Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Girls, un sexo en Nueva York terrenal

Por Alberto Gonzalo

No creo que sea la intención de Lena Dunham y los responsables del show Girls pero cuesta no compararla con Sexo en Nueva York. 4 protagonistas femeninas viviendo en la gran manzana, estilosas, seguras de sí mismas y con diferentes personalidades y problemas. La protagonista es escritora y aspira a publicar libros, una quiere triunfar en el ámbito laboral y hay otra que suele acostarse con diversos hombres ¿Qué más necesitamos?

Sin embargo, Sexo en Nueva York está muy por encima de Girls, en los guiones, las aventuras por no hablar de las actuaciones y actrices, las chicas de Girls no están a su altura. También hay que destacar que al show le viene muy bien la comparación y alabar esta nueva historia pero una vez hecho no tiene fundamento, en mi opinión, pensar que Girls pueda superar a Sex and the City.

Algo que no puedo entender es cómo Lena Dunham ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de serie cómica, (derrotó a Zoey Deschanel por ejemplo y a Tina Fey y Amy Phoeler también en esa edición), algo que suena increíble, parece que actúe como sea ella en realidad. Aunque me parece todavía más increíble que su pareja en la pantalla, Adam Driver, haya sido fichado para trabajar con Scorsese en la película Silence y en la nueva entrega de Star Wars, incluso apareció en Lincoln. No me parece un gran actor y son sin embargo, la pareja protagonista.

girls2

Por otra parte, el actor secundario Alex Karpovsky sí que me parece un gran actor, también he descubierto que ha realizado películas y parece un gran artista. Del mismo modo, Allison Williams, que interpreta a la divertida Marnie es la mejor de las 4 actrices principales, como demuestra en la serie (los últimos mejores momentos son suyos ese videoclip en YouTube o esa versión de Stronger de Kanye West) es también cantante,  a modo de curiosidad hay cabe destacar que su padre es un presentador de noticias americano.

De las otras actrices principales huelga nombrar a Shoshanne, un buen personaje y mejor actriz (Zosia Mamet) no así a la cuarta en discordia cuyo personaje no me dice nada, no aporta gran cosa y la actriz tampoco  puede hacer mucho más,  Jemima Kirke.

En muchas ocasiones, se produce un efecto rebote y cuando a algunas personas con influencia y poder eligen un producto que puede ser interesante muchas veces se convierte en un fenómeno aunque su calidad no sea tan destacable. También pasa lo contrario, y series con gran calidad se quedan en el tintero y no son tan reconocidas.

Hay más elementos que la mera serie que hacen que algo se convierta en popular, la moda, el famoseo, escándalos… todo esto puede hacer que algo se convierte en un fenómeno, y si viene de Nueva York es más probable que triunfe.

No estoy diciendo que Girls sea mala y tengo que admitir que empecé a verla mediada la segunda temporada y la tercera no ha sido muy espectacular  (empecé a verla sólo por el ruido que hizo) pero cuando lo analizas todo de una forma rigurosa te surgen dudas y en esta ocasión por ejemplo, es imposible no acordarse de Sexo en Nueva York, mismo lugar, mismo número de chicas incluso misma duración por episodio, pero eso sí, no crean a nadie, Girls no es Sexo en Nueva York ni nunca lo será, bueno, Girls es un Sexo en Nueva York ordinario, terrenal porque nunca llegarán a la altura de las 4 magníficas amigas de Manhattan (olvidando sus dos películas claro).

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario