Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Chuck Lorre, el Rey Midas de la TV

Por José Manuel Morales

Que una serie llegue a las siete temporadas es algo a elogiar y que no puede pasar desapercibido, que la serie la protagonizen, además, personajes raros que son incapaces de socializar con normalidad ya es un punto en alza. Esta serie creada por Chuck Lorre y Bill Prady (responsables de Dos hombres y medio) ha conseguido hacerse un hueco en el difícil corazón del espectador medio (se entiende que algo más juicioso que aquellos que meriendan con Sálvame). Por lo general, los frikis suelen caer bien o provocar repulsión, no hay digamos un punto medio. Mucha gente que no socializa del todo como le gustaría, sobre todo hombres jóvenes, se familiariza con ellos. La serie está bien realizada y tiene personajes muy logrados: Desde el singular y genial Sheldon Cooper (Jim Parsons) hasta la negada en el campo de la
ciencia Penny (Kaley Cuoco). La historia no es más que un amable sitcom que nos cuenta la historia de cuatro cerebritos incapaces de desenvolverse en el mundo real pero con muchos conocimientos a nivel académico. La historia de estos cuatro nerd frikis varía cuando hace aparición una sexy camarera vecina de dos de ellos, la citada Penny. Esa variante hace que su universo se expanda. Y tanto se ha expandido que ya lleva siete años en antena, aunque en España no ha conseguido ni de lejos el mismo éxito que en EE.UU, aquí también tiene su pequeño público, entre el cual se encuentra un servidor que encontró la serie en un momento malo de mi vida para después amenizar este verano mío.

Sin bien los personajes importantes serian los cuatro científicos Cooper, Hofstradter (Johnny Galecki), Howard Wolowitz (Simon Helberg), Koothrappali (Kunal Nayyar) también da lugar a la aparición de una serie de planetas que orbitan a su alrededor como Bernadette (Melissa
Rauch), Amy Farrah Fowler (Mayim Bialik) que dan vida a las novias de Cooper y Wolowitz, sin separarse mucho de la excentricidad de sus novios y de sus rarezas propias de gente inadaptada. También hacen su aparición algunos personajes más del mismo universo que los cuatro protagonistas. Quizás el secreto para ser un éxito sea que nos encariñemos de los personajes, algunas buenas actuaciones y la presencia de cada vez más gente solitaria y que se autodenomina nerd que ve la serie sintiéndose como parte de ellos. La serie ha ganado
premios como los Golden Globe o los premios Emmy, eso ya hace una idea de la importancia que la historia y si todavía no la has visto ¿a qué esperas?, igual dentro de ti tengas un pequeño nerd queriendo salir a flote durante 20 minutos.

chuck2

Si aun despues de oír mi reducido panegírico sobre la serie no os anima a enchufar la televisión para verla, os animo que veáis otra de las serie elaboradas por el famoso Chuck LorreDos hombres y medio que ahora la despedida del controvertido Charlie Sheen y la incorporación
de Ashton Kutcher en la temporada nueve, por Señoras y Señores, la serie alcanza las 11 temporadas, la ha vuelto aún más apetecible para el sector femenino. Si bien Kutcher posee el dinamismo y la juventud de que Sheen carece no tiene esa vis cómica del actor con problemas de
drogadicción. La serie nos contaba la historia del mujeriego músico Charlie Harper (Sheen) en su casa de Malibú y como aceptaba que su desgraciado y poco talentoso hermano (John Cryer) viviese con él, incorporando a su pequeño hijo de siete u ocho años, Jake ( Angus T. Jones). Las historias de borracheras, líos de faldas y demás se extienden durante los siguientes años hasta que a Sheen le dio por tocar las narices a los productores y fue despedido de la aclamada serie, dando lugar al personaje de Kutcher (Walter Schmidt)  que otorga si cabe más sosiego a la mal hablada actitud de Charlie Sheen. Esto no se puede considerar una sitcom para toda la familia, que no te quepa duda… Sí para un público más adulto.

Así que vosotros mismos, decidid ahora, pero daos prisa. No vaya a ser que a Chuck Lorre le dé por inventarse otra serie más de éxito mientras dudáis.

Comentarios

  1. Javier Fernández López

    El artículo ha quedado un poco descuadrado. Por lo demás, interesante artículo.

    Un saludo!

Escribe un comentario