Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Remakes, un género controvertido

Por Javier Fernández López

El cine sufre una crisis intelectual, falta de ideas y ausencia de originalidad. Las grandes productoras apenas arriesgan en proyectos novedosos o desconocidos, amontonando guiones y dando únicamente paso a productos rentables, o al menos de los que se tiene una cierta garantía de ganancias en la taquilla.

Los remakes podrían ser considerados como un género dentro del ámbito cinematográfico, una categoría independiente, aunque no demasiado querida. Pero analizando con algo más de perspectiva el problema, uno cuestiona varias cosas. ¿Por qué “rehacer”? La palabra es un concepto controvertido e incluso ambiguo. En otros ámbitos como el teatro, cuando se ha hecho de nuevo una obra y se le ha añadido algún cambio, jamás he oído que se le llame “remake”, sino que oigo conceptos como “versión” o “visión alternativa de la historia”. La cuestión es, qué interés puede tener contar lo mismo, o más aún el interés que puede tener un director de cine de hacer lo mismo que hizo alguien en el pasado con la diferencia de un presupuesto mayor.

Es más sensato y coherente pensar en estas películas, a la hora de realizarlas, como una nueva versión o visión de la idea. Es entonces cuando el género puede verse de una forma más positiva, porque a veces “remake” alude, desde cierto punto de vista, a sustituir. Pero si hablamos de versiones, no sabe mal decir que me quedo con esta versión, que prefiero ésta por tener unos determinados elementos que me gustan más que los de la otra sin llegar a ser despectivo.

Luego nos encontramos con un fenómeno muy particular, y es que un cierto público se queje de que se hagan cambios, la típica reflexión como «vaya, han cambiado esto, no ha sido fiel a la original.» Atendamos a los ejemplos. Pesadilla en Elm Street tuvo su remake en el año 2010 y cambió ciertos elementos con respecto a la original. ¿Es algo negativo? Lo cierto es que se podría debatir sobre esta cuestión. Yo creo que el problema es que se confunde respetar la obra original con respetar la esencia de la obra original. En este ejemplo, estamos ante una película que destruye la esencia, la estructura y la base conceptual de una idea debido a unos cambios poco acertados y desafortunados. En cambio, tenemos Halloween: El origen, remake filmado por Rob Zombie, que aporta nuevos elementos y cambia ciertos aspectos, pero respetando la base y esencia de la idea. Por supuesto, no confundamos buen remake con buena película. Puede ocurrir ambas cosas, pero una no lleva a la otra directamente.

remakes2

Cuando se anuncia un remake, uno no espera lo mismo en alta definición o con más colores. Lo que uno espera es una nueva versión de la idea, o quizá una mejora de lo que se hizo, no con el objetivo de sustituir, sino de aportar solidez creando un producto más redondo. Es el caso de Las colinas tienen ojos, de Alexandre Aja, un film mucho más sólido y con mejor puesta en escena que la película de Wes Craven. No es el caso de Psicosis, aquel fracaso de 1998 dirigido por Gus Van Sant y que calcó plano a plano la cinta de Hitchcock. Esto es sin duda alguna un mal remake, aunque haya quien crea que siga literalmente lo que siguiere la palabra “remake”. Todo lo contrario, se pide algo nuevo, una perspectiva diferente sobre la historia. Rehacer es partir desde 0, desde la base, para construir algo nuevo.

Posiblemente uno de los mejores remakes de la historia es La mosca. Fíjense en que apenas se parece a la cinta de 1958 y, sin embargo, consigue que el espectador salga contento después de visionarla (sabiendo que la película es, cuanto menos, desagradable en ciertos momentos). La versión de David Cronenberg, que llevó a los cines en 1986, es un producto muy digno. La premisa sigue latente, pero cambia los elementos para narrar una historia nueva y fresca, con una ambientación grotesca y magnífica.

El cine de terror es el que más se ha visto “agraciado” por este fenómeno. Cabe decir que remakes se llevan haciendo desde hace muchos años, no es algo de hace poco, ni mucho menos, aunque lo que sí es cierto es que actualmente el número de remakes que se realizan es mayor. La matanza de Texas, La última casa a la izquierda, Posesión Infernal, Viernes 13 y otras anteriormente citadas son películas de las que se ha realizado una nueva versión, más o menos afortunada que la original. Unas juegan a seguir los esquemas añadiendo más sangre o escenas más viscerales y violentas, mientras que otras añaden algún elemento nuevo.

Luego tenemos remakes estadounidenses de películas filmadas en otros países, como es el caso de Quarantine, una fatídica cinta salida del éxito de un producto español, [REC]. Ojo, lo curioso de la película es que tiene algún momento de lucidez, de querer ofrecer algo incluso más potente que el film español. No obstante, le ocurre lo mismo que al remake de Psicosis. Para otro ejemplo tenemos la primera entrega de la trilogía Millennium, film sueco que tuvo su versión norteamericana por parte de David Fincher, o Déjame entrar, otra cinta de origen sueco que dos años después se encargó Hollywood de llevar a los cines con un resultado no tan oscuro pero sí con algo más de ritmo en el metraje. Quizá el peor ejemplo para este tipo de remakes sea Vanilla Sky, protagonizada por Tom Cruise, quién también protagonizó en 2005 otro remake dirigido por Steven Spielberg: La guerra de los mundos. Esta versión de Spielberg mantiene la historia pero añade un componente más humano, unido por supuesto a una puesta en escena más espectacular y sobrecogedora.

Algunos pueden sostener que hay remakes que son innecesarios. Más de uno se llevaría las manos a la cabeza si algún director de Hollywood se hiciese cargo de hacer una nueva versión de la famosa adaptación de Stanley Kubrick, La naranja mecánica. Cabe decir que es algo en lo que se pensó hace unos años, pero finalmente se desestimó (hay momentos en la vida en los que uno sabe que si abres la boca lo primero que te llegará es una buena hostia). Siendo coherente, lo cierto es que están en su derecho de hacerlo si tuviesen el ánimo para ello. Pero está claro que sería uno de los proyectos más controvertidos que pudiéramos ver en el panorama cinematográfico, tanto que incluso muchos dinamitarían la producción de la película.

Luego tenemos remakes que, aunque veamos que tienen un presupuesto impresionante, parece que se hacen con la única intención de perder el tiempo, como es el caso de Desafío Total, remake del año 2012 que, incluso introduciendo cambios, resulta ser una muy mala película. No es el caso de La momia, la cinta dirigida por Stephen Sommers y que es uno de mis disfrutes personales en cuanto a películas de aventuras. Y también tenemos curiosos ejemplos como el de Michael Haneke, que dirigió el remake estadounidense de una película propiamente suya, Funny Games (Juegos divertidos).

En conclusión, si me preguntan si estoy a favor de que se hagan remakes, lo que entiendo por una versión nueva de una idea, yo digo que sí. ¿Estoy a favor de que se hagan remakes de todo, o que cada año la cartelera se llena de este tipo de proyectos? No, todo lo contrario, me desagrada ver tanto remake durante el año, como lo que estamos viendo ahora con Carrie u Oldboy, y más tarde Robocop, filmes que quiero ver, por supuesto, pero acrecientan la sensación de que apenas hay frescura en este maravilloso mundo que es el cine. No puedo posicionarme en contra de estas versiones porque hay algunas que he disfrutado mucho más que la obra original. No obstante, bien es cierto que en algunas ocasiones se huele de fondo la intención puramente económica de las productoras, y no tanto artística.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, respecto a los remakes como de los que has hablado bien y de los que no. Psicosis y Total Recall malísimos, en cambio La mosca, Las colinas tiene ojos, Millenium y Déjame entrar si me han gustado comparándolas con la original. Carrie debo decir que también me ha gustado, tiene la esencia de la original con leves diferencias, más fiel al libro en algunos momentos pero con caracter propio, y la de Robocop con lo poco que he visto tiene buena pinta.
    Buen artículo.
    Un saludo.

    • Javier Fernández López

      Hola Gaspar.

      Con ‘Robocop’ estoy que me subo por las paredes, a ver si las expectativas se cumplen. Me alegro mucho de que coincidamos.

      Saludos!

  2. Lourdes lueiro

    Me encantó tu artículo, una maravilla. Los remakes están bien, y en algunos casos incluso son necesarios pero como dices con tanto remake ultimamente parece que faltan nuevas ideas, frescura y marcar la diferencia, ese es el problema. Por otro lado, yo también entiendo los remakes como tú, no tienen porque ser copias y ser totalmente fieles, es simplemente coger la esencia y una idea ya implantada y darle un giro, una nueva visión, otro enfoque… En cuanto a los remakes que me gustaron pues Las colinas tienen ojos es sumamente respetable, el Aja tiene chispa para el terror, Funny games, siendo del mismo director y practicamente igual, me quedo con la versión americana, y es que los dos chicos protagonistas estás soberbios en el remake, Vainilla Sky aunque casi nadie la encuentra interesante y aún no siendo Cruise santo de mi devoción, a mi me gustó mucho, incluso más que la española….y Carrie lo siento pero no, tampoco Déjame entrar, a pesar de la Moretz es una grandísima actriz y es lo mejor de ambos remakes…me queda por ver entre otras el remake de Millenium, la original me encantó. Un saludo y felicidades por tu artículo!!!!

    • Javier Fernández López

      Acabo de ver ‘Carrie’. Mi crítica sobre la película no se diferencia mucho con tu opinión, Lourdes. Pedía más de ella.

  3. Esteban Rojas

    Hola muy bueno el artículo la verdad que esta página la descubrí hace un par de semanas y no puedo dejar de leer todos los fenomenales artículos y criticas de películas que tienen, yo soy chileno, soy periodista y el cine es mi mayor pasión, me lleva a otros mundos y hace que mi vida sea mejor. Como cinefilo empedernido los felicito por la extraordinaria labor que realizan, ojalá pueda escribir algún articulo o crítica algún día, muchos saludos desde mi Chile lindo.

    • Javier Fernández López

      Hola Esteban.

      Me alegra ver que te gusta el artículo y que la web esté llegando a Latinoamérica. Un placer, y espero que los artículos que sigan saliendo tanto de mí como de mis compañeros te sigan gustando.

      Saludos.

Escribe un comentario