Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Secuelas que nunca debieron existir

Por Fran Ocaña

Según cuenta la leyenda, segundas partes nunca fueron buenas. Aunque evidentemente no siempre es así, a continuación recordaremos unas cuantas, en especial de películas famosas, que en este caso darán la razón de manera inapelable al famoso dicho.

300: el origen de un imperio: Para empezar la más actual (2014), que no la peor. Sin Leónidas y con una nueva versión para goce tridimensional de batallas sangrientas (en este caso mayoritariamente navales) que te salpiquen en la cara pero sin nada más que destacar difícilmente puedes estar a la altura de tu predecesora.

secuelas_2

Grease 2: Cuatro años después del espectacular éxito del musical protagonizado por John Travolta y Olivia Newton Jones en 1978, y dos años después en la ficción nos encontramos con el mismo instituto pero con nuevos estudiantes (sólo repite papel Didi Conn como Frenchy). De todos los alumnos mención especial para la gran protagonista, una joven Michelle Pfeiffer que contaba con 24 años por esos tiempos y que no salva la película lo más mínimo. Danny Zuko y Sandy Olson no hay más que dos.

secuelas_3

American Psycho II: La guapa Mila Kunis no creo que supiera muy bien donde se estaba metiendo cuando aceptó el papel principal de la que para muchos es la peor secuela jamás filmada. Hay tantas que nunca lo sabremos, pero que la película es horrible no deja lugar a la duda.

El efecto mariposa 2 y S. Darko (Donnie Darko: la secuela): Ambas primeras partes, protagonizadas por Ashton Kutcher y Jake Gyllenhaal respectivamente, sorprendieron a todos por la originalidad planteada a través de los viajes en el tiempo, los universos paralelos y los continuos giros de guión. Dos películas bastante entretenidas que ayudadas por el reparto resultan perfectas para adolescentes, y debido al éxito que cosecharon y precisamente que el público juvenil siempre tiene buena audiencia, pues hala secuelas, y secuelas infumables para ser más exactos. Normalmente segundas partes de películas relativamente importantes suelen realizarse con más medios y mayores presupuestos, pero no es el caso ni de El efecto mariposa 2 ni de S. Darko, su nivel es tan bajo que se estrenaron directamente en Dvd. Y respecto al argumento comentar que por lo menos S. Darko sí continúa la historia principal ya que es la hermana pequeña de Donnie, Samantha (de ahí la “S” de S. Darko, lógicamente), la protagonista de la nueva historia. Una Samantha interpretada por cierto por Daveigh Chase, la cual tiene muchísima importancia a la hora de valorar otra gran película y su correspondiente secuela como veremos a continuación.

secuelas_4

More American Graffiti, El golpe 2, La semilla del diablo 2 y Los pájaros 2: el fin del mundo: Estas cuatro películas en nuestro país son completamente desconocidas, pero existir por desgracia existen, así que imaginaos su calidad. Y aunque sean desconocidas es inevitable hacerles referencia porque se trata de cuatro aciagas secuelas de clásicos muy importantes en la historia del cine como son los de George Lucas, George Roy Hill, Roman Polanski y Alfred Hitchcock. La primera se sitúa más o menos en la época de la Guerra de Vietnam y prosigue con las aventuras del grupo de amigos esta vez un poco más mayores.

La segunda continúa con el tema de los timos y las estafas pero con reparto completamente renovado, aunque en la ficción mantienen los mismos apellidos (Gondorff, Hooker y Lonnegan), para mayor mutilación del largometraje original.

La tercera y la cuarta no son ni secuelas oficiales porque las películas son telefilms. Sobre la continuación del clásico de Polanski poco hay que decir salvo que el reparto volvió a contar con Ruth Gordon, que ya se llevó el Óscar como mejor secundaria por la anterior película. Eso y que el nombre, La semilla del diablo 2 en realidad es el subtítulo, el título real ni siquiera lo he puesto porque no merece la pena ya que puede dar pistas sobre la película original, y quien no haya tenido la suerte todavía de verla no merece que se la destripen lo más mínimo.

Respecto a Los pájaros 2: el fin del mundo, se podría decir sin ofender lo más mínimo que es un insulto a la original, y como curiosidad detallar que la protagonista del antiguo film, Tippi Hedren, tiene el desastroso honor de también formar parte del cartel de la pseudosecuela.

The Ring 2: El director de las películas japonesas en las que está basada La señal (The Ring), Hideo Nakata, también dirigió la segunda parte de la versión norteamericana. Naomi Watts repite protagonismo junto a su querido hijo pero la “Samara” original (la anteriormente mencionada Daveigh Chase) siempre será más aterradora.

secuelas_5

Regreso al planeta de los simios: Puede que se creará derivada del éxito de la primera película o tal vez ya estaba preconcebida para ser una saga, pero el primer planeta estuvo fenomenal y con bonita sorpresa final. Dejémoslo así.

Despedida de soltero 2: La industria del cine últimamente está cogiendo por costumbre catalogar muchas películas como segundas partes de obras con suficiente fama y normalmente con varios años a sus espaldas para poder alcanzar un tirón comercial que las consiga sacar a flote. El mayor problema no es que la secuela pueda ser mala (que siempre lo es), lo peor es que primera y segunda parte sólo comparten título porque no tienen absolutamente nada que ver y llegan hasta a faltar al respeto cinematográficamente hablando a la película original. Finalmente, como no puede ser de otra manera, acaban siempre estrenándose directamente en Dvd. Despedida de soltero 2 es uno de los mejores ejemplos. Película mala, sin gracia e inversamente proporcional a su, en teoría, predecesora, del por aquella época cómico Tom Hanks.

Rambo II: Todo el mundo sabe que Sylvester Stallone no es buen actor, pero eso no significa que no haya hecho buenas películas a lo largo de su carrera. Acorralado, sin ser nada del otro mundo, fue una de esas películas. Su “John Rambo” atormentado por sus vivencias en la Guerra de Vietnam y por el sheriff de un pequeño pueblo nos dejó un film de acción bastante potable. El problema llegó después… Rambo es destinado nuevamente a Vietnam y él solito arrasa el país asiático (con un cuchillo y un arco). Eso sí, al que le guste la acción sin mirar mucho más allá va a ir bien servido porque el film de eso va sobrado. Hasta estuvo nominada al Óscar por los efectos de sonido. La pregunta es: “¿Cómo es posible que Estados Unidos perdiera la Guerra de Vietnam si solamente John Rambo acaba con la mitad de la población vietnamita?

secuelas_6

Staying alive (La fiebre continúa): El mismo Sylvester Stallone pensó en su momento que llevar a cabo una segunda parte de Fiebre del sábado noche, aquella película que creó un auténtico fenómeno sociocultural alrededor de la música disco, le iba a reportar gran éxito. Se equivocó y mucho. Seis años después, un Tony Manero (John Travolta) en principio más maduro persigue el sueño de triunfar en Broadway. Pero la fiebre pasó, y con tenerla una vez nos vale a todos.

Depredador 2: En esta ocasión la taquilla da la razón a Stephen Hopkins (su director) y a la Fox (su productora), se colocó número uno la semana de su estreno y finalmente cosechó buenos dividendos. Pero como película no se acerca lo más mínimo a su predecesora. Menos acción, menos sorpresa y sin una buena selva donde camuflarse. Tal vez el problema de la primera película era una mejor explicación al comportamiento del “Predator”, pero vista la segunda, tal vez no.

Wall Street: el dinero nunca duerme: Después de realizar una crítica mordaz y cínica al mundo de las finanzas en la primera película allá por 1987, ahora Oliver Stone le da una especie de segunda oportunidad al, con perdón, auténtico cabronazo de Gordon Gekko (Michael Douglas). Parece algo así como una humanización del personaje que no se llega a entender muy bien, pero claro tratándose de Gordon nunca se sabe si será o no cierto. De todos modos ni Michael Douglas vuelve a repetir el papel por el que se llevó el Óscar, ni Shia LaBeouf es Charlie Sheen, que por cierto tiene un pequeño papel en esta segunda entrega.

secuelas_7

28 semanas después: Parece ser que 28 días se quedaron cortos y decidieron ampliarlo. El encargado fue un director español, Juan Carlos Fresnadillo, que tiró por el camino fácil, sangre y violencia gratuita y a raudales. Aunque lo peor probablemente sea el guión que es bastante pobre y hace aguas por todos lados. Con todo esto también hay que decir que no se trata de una horrorosa película, pero carece completamente de la originalidad y el realismo de su antecesora. Y preparaos porque en un futuro no muy lejano tendremos 28 meses después.

El regreso de los siete magníficos: El conocido western que realizó John Sturges, que a su vez era una adaptación libre de Los siete samurais de Akira Kurosawa, tuvo varias secuelas de dudosa categoría. Ésta fue la primera y la más fiel a la historia, pues Yul Brynner volvía a encarnar a “Chris Adams”, ahora con 6 nuevos “magníficos”, pero por desgracia esta vez ya no estaban ni Steve McQueen, ni Charles Bronson, ni James Coburn.

La historia interminable 2. El siguiente capítulo: Wolfgang Petersen consiguió algo bastante difícil con la primera película, complacer a la mayoría de los fans del famoso libro de Michael Ende. Todos los personajes del “Reino de Fantasía” y todas las aventuras en aquel fabuloso mundo son recordados hoy con nostalgia y simpatía. Todo lo contrario le ocurre a la segunda parte, que echa en falta esa envolvente atmósfera mágica y unos decorados a la altura de las circunstancias, y es que el atrezzo de la obra roza la serie B.

French Connection II: A pesar de que Gene Hackman repite papel como “Popeye Doyle” (este hombre pocas veces defrauda) y le secunda nuevamente su archienemigo “Alain Charnier” (nuestro Fernando Rey), la secuela sin ser mala película no ofrece mucha novedad, el cambio más drástico es el geográfico, Marsella por Nueva York. Además, la persecución en coche y la escena en el Metro de Nueva York nunca se volverán a dar.

La ira: Esta película de 1999 es la continuación de Carrie (1976), uno de los más importantes clásicos de terror de todos los tiempos, basado en la obra de Stephen King. Y la verdad que lo tenía difícil para salir adelante porque la timidez, angustia y sentimiento de rechazo que transmite Sissy Spacek en la película original difícilmente podría ser igualada. En lo que sí supera a la primera película es en violencia, pero nada más.

El hijo de la máscara (La máscara 2): Craso error realizar una secuela de una película protagonizada por Jim Carrey sin Jim Carrey. Ese imperdonable error arrastra todo lo demás al fango. A esto le añadimos el protagonista sin carisma (Jamie Kennedy, el “friki” del cine de terror de la saga de Scream) y los once años de retraso entre las dos películas, algo que evidencia lo innecesario que era realizarla, y ya el fango se nos queda a kilómetros. Además de que la película es mala con avaricia.

secuelas_8

Battle Royale 2: Réquiem: Completamente sin sentido la secuela rodada en 2003, tres años después de la original, de aquella película japonesa en la que varios estudiantes luchan todos contra todos por sobrevivir, que contaba con Takeshi Kitano en el reparto y que muchos no habréis visto, pero de la cual deberíais saber que Los juegos del hambre (ya sea la novela o la película) mama directamente de ella. De la secuela esperemos que nadie tome nota.

Los dos Jakes: Más de uno desconocerá que Chinatown (1974), el clásico de cine negro dirigido por Roman Polanski y protagonizado por Jack Nicholson, que ganó el Óscar al mejor guión original y que obtuvo 10 nominaciones más, tuvo su continuación 16 años después. Los dos Jakes hacen referencia al nombre del detective protagonista (nuevamente Jack Nicholson, que en este caso también dirige la película) y al nombre de la persona que le contrata para vigilar a su mujer. Chinatown es mucho Chinatown, así que por muchos esfuerzos que hiciera el bueno de Jack tras las cámaras era imposible que saliera bien parado.

Hannibal: El gran Ridley Scott aquí pinchó en hueso sustituyendo la atmósfera de terror psicológico, intriga y thriller policiaco de la estupenda El silencio de los corderos, por una versión mucho más truculenta y desagradable. La sustitución de Julianne Moore (sin desmerecerla como actriz) por Jodie Foster como “Clarice Starling” tampoco ayuda mucho. Eso sí, arrasó en taquilla.

La fuerza del cariño II, la historia continúa: Era de esperar que no triunfará mucho la continuación de una comedia dramática que se llevó en su momento 5 importantes Óscars de la Academia; película, director (James L. Brooks), actriz principal (Shirley MacLaine), actor de reparto (Jack Nicholson) y guión adaptado. La secuela rodada 13 años después vuelve a contar con los dos intérpretes oscarizados y varios rostros conocidos por aquellos tiempos. El argumento es completamente tabú si no se ha visto la primera película, y como algunos no lo habréis hecho pues no digo más. Que la disfrutéis, la original digo.

Psicosis II: el regreso de Norman y El exorcista 2: el hereje: Habría que hacer memoria y buscar en todo tipo de archivos para saber si alguna película de terror con un mínimo de renombre no ha tenido secuela o directamente no se ha convertido en saga. Pesadilla en Elm Street, La matanza de Texas, Saw, La noche de Halloween, Viernes 13, Poltergeist, La profecía, y así podríamos estar horas y horas. Algunas son malas, otras son normalitas y en algunos casos también las hay buenas. En las dos películas que nos interesan ahora mismo eso es lo de menos, da igual si la película es buena o mala, da igual si está bien hecha o no, da igual el dinero que cueste y que luego genere y da igual la fama que alcance o deje de alcanzar; hay cosas que nunca se deben tocar, y Psicosis y El exorcista son dos de ellas.

Dirty Dancing 2: Mucha parte del encanto de la primera película radica en Jennifer Grey, una chica digamos normalita, con su atractivo pero tímida y sin ser nada llamativa. Pues nada, eso se acabó, aquí llega la tía buena de turno (Romola Garai) a aprender salsa con la Revolución cubana de fondo. En esta ocasión tengo más dudas a la hora de saber si la chica cae simpática y consigue que alguien se sienta identificada con ella o directamente sólo despierte envidias entre las adolescentes. Por cierto Patrick Swayze tiene un cameo en esta segunda parte, 17 años después.

secuelas_9

Otra terapia peligrosa. ¡Recaída total!: Ver a Robert De Niro en Una terapia peligrosa parodiándose a sí mismo tras grandes y numerosos papeles de mafioso sin caer en el humor absurdo la verdad que estuvo muy bien. El reparto, con Billy Crystal, Lisa Kudrow y Chazz Palminteri (autoparodiándose también) sube la nota del film. Pero si la terapia no funciona no repitas, prueba otras soluciones.

El color del dinero: Este film es la secuela oficial más tardía de la lista, 25 años la separan de la original. Y muchos no lo sabrán, pero esta película de Martin Scorsese es la continuación a una gran obra maestra del séptimo arte, El buscavidas. Un joven Tom Cruise, Mary Elizabeth Mastrantonio y por supuesto Paul Newman formaban el trío protagonista en una historia de billares. Paul Newman recibió el Óscar como mejor actor principal, y lo hizo bien, como casi siempre, pero una vez visto El buscavidas y vista después El color del dinero pues eso, no hay color.

El regreso del río Kwai y Fuerza 10 de Navarone: También existen secuelas bélicas, y algunas no muy buenas evidentemente. La primera es una falsa secuela que sólo aprovecha el nombre de su predecesora para tener más caché (hay que recordar que la original arrasó alzándose con 7 estatuillas), porque lo único que les une es la construcción del puente sobre el célebre río, pero en el caso de la segunda ese apunte sólo sirve de introducción a la trama en cuestión. Como película tendría un pase, pero como secuela imposible.

Fuerza 10 de Navarone para muchos es una gran película en su género, pero de ser así entonces volvemos a la premisa anterior, como película puede valer pero como secuela no. A nivel artístico se podría debatir, pero la fama, la crítica general y la recaudación en taquilla es incomparable. También hay que recordar que la primera recibió 7 nominaciones a los Óscars, llevándose el de mejores efectos especiales. En lo que cumplen ambas es en el cartel, Gregory Peck, Anthony Quinn, David Niven e Irene Papas en la primera, y Robert Shaw, Harrison Ford, Edward Fox y Franco Nero en la segunda, rinden a buen nivel.

2010: Odisea dos: La continuación que hizo Peter Hyams del clásico inmortal de Kubrick bien podría ser la excepción de la lista (junto a French Connection II y las dos anteriores aventuras bélicas) porque en realidad es una buena película de ciencia ficción, superó incluso en nominaciones a los Óscars (5 candidaturas) a su predecesora (4), aunque finalmente no se llevó ninguna estatuilla. Pero, ¿hacía falta de veras realizar una segunda entrega? 2001: una odisea del espacio era ambigua, pero esa ambigüedad le hace mucho más grande si cabe, por eso no era necesaria una explicación racional más adelante. Por no decir que si retocas una obra maestra sólo puedes dejarla peor.

secuelas_10

El libro de las sombras: El proyecto de la bruja de Blair es en la actualidad la película más rentable de la historia del cine en relación presupuesto-recaudación. Tiene millones de fans pero también millones de detractores. Sería difícil valorarla pero lo que es indudable es que su fórmula funcionó, el género “metraje encontrado” con la cámara en primera persona le debe parte de su existencia a este film, y realmente no es la primera en ese género, pero sí que hubo un antes y un después tras esta película. Bueno pues dicho esto y suponiendo que sus detractores tuvieran razón (sólo es una hipotética suposición) y la película fuera muy mala, aun así, su secuela no le llega ni a la suela de los talones. El libro de las sombras narra la historia de un chico obsesionado con la leyenda de los tres muchachos desaparecidos en la primera entrega que organiza una expedición para desvelar el misterio. En este caso el director deja a un lado el “metraje encontrado” y la cámara en mano para realizar un largometraje de terror más al uso que no aporta nada a su género y que resulta insufrible.

Instinto básico 2: Para terminar, si no la peor, indudablemente una de las peores secuelas de la historia del cine. Algunas son malas pero por lo menos tienen buena taquilla o viceversa, pero si reúnes los dos requisitos, calidad nula y fracaso comercial, está claro que mejor no haber existido nunca. 14 años después el erotismo de Sharon Stone, muy cerca del medio siglo de edad, obviamente no podía ser el mismo. Para completar el fiasco la película se llevó unos cuantos premios Razzie (los antioscar), entre ellos peor película y peor actriz.

En fin, lo dicho, algunas son muy malas, otras no tanto, pero por lo menos todas tiene un lado positivo, y es que hacen mejores a sus predecesoras. Así que tal vez Hollywood debería plantearse promover secuelas de bodrios deplorables, probablemente así siempre parecerán obras de mayor valor.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Javier Fernández López

    Creo que el caso de Sylvester Stallone es al revés, tiene demasiadas malas películas y es un actor demasiado utilizado en papeles de acción, cuando ha demostrado en más de una ocasión que sabe llevar los papeles dramáticos al máximo nivel.

    De las que dices, con la que menos estoy de acuerdo es con ‘Rambo II’, ’300: El origen de un imperio’ y ’28 semanas después’. Aludes a la falta de frescura y originalidad. Realmente creo que eso en una secuela va de la mano, el efecto sorpresa desaparece en la mayoría de secuelas, y lo único que siguen es alargar los recursos de la primera película. En el caso de la secuela de ’300′ está la novedad del 3D y las batallas navales, pero sigue la misma línea que la primera, y dado que la primera fue jodidamente entretenida, la segunda no lo deja de ser por el simple hecho de que funciona con la misma dinámica aportando unas poquísimas novedades que logran un resultado final más que aceptable. Igual le sucede a las otras.

    Alguna que has puesto estoy de acuerdo, pero más que dejar de existir, yo estoy a favor de que existan siempre y cuando sean buenas.

    Saludos.

  2. Miguel Ávalos

    Un artículo muy interesante ¡Enhorabuena! Totalmente de acuerdo en la mayor parte de segundas entregas que señalas.
    The Ring 2 a mi la verdad es que me entretuvo mucho, es la excepción que más destaco.
    También salvo a Depredador 2, pero nada que ver con el gran clásico Depredador del amigo Arnold.
    Hannibal esta entretenida, pero la diferencia con El Silencio de los Corderos es sencillamente abismal.
    Un saludo y felicidades por tu artículo!

Escribe un comentario