Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Premios Oscar 2014. Predicciones: Mejor Director

Por Jorge valle

Alfonso Cuarón parte como gran favorito en esta categoría al haber sido reconocido por el gremio de directores (DGA), además de haber arrasado en los gremios de la crítica estadounidense y haber recibido el Globo de Oro y el BAFTA. Sin embargo, el hecho de que su película no parta como favorita da alas a Steve McQueen por su durísima y necesaria denuncia de la esclavitud o incluso a David O. Russell en su tercera nominación en cuatro años.

David O. Russell | La gran estafa americana

oscar2014director2

Tras unos comienzos difíciles y salpicados de polémicas actorales –llegó a los puños con George Clooney durante el rodaje de Tres reyes (1999)-, David O. Russell ha sabido consolidarse en el panorama cinematográfico americano actual como una de las figuras más queridas y respetadas. Sus tres últimas películas, además de recibir el respaldo casi unánime de la crítica y nominaciones a los Oscar en la categoría reina, también le han reportado tres candidaturas a la preciada estatuilla como mejor director. Sus filmes, a pesar de quedarse siempre rozando el sobresaliente, despiertan simpatía porque desprenden vitalidad y buen rollo, contentando así a casi todas las audiencias. Debido, quizás, a un estilo personal y original que termina de pulir en La gran estafa americana y que resulta asequible para todos los públicos –la trama no resulta demasiado compleja-, y que engancha por unos personajes que se sitúan siempre al borde del exceso y por los que es imposible no sentir atracción –el exboxeador drogadicto y su madre histérica en The Fighter (2010), los protagonistas bipolares de El lado bueno de las cosas (2012) o el estafador que disimula su calvicie con un peluquín y su esposa casi trastornada de La gran estafa americana-. Pero a todos estos títulos les falta temperamento, tensión dramática, algún momento memorable que se quede grabado en la retina del espectador y del que sí pueden presumir otras películas catalogadas en los mismos géneros. En cualquier caso, son defectos que Russell maquilla con su excelente dirección de actores –ha vuelto a colocar a sus cuatro actores principales en todas las categorías interpretativas por segundo año consecutivo-. Si los académicos creen que después de tres nominaciones casi consecutivas en cuatro años ya es hora de premiar a este director, David O. Russell podría convertirse en un rival mucho más difícil de batir de lo que parece.

Alfonso Cuarón | Gravity

oscar2014director3

Es el gran favorito, y no es para menos. Su titánico trabajo en Gravity no sólo roza el sobresaliente desde el punto de vista técnico, sino que es de los que hacen historia por lo innovador y visionario de su propuesta. Nunca se había retratado el espacio como lo ha hecho Alfonso Cuarón. El resultado es una experiencia apasionante para todos los sentidos que abre nuevos caminos en el mundo del celuloide al igual que hizo hace ya cinco años Avatar. Cuarón bebe del 3D de James Cameron y no lo usa para limitarse a lanzar cosas al espectador, sino que constituye un elemento más de la historia sin el que sería imposible concebir Gravity, en el que es sin duda la mejor utilización de esta tecnología desde que Cameron la popularizara. Su dirección ha recibido todo tipo de elogios de sus compañeros de profesión, incluido el propio Cameron, y parece difícil que el Oscar no lleve su nombre.

Alexander Payne | Nebraska

oscar2014director4

La dirección de Alexander Payne en Nebraska  es quizás la menos llamativa a primera vista de las cinco nominadas, lo que no quiere decir que su trabajo sea menor. Los académicos le han otorgado una quinta plaza que se disputaban otros trabajos también aclamados como el de Paul Greengrass por Capitán Phillips o Spike Jonze por Her. Payne retrata la vejez en Nebraska con sutileza y desde el humor, sin grandes alardes artísticos y con la firme decisión de filmar en blanco y negro para alimentar el aura de nostalgia que ya desprende la película por sí sola. Pocos peros se le pueden poner al director de Los descendientes en la que es su tercera nominación en esta categoría (tiene ya 2 Oscar como guionista). No tiene prácticamente ninguna posibilidad de ganar, pero Alexander Payne sigue empeñado en mostrar lo agridulce y maravillosa que es la vida, y es indudable que algún día verá recompensada su espléndida labor.

Steve McQueen | 12 años de esclavitud

oscar2014director5

Steve McQueen ya era un director muy aclamado por la crítica, que no dudó en deshacerse en elogios ante sus dos primeras cintas (Hunger y Shame), antes de recibir su primera nominación al Oscar por 12 años de esclavitud, en la que es su película más comercial –sin renunciar por ello a su particular estilo- y grandilocuente. McQueen aborda un tema tan espinoso como la esclavitud como nunca antes se había hecho en el cine. Su trabajo no es perfecto pero sí sobresaliente y necesario, y consigue que el espectador salga del cine abrumado ante la veracidad y crudeza de la narración, quizá porque sabe que ese horror existió en realidad. Es de agradecer que todavía queden directores capaces de mostrarnos aquello que no queremos ni ver pero que no debemos olvidar, pues la única formar de no caer de nuevo en el error es conocerlo. Es una pena que la crítica se haya decantado tanto por la dirección de Alfonso Cuarón, pues Steve McQueen sería un más que justo y digno ganador.

Martin Scorsese | El lobo de Wall Street

oscar2014director6

Martin Scorsese insinuaba hace pocas semanas que su retirada del cine era inminente. A sus 71 años, el director de El lobo de Wall Street admitía que había perdido el deseo de sus inicios de «experimentar e intentar hacer diferentes tipos de películas» y que sólo le quedaban un par por hacer. Además, una reciente carta a su hija en la que hablaba sobre el futuro del cine también desprendía un triste olor a despedida. Una pena, pues Scorsese ha demostrado con su nueva película que su arte no es caduco y que sigue en plena forma. Sin embargo, su carrera es el mejor ejemplo de que los Oscar han cometido a lo largo de su historia errores imperdonables. Uno mira la filmografía de este maestro y se pregunta cómo es posible que sólo tenga un Oscar –por Infiltrados, una de sus obras menores- y títulos tan míticos como Taxi Driver, Toro salvaje o Uno de los nuestros se fueran prácticamente de vacío. Tampoco se prevé que vaya a ganar por El lobo de Wall Street, quizá por la sensación de que Scorsese no necesita ningún premio más para reconocer el talento de uno de los mejores directores de la historia del cine.

Quién ganará: Alfonso Cuarón por Gravity
Quién debería ganar: Alfonso Cuarón por Gravity
Podría dar la sorpresa: Steve McQueen por 12 años de esclavitud

Comentarios

  1. Íñigo

    Si Alfonso Cuarón gana, en los Óscar se va sentar un precedente: un director mexicano se llevará el Óscar al Mejor Director, lo que nunca ha pasado. Alejandro González Iñárritu creo que estuvo a punto por “Babel” (2006), pero no lo consiguió. Puede que así se llegue a reconocer un poco más la aportación de México al cine en el mundo.

    Y hablando de las películas nominadas y de otras nominaciones, si Hollywood tiene sentido común, ganará “12 años de esclavitud”; si sigue siendo conformista, ganará “La gran estafa americana”. Por lo demás, creo que DiCaprio podría tener la papeleta asegurada para llevarse el premio al Mejor Actor. Me gustaría que el Óscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa se lo llevara “La Caza” de Vinterberg. Y a ver si el premio al Mejor Corto se lo lleva “Aquel no era yo”. De momento esa es mi quiniela.

    P.D.: ¿Por qué a los españoles se nos da mejor hacer cortometrajes que largometrajes? ¿Acaso funciona mejor en nosotros la máxima “lo bueno, si breve, dos veces bueno”?

Escribe un comentario