Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Sagas desconocidas

Por Fran Ocaña

Recién estrenada la tercera parte de Los juegos del hambre, a punto también de recibir la última entrega de El Hobbit, y viendo el tirón que tienen en los últimos tiempos (Harry Potter, Crepúsculo, Saw, Resacón, etc, etc), aprovecharemos para dar un repaso a algunas sagas y trilogías. Pero en este caso algo peculiares, pues son sagas que han pasado desapercibidas (unas más, unas menos) con el paso del tiempo.

Trilogía del Dólar:   Las películas que la forman, Por un puñado de dólares (1964), La muerte tenía un precio (1965) y El bueno, el feo y el malo (1966), para nada son desconocidas, pero no todo el mundo sabe que unidas componen la gran trilogía del “Spagueti Western” dirigida por Sergio Leone. El propio Leone realizó las películas completamente independientes, fue la distribuidora la que se encargó de publicitarlas como trilogía. Lo que sí tuvieron en común, algo de lo que sí se ocupó el director, fueron dos elementos muy importantes;  primero Ennio Morricone como músico y segundo el cartel de estrellas, rostros muy representativos del género: Lee Van Cleef, Eli Wallach, Gian Maria Volonte, Mario Brega, Aldo Sambrell y Luigi Pistilli. Todos ellos, salvo Eli Wallach, aparecen en al menos dos de las tres películas. Pero fue Clint Eastwood el que encabezaría el reparto de las tres historias, en el que su personaje es casi calcado, un cazarrecompensas de pocas palabras, siempre con la misma vestimenta y del que se desconoce su procedencia, su pasado y por supuesto su nombre. No en vano, la franquicia también es conocida como la “Trilogía del hombre sin nombre”.

sagascine_2

Corazones de oro:   La trilogía del corazón de oro es la primera aportación a la lista del singular Lars Von Trier. La conforman tres films daneses: Rompiendo las olas (1996), Los idiotas (1998) y Bailar en la oscuridad (2000). El nombre proviene del argumento, y es que en cada película la protagonista es una mujer de gran corazón (Emily Watson, Bodil Jorgensen y Bjork, respectivamente) dispuesta a cualquier cosa con tal de hacer felices a sus seres queridos.

sagascine_3

The Evil Dead:   Sam Raimi, director de entre otras la saga de Spider-man, dio el salto a la fama en su país con una trilogía de terror de serie B que en nuestro país digamos que se quedó a medio camino, no se puede decir que sea una saga desconocida pero realmente no goza de mucha popularidad. Eso sí, para los que la conocen, su protagonista principal, “Ash” (Bruce Campbell), es todo un personaje de culto. Las dos primeras películas, Posesión infernal (1981) y Terroríficamente muertos (1987) son realmente parecidas sin llegar a ser continuación directa una de otra, terror y gore de bajo presupuesto y algo de humor en una cabaña aislada en el bosque. Es la tercera entrega, El ejército de las tinieblas (1992), la que reduce la dosis de terror para aumentar la de humor. El “Necronomicón”, un libro que resucita a los muertos y el ya mencionado anteriormente protagonista de la saga, “Ash”, son los verdaderos nexos de unión entre las tres películas. El año pasado se estrenó en nuestros cines un remake más macabro de la primera de las películas, lo que tal vez haya generado mayor notoriedad a la saga original, o tal vez no.

sagascine_4

Trilogía de Bangkok:   Los hermanos Pang se hicieron mundialmente famosos  gracias a The eye (2002) y sus posteriores secuelas. Después de ello dieron el salto a la industria norteamericana donde rodaron una cinta de acción protagonizada por Nicolas Cage, Bangkok Dangerous (2008). Lo que la mayoría de la gente ignora completamente es que esa película era un remake de su debut cinematográfico, que a su vez iniciaba la trilogía en cuestión que ahora nos interesa. Muerte en Bangkok (1999) fue aquel debut conjunto, que contaba la vida de un asesino implacable sordomudo. Posteriormente se repartirían el trabajo, La última entrega (2001) la dirigió Oxide y la tercera y última película 1+1 = 0 (Nothing to lose) (2002) la realizó Danny. Todas ellas filmadas evidentemente en Tailandia.

sagascine_5

Trilogía de Trinidad:   El personaje de “Trinidad” (Terence Hill) y el de su hermano Bambino (Bud Spencer) son bien conocidos tanto por Le llamaban Trinidad (1970) como por su continuación Le seguían llamando Trinidad (1971). Hasta aquí bien, pero un año después Enzo Barboni aprovechó la situación y se dispuso a cerrar la historia con una trilogía. Fue muy astuto y el título de la última película, Y después le llamaron el Magnífico  parecía un buen enlace con sus predecesoras, pero en realidad no era continuación de las mismas y Bud Spencer ya ni siquiera aparecía en pantalla. Aun así, el director italiano completaba así su trilogía del “Western cómico”. Tiempo después el mismo director optó por revivir la saga con una nueva entrega llamada Trinidad y Bambino: tal para cual (1995) pero no cuajó, habían pasado muchos años y lo que es peor, los dos protagonistas no eran los actores originales. Por cierto, el mismo Enzo Barboni volvió a juntar a la prolífica pareja en Dos superpolicías (1977), Dos super super esbirros (1983) y Dos super dos (1984), que bien podría valer otra trilogía.

sagascine_6

Trilogía de la venganza:   Chan-Wook Park conmocionó o por lo menos no dejó indiferente a todo el que conozca su particular saga o simplemente haya visto alguno de los films que la componen. El director surcoreano narra tres historias sobre la venganza de forma cruda pero eficaz. Sympathy for Mr. Vengeance (2002), Oldboy (2003) y Sympathy for Lady Vengeance (2005) son las películas que claman vendetta. Oldboy triunfó en Sitges y en Cannes y Sympathy for Lady Vengeance se llevó, también en Sitges, el premio a la mejor actriz (Lee Yeong-ae).

sagascine_7

Trilogía de Sergio Sollima (Trilogía de Cuchillo):   Sergio Leone tuvo muchos admiradores que intentaron seguir sus pasos. El subgénero que creó, el “Spagueti Western”, inspiró a muchos compatriotas suyos. De todos ellos, Sergio Sollima pudo ser uno de los más destacados. Su única inmersión en el western constituye una “trilogía falsa”, evidentemente de menor valor que la del maestro Leone, pero merecedora de mención igualmente (Ennio Morricone también ayuda). Su caso es muy similar al de Enzo Barboni y su trilogía sobre Trinidad, y es que de las tres películas dos iban de la mano pero la restante era ajena por completo. El halcón y la presa (1966), protagonizada por Lee Van Cleef y Tomas Milian fue el primer trabajo y Corre, Cuchillo… corre! (1968) fue su secuela, esta vez ya sólo con Tomas Milian (Cuchillo). Entre medias de las dos está Cara a cara (1967), protagonizada nuevamente por Tomas Milian, posiblemente por ello sea erróneamente asociada al personaje de “Cuchillo Sánchez”. Obviando este detalle, Sergio Sollima dejó su sello y nos obsequió igualmente con su trilogía del “Spagueti Western”, o “Trilogía de Cuchillo”, por ponerle un nombre, aunque sea mentira.

sagascine_8

Basket Case:   Esta trilogía que recuerda a la famosa canción de Green Day, es un homenaje al cine de serie B (o más), un terror mezclado con gore y humor de lo más cutre. Los fans de este género tal vez ya la conozcáis, si no es así, estáis tardando en visualizarla. Cierto es que otras parecidas como El vengador tóxico también podrían aparecer en la lista, pero en el caso de esta última su fama es bastante mayor. La trama sitúa a dos hermanos siameses separados forzadamente que buscarán a los responsables no precisamente para entablar amistad. El problema es que uno de ellos no parece muy humano y va oculto siempre en la cesta (basket case) de su hermano. Basket Case ¿Dónde te escondes hermano? (1982), Basket Case 2 (1990) y Basket Case 3: La prole (1992) constituyen la casposa trilogía.

sagascine_9

Police Story:   Esta saga hongkonguesa de acción policial y artes marciales está protagonizada por el incombustible Jackie Chan. De hecho, en las dos primeras entregas, Armas invencibles (1985) y Superpolicía en apuros (1988), se dirigió a sí mismo interpretando el papel del Inspector Chan. Después llegarían Supercop (1992) e Impacto inminente (1996), ya dirigidas por Stanley Tong. Pertenece también a la franquicia Supercop 2 (1993), pero en este caso es un spin-off, el Inspector Chan (Jackie Chan) apenas tiene incidencia en la historia y es su compañera Jessica Yang (Michelle Yeoh) la verdadera protagonista. En 2004 se estrenó New Police Story con Jackie Chan a la cabeza del cartel, que no debe confundirse a pesar del título ya que no pertenece a la saga; y también en 2013 aparecería Police Story 2013, la cual si se divulgó dentro de la colección, pero en la que el actor asiático realmente no interpreta el mismo personaje.

sagascine_10

Trilogía flamenca:   La aportación de nuestro cine a la lista. Carlos Saura ha realizado miles de estudios y trabajos sobre diferentes estilos musicales y de danza, algunos con guión propio, véase Tango (1998), y otros en forma de documental, tales como Sevillanas (1991), Flamenco (1995) o Fados (2007), entre otros. Pero su obra más importante respecto a la música contemporánea es la trilogía que realizó en la primera mitad de la década de los 80. Bodas de sangre (1981), basada en la obra de Federico García Lorca, Carmen (1983), de Bizet, y El amor brujo (1986), basado también en la obra de Manuel de Falla, completan la colección protagonizada por Antonio Gades acompañado casi siempre de Cristina Hoyos, Laura del Sol y Marisol. Carmen fue nominada en Hollywood a la mejor película de habla no inglesa y El amor brujo se alzó con dos Goyas, mejor vestuario y mejor fotografía.

sagascine_11

Trilogía de Sabata:   Ya ha quedado de manifiesto que Western y saga no van de la mano en lo que a popularidad se refiere. “Sabata” es el último ejemplo. Por enésima vez nos encontramos con un nuevo director italiano, esta vez Gianfranco Parolini, y con su legado en forma de trilogía. En esta ocasión no hay trampas, la saga es completa, el único lunar es que el personaje principal, “Sabata”, un pistolero rápido y poco hablador, lo interpretan no uno, sino dos actores, eso sí, muy puestos en el tema. En la primera, Oro sangriento (Sabata) (1969) y tercera entrega, Texas, 1870 (El retorno de Sabata) (1971), fue Lee Van Cleef el famoso forajido; mientras que en la segunda de las películas, Adiós, Sabata (1971), fue Yul Brynner el que encarnó al protagonista. Lo más anecdótico es que Lee Van Cleef no pudo realizar la segunda parte porque se encontraba rodando una secuela de Los siete magníficos interpretando a “Chris Adams”, el personaje que precisamente años atrás había dado fama a Yul Brynner.

sagascine_12

Visiones de América:   La segunda aportación de Lars Von Trier a esta colección es un proyecto aún por finalizar. Dogville en 2003, y Manderlay dos años después, son los dos primeros títulos de una trilogía sobre el comportamiento de la sociedad americana, algo curioso porque el director danés nunca ha pisado suelo estadounidense. Tendremos que esperar un poco todavía para verla completada, de la película que cierra la obra sólo podemos adelantaros el nombre, que al parecer será Washington.

sagascine_13

Trilogía “Antes de…”:   El director norteamericano Richard Linklater sorprendió a todos y recibió abundantes elogios hace bien poquito gracias a Boyhood (Momentos de una vida) (2014). Sorprendió porque la película fue rodada durante 12 años, narrando así la vida de un chico desde su niñez hasta la mayoría de edad de forma completamente literal. Pero aunque parezca mentira esa fórmula ya la había utilizado antes en forma de trilogía. Antes del amanecer (1995), Antes del atardecer (2004) y Antes del anochecer (2014) muestran casi 20 años de la vida de Ethan Hawke y Julie Delpy. En la primera parte se conocen siendo estudiantes, para después volver a encontrarse ya más maduros y con la vida asentada. Si queréis saber el desenlace final ya sabéis lo que tenéis que hacer…

sagascine_14

Trilogía de Nueva Jersey:   Clerks (1994), Mallrats (1995) y Persiguiendo a Amy (1997) son comedias conocidas por muchos, pero la trilogía que resulta de ellas no lo es tanto, salvo para fanes incondicionales indudablemente. Kevin Smith fue muy original y unió sus tres primeras películas de un modo muy peculiar, casi todos los personajes aparecen en las tres historias, los principales de una son los secundarios en las demás y viceversa. Además dichos personajes suelen hacer mención a situaciones ocurridas en los anteriores episodios. Esto ocurre debido a que de alguna manera todos son vecinos o amigos y se ven a diario ya que todo transcurre en la misma zona de Nueva Jersey. Curiosamente los únicos personajes que permanecen en un segunda plano durante la trilogía entera son los que interpretan Kevin Smith y su amigo Jason Mewes, “Jay” y “Bob”. Aunque eso lo arregló unos años después haciéndose un homenaje con Jay y Bob el silencioso contraatacan (2001), aquí ellos serán los protagonistas y como no podía ser de otra manera, los anteriores personajes serán los secundarios. Hay que reseñar que de todo este barullo neojerseita va a derivar una nueva trilogía, Kevin Smith ya grabó en 2006 Clerks II y ahora la tercera parte viene de camino.

sagascine_15

The Thin Man:   Cerramos la lista con la que quizá fue la primera gran saga de la historia del cine, la cual se compone de seis capítulos. Todos ellos protagonizados por William Powell, Myrna Loy y su simpático e inteligente Fox-Terrier. Él es un detective retirado y ella su rica mujer, un matrimonio genuino, muy compenetrado y con mucha chispa, que se verán envueltos en distintos misterios por resolver en lo que podríamos denominar “screwballs detectivescas”. La primera película data de 1934, La cena de los acusados, y su popularidad dio pie a que su director, W.S. Van Dyke, realizara las primeras tres secuelas, Ella, él y Asta (1936), Otra reunión de acusados (1939) y La sombra de los acusados (1941). El regreso de aquel hombre (1945) y La ruleta de la muerte (1947) completan la colección. El nombre de la saga proviene del título original de las seis películas, debido a que “Thin man” aparece en todas ellas.

sagascine_16

Por sagas no va a ser…

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario