Image Image Image Image Image Image Image Image Image

American horror story freak show

Por Jon San José Beitia

Cuarta temporada independiente de una serie de televisión que empieza a dar los primeros síntomas de debilidad, con un relato que bebe, descaradamente, de un clásico de terror como Freaks o más conocida en España como La parada de los monstruos.

Los responsables de la serie repiten la fórmula que han empleado en otras ocasiones, presentando un relato independiente de las temporadas anteriores, haciendo uso de los mismos integrantes del reparto pero en esta ocasión el argumento es irregular y carente de interés, limitándose a explotar la presencia de extraños personajes pero sin dar verdadero cuerpo al argumento.

El argumento de la trama es la excusa perfecta para presentar toda una galería de extraños personajes, ubicando el relato en un circo de engendros donde todo vale por dar espectáculo. No presenta una unión fuerte y deja la sensación de no estar creado en condiciones. Todos los elementos que presenta y desarrolla presentan síntomas de desconexión y las historias secundarias no logran ser lo suficientemente atractivas para mantener el interés del espectador. La imagen, efectos especiales e interpretaciones siguen estando a la altura de los trabajos anteriores de la serie pero, en alguna parte del camino, la serie ha perdido fuerza y esta cuarta temporada deja mucho que desear.

americanhorrorstoryfreakshow2

Cierto es que tiene numerosos frentes de interés: presentación de personajes y desarrollo de sus historias personales, pero todo parece que ser un escaparate morboso empeñado en explotar la imagen peculiar de los personajes seleccionados, abusando del morbo y olvidando ofrecer un relato sólido.

La temporada se sigue con un interés inicial suscitado por los misteriosos seres que presenta el circo de los engendros, pero a medida que avanza la trama el interés suscitado se va desvaneciendo progresivamente, haciendo que el espectador se vea forzado a seguir por la simple curiosidad de ver cómo termina, pero sin conseguir resultar verdaderamente magnética y atractiva.

Presenta problemas de ritmo y numerosos pasajes anodinos totalmente innecesarios. Posiblemente si la temporada hubiera sido concebida con un menor número de episodios no hubiera resultado tan sumamente pesada. Cae en la reiteración de ideas y como era de esperar, llegando a su desenlace, realiza un pequeño y breve homenaje a una verdadera obra de culto como es La parada de los monstruos. Un aspecto positivo de la serie es que igual ha conseguido despertar la curiosidad del espectador por conocer la película de 1932 pero, por lo demás, no logra ser lo suficientemente interesante por sí misma.

Ya se está anunciando una quinta temporada, sin la presencia de uno de los iconos de esta serie, Jessica Lange, una de esas estrellas que sigue brillando con luz propia y ofreciendo una notable interpretación, junto con una más discreta Kathy Bates.

En resumidas cuentas, esta cuarta temporada de American Horror Story decepciona y empieza a dar verdaderos síntomas de debilidad, veremos si los responsables de la misma son capaces de reconducir la situación.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario