Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Saga Star Wars vs. Saga Tolkien

Por Íñigo Bolao

Aquí comienza la tercera entrega de comparaciones de películas para OjoCrítico.com, y esta vez toca, no dos películas simplemente, sino dos grandes sagas cinematográficas que han cosechado, hasta el día de hoy, grandes beneficios económicos para sus creadores. Asimismo, se han convertido, hasta el día de hoy, en una parte importante de nuestra cultura popular, influyendo a generaciones enteras de una manera más o menos directa.

La primera de ellas surgió en la década de los setenta, en plena Edad de Plata de Hollywood. Un joven californiano que estudió cine en la Universidad de California Sur llamado George Lucas (14-5-1944) desarrolló un proyecto de ciencia ficción que tenía como idea central la eterna lucha entre el bien y el mal. Amante del mundo del cómic, del cine de samuráis de Akira Kurosawa (1910-1998), del western, de la cultura popular y de los efectos especiales (fundó una empresa llamada Industrial Light and Magic en 1975), incluyó todos esos elementos para mover un proyecto de gran envergadura y elevados costes económicos; tan elevados (11 millones de dólares) que ningún gran estudio quiso llevarlo adelante hasta que 20th Century Fox le dio una oportunidad a Lucas.

La película tenía una serie de objetivos, siendo el principal que gustase a los niños y levantara del asiento a los adultos para que fuese todo un éxito de taquilla. Tampoco pretendía dar un paso adelante en la evolución del género como lo hizo Stanley Kubrick con 2001: una odisea del espacio (1968) sino, simplemente, entretener. E incluso, al igual que hizo Walt Disney con su ratón Mickey, era necesario que esa película contribuyera a crear toda una franquicia de productos de merchandising para poder venderlos en todo el planeta.

El resultado de todo ello fue la creación de la saga Star Wars/La Guerra de las Galaxias con el episodio IV de la misma, titulado Una nueva esperanza (1977). La historia de los caballeros Jedi que luchan por el equilibrio de la galaxia frente a un malvado Imperio que pretende dominarlo, con robots y androides cómicos y combates entre naves espaciales, fue todo un fenómeno que trascendió las pantallas de los cines. Recaudó más de 775 millones de dólares a nivel mundial, batiendo el récord antes fijado por El exorcista (1973) de William Friedkin y Tiburón (1975) de Steven Spielberg.

A partir de ahí, y dada la rentabilidad de la película, Lucas y su equipo comenzaron a expandir la saga. Con dos trilogías realizadas, la primera protagonizada por el personaje de Luke Skywalker y compuesta por los episodios IV, V y VI (1977, 1980 y 1983 respectivamente), y la segunda por Anakin Skywalker con las entregas I, II y III (1999, 2002 y 2005), recientemente se ha anunciado la puesta en marcha de una tercera trilogía posterior a la primera, con los episodios VII, VIII y IX (para 2015, 2017 y 2019). Pronto veremos si es tan buena como las anteriores…

staranillos2

No obstante, a principios del siglo XXI otro director, Peter Jackson (31-10-1961), un neozelandés que quiso ser cineasta desde que vio King Kong (1933) de niño, y que era bastante reconocido por haber realizado películas gore, terror y humor negro, puso en marcha un proyecto tan titánico como lo fue Star Wars. Se trataba de llevar a la gran pantalla la obra fantástica del escritor británico J. R. R. Tolkien (1892-1973), El señor de los anillos.

Hasta el momento, de la exitosa trilogía de Tolkien de la que estaba compuesta la novela (La comunidad del anillo, Las dos torres y El retorno del rey) sólo se hicieron adaptaciones animadas, y directores como Kubrick o John Boorman intentaron hacer de la novela un film de acción real. A Jackson le fue encargado el proyecto en 1995 y, tras una larga escritura de guión junto a su mujer Fran Walsh y la guionista y productora Philippa Boyens, comenzó un largo proceso de trabajo que culminó con el estreno de las tres películas por cada libro de la trilogía, respectivamente, en 2001, 2002 y 2003.

La épica historia del Anillo Único y de la eterna lucha las huestes de Sauron y el “mundo libre”, narrada de una manera diferente habiéndose utilizado las últimas innovaciones tecnológicas, tuvo como resultado: una recaudación global de 2.900 millones de dólares; diecisiete Premios Oscar (de los cuales, once se los llevó El retorno del rey, batiendo el récord marcado por Ben Hur (1959) de William Wyler y Titanic (1997) de James Cameron); una campaña de merchandising aún mayor que la de Star Wars; contribuyó a dar una imagen distinta de Nueva Zelanda, que se convirtió en un auténtico destino turístico cinematográfico; y, al igual que Lucas y Spielberg, Jackson se ha convertido en un tercer “Rey Midas” de Hollywood.

Ahora bien, esto ha sido sólo el comienzo. El director neozelandés ha estrenado en 2012 la primera parte de una trilogía sobre la segunda novela de Tolkien, El hobbit, titulada Un viaje inesperado. Para 2013 y 2014 se espera el estreno de las dos últimas partes: La desolación de Smaug y Partida y regreso. A todo esto cabría preguntarse si será capaz de llevar al cine otras trilogías sobre las novelas El Silmarillion y Los hijos de Húrin.

Sin más discursos, ha llegado el momento de decidir, con las opiniones de los colaboradores y lectores de OjoCrítico.com, cuál de las dos grandes sagas de la historia cinematográfica sobre la lucha del Bien contra el Mal es la mejor. ¿Son las aventuras de Skywalker y los Jedi en una galaxia muy, muy lejana, las que se llevan la palma? ¿O es el viaje de Frodo Bolsón y de sus amigos por Tierra Media por la destrucción del Anillo Único la que más admiración y seguimiento ha adquirido? Como digo siempre, el debate queda abierto.

Comentarios

  1. Javier Fernández López

    Dos grandes sagas, sin duda alguna. ESDLA tiene a su favor uno de los discursos más emotivos y brillantes que se han visto en el cine, el de Sam al final de ‘Las dos torres’. Es ahí cuando uno puede empezar a darse cuenta de la trascendencia de lo que ocurre. La factura técnica de la saga es envidiable, y la banda sonora es para quitarse el sombrero.

    Star Wars no es menos. Sin irme por las ramas buscando escenas con las que me quedaría, aquí es que hay una trampa, puesto que Star Wars se divide en dos trilogías que son bien distintas. Si toda la saga fuese como los episodios I, II y III, indudablemente me que quedaría con Star Wars (sé que esto ofende a los más puristas).

    Puesto así, me quedo con ESDLA.

  2. Miguel Ávalos

    Dos universos maravillosos. Star Wars lo conocí a los 6 años gracias al Episodio IV y con El Señor de los Anillos flipe en el Cine. Quizás sea cierto que a Star Wars le guardo un cariño más especial por haberlo conocido de muy niño, pero sinceramente ni me decanto por una saga u otra. Me quedo con ambas. Los Episodios IV, V Y VI de Star Wars son míticos, al igual que la trilogía El Señor de los Anillos. Saludos.

  3. Alejandro Garmendia

    He descubierto esta pg hace apenas tres semanas y me encanta! haceis unas criticas perfectamente estructuradas, de temas muy nteresantes y bien expuestos. tengo 15 años,soy un apasionado del cine y ahora mismo estoy viviendo en usa, porque hago el año escolar equivalente a cuarto de eso fuera. por eso pido perdon si cometo alguna falta grave de ortografia, mucho ingles y poco español jeje. voy a dar mi opinion: al coontar de tan solo 15 años, la trilogia original de star wars me queda un poco atras. las he visto todas y admiro la gandeza del proyecto y la inmensidad de todo respecto a la epoca en la que se filmo, pero no puedo opinar como alguien que la vio llegar al cine. si puedo hacerlo, en cambio, de la nueva trilogia galactica, las de finales de milenio, y de decir que no encontre nada interesante, no me atrajeron. el señor de los anillos, no es ninguna hiperbole, son las mejores peliculas de la historia del cine. esto es una opinion, pues ni estan consideradas como tal ni todo el mundo piensa igual. pero ese ivel de epicidad, essa grandeza de la saga, los personajes, la banda sonora, EL AMOR CON EL QUE SE VE QUE ESTAN HECHAS! se nota, y me quedo con la saga de peter jackson sin persalo, porque creo que dio una vuelta al cine en todos los sentidos!!! repito, me encantan vuestras criticas, seguir asi campeones, como se ve que sois gente que os encanta el cine y entendeis de ello! (estoy deseando que saqueis un articulo, ya sea de numeros o de opiniones subjetivas, del hobbit la batalla de los cinco ejercitos) un saludo!

    • Íñigo

      Hola Alejandro. No te preocupes por las faltas. Me alegra que te guste la página y, sí, la verdad es que somos unos apasionados del mundillo. Ya sabes que hay gustos de todos y para todos los colores, y tu opinión es tan válida como las de los demás. Si quieres leer otras críticas, puedes entrar en la sección “Colaboradores”, te gustarán. Un saludo y que te vaya bien con tus estudios en América.

  4. Carlos

    Pues a mi personalmente me gustan ambas sagas!! Pero sin dudarlo me quedo con Star wars. Me parece de largo la mejor saga. Su historia y el carisma de sus personajes no tiene precedente. El señor de los anillos, también va sobrado en ese aspecto pero en mi opinión, queda por detras. Y luego las tres horas de duración de cada pelicula, en mi opinión hacen demasiado pesadas las peliculas. Sus tres precuelas tituladas El Hobbit, también duran 3 horas, y en cambio no se hacen para nada pesadas.. Cosa que no puedo decir de El señor de los anillos!!

  5. Juan Carlos Piña Bernardino

    No he visto nunca ninguna película de Star Wars ni tengo la intención. Que haya ocho películas (y haya más previstas) me parece un absoluto exceso. Al ver eso, la imagen que recibo es que aquellos que se encargan de realizar Star Wars buscan hacerlo de forma comercial y buscan unos beneficios económicos más que hacer arte. Cabe decir, también, que en los años 70 fue esta saga la que infantilizó el género de la ciencia ficción. No estoy criticando que en aquella década se infantilizase el cine, sino que Star Wars fue causante de este fenómeno.

    Sin embargo, soy posiblemente el mayor fan sobre el mundo del universo Tolkien. Sus obras fueron escritas alrededor de la Primera Guerra Mundial. Antes de ‘El Señor de los Anillos’ escribió ‘El Hobbit’. Su intención fue que se convirtiera en una historia para niños. Si bien, la obra literaria llegó a manos adultas y alcanzó un éxito abrumador. Por peticiones de miles de seguidores y fanáticos, J.R.R. Tolkien escribió ‘El Señor de los Anillos’, esta vez sí enfocado a un público más adulto. Se tiene que reconocer que El Señor de los Anillos tiene una historia mucho más larga que Star Wars, aunque no cinematográficamente.

    Si a esto añadimos que El Señor de los Anillos se mantiene en el Olimpo de los premios Oscar, pues tiene el récord de película con más Oscar recibidos (11 en total con El Retorno del Rey, que empata con Ben-Hur y Titanic), es algo que Star Wars nunca ha conseguido. Teniendo en cuenta que Peter Jackson aceptó el proyecto en 1995 y adaptó el guion de una forma muy fiel a la obra literaria, es evidente con qué saga me quedo. De todos modos, reconozco que la primera trilogía de Star Wars es brillante porque incluye unos efectos especiales que eran casi imposible de imaginar en aquella época.

    Aunque no haya visto ninguna película de Star Wars (y no lo haré nunca), elegiría una e infinitas veces ‘El Señor de los Anillos’ por infinitos motivos. Puedo concluir con que esta trilogía (incluyendo ‘El Hobbit’, es decir, el universo Tolkien) es mi religión y una forma de vida.

    • Iñigo

      Hola Juan Carlos. Por curiosidad te diré que George Lucas había intentado convertir “Star Wars” en una saga de ciencia-ficción con un carácter más maduro, más existencialista. Pero no le salió como a él quería, le resultaba más infantil el resultado de todo lo que fue escribiendo y que se materializaría en el Episodio IV. Pero el tipo se arriesgó y… bueno, el resto de la historia ya lo conocemos. Si tuvo tanto éxito fue porque, en la década de 1970, había un cine muy pesimista o muy alternativo. “Star Wars” supuso una vuelta al dilema del héroe que imperaba en el Hollywood de los años 20 y 30. Evidentemente, “El Señor de los Anillos” estaba antes pero hacía falta una tecnología fílmica más avanzada. Un saludo y gracias por comentar.

Escribe un comentario