llegan en algunos puntos a ser un poco culebrón… Lo mejor como dices es la evolución de los personajes, muy clara desde el principio hasta el final y por supuesto, el alma, Chuck Bass. Sin él la serie no sería lo mismo, al igual que Blair, ya que la relación de ambas en mi opinión era el pilar fundamental.

  3. Lourdes lueiro

    Gracias por vuestros comentarios chicas!! Como dices Desiré al final resultó ser un poco culebrón, quizá los liaron todo demasiado, pero por el último capítulo valió la pena verlo hasta el final…el alma de la serie si, sin duda, Chuck Bass, y su relación con Blair estupenda, aunque yo siempre fui más de Serena, me siento mucho más identificada con ella, aunque me esperaba otro final para ella ( a mi me gustaba más Nate ;(), y otro de los puntos fuertes de la serie los vestidazos de las chicas, monísimas siempre!

  4. alexpotterweb

    yo comento en 2015 para decir que acabo de re-ver el último capítulo por que hecho de menos la serie y eso que la seguí capítulo a capítulo hsta que terminó, pero yo creo que lo que hizo que decayera a partir de la 2ª temporada es que se alejaron de la historia de “reina del instituto” que había entre blair y serena y lo peor vino después que se centraron en blair y chuck y nate le hicieron ir de cama en cama en vez de meterle en algún problema tipo posible embarazo o yo que se, para tenerlo entretenido

Escribe un comentario