Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Premios Oscar 2014. Predicciones: Mejor actor de reparto

Por Jorge Valle

Tras ganar la mayor parte de los premios de la crítica estadounidense, el SAG y el Globo de Oro, Jared Leto llega a la ceremonia del próximo 2 de marzo como el indiscutible ganador de esta categoría. Cuesta creer que los académicos no sigan el curso de la carrera y prefieran premiar los extraordinarios trabajos del debutante Barkhad Abdi o del siempre infalible Michael Fassbender.

Barkhad Abdi | Capitán Phillips

oscar_actor_reparto2

Barkhab Abdi trabajaba como conductor de limusinas hasta que decidió probar suerte en el mundo de la interpretación de la mano del director Paul Greengrass. Su sorprendente debut le ha permitido obtener el reconocimiento unánime de la crítica y numerosos galardones en la carrera de premios, incluido el BAFTA al Mejor Actor de Reparto. Abdi, en un ejercicio de naturalidad apabullante, compone el antagonista perfecto de esta historia: un pirata somalí que, junto con unos compañeros, decide atracar un barco en el océano Índico. No lo hacen por maldad o codicia, sino por pura necesidad: son villanos porque no pueden ser otra cosa. Barkhab Abdi supone el contrapunto perfecto al héroe Tom Hanks, infundiéndonos miedo y pavor como si nosotros fuéramos un prisionero más del barco. No tiene prácticamente ninguna posibilidad de ganar, pero Abdi ha irrumpido en el mundo del cine con fuerza y esperemos que se quede por mucho tiempo.

Bradley Cooper | La gran estafa americana

oscar_actor_reparto3

Esta es la segunda nominación para Bradley Cooper tras la conseguida el año pasado como protagonista por El lado bueno de las cosas. Y, de nuevo, llega a la gala de los Oscar con la sensación de que la candidatura puede considerarse como un premio por sí misma. Y es que su trabajo en La gran estafa americana, donde interpreta a un agente del FBI que aspira a cazar políticos corruptos, no puede compararse con el de sus compañeros de nominación. Él es el punto más débil de la película y, aunque tampoco desentone con el alto nivel interpretativo de la cinta de David O. Russell, su compañero de reparto Jeremy Renner tendría que haber recibido muchos más reconocimientos que él. Bradley Cooper está nominado porque La gran estafa americana ha encantado a los académicos, pero no tiene ninguna posibilidad de victoria. Quizás hubiera sido más justo que hubiera sido nominado por su otro gran papel del año: como el policía Avery Cross en la magnífica Cruce de caminos, donde realiza una actuación sobresaliente y digna de elogio, mucho más contenida y compleja. Pero así son los premios: La gran estafa americana atesora 10 nominaciones y la cinta de Derek Cianfrance ha sido totalmente ninguneada.

Jonah Hill | El lobo de Wall Street

oscar_actor_reparto4

Al igual que Sally Hawkins en Blue Jasmine, Jonah Hill, que consigue su segunda candidatura a los Oscar dos años después de Moneyball: Rompiendo las reglas, tiene la difícil tarea de sobresalir en la película y no ser eclipsado por el protagonista indiscutible. Su Donnie Azoff no sólo aguanta el tipo al Jordan Belfort de Leonardo DiCaprio, sino que se convierte en todo un roba-escenas, siendo sus intervenciones algunas de las más impactantes de la película. Hill consigue que masturbarse delante de todo el mundo en una fiesta, atragantarse con un canapé por estar colocado o tragarse un pez vivo parezca algo cotidiano y normal dentro de la excesiva vida de estos ladrones con corbata. Y eso tiene un mérito indiscutible. Los académicos han sido justos al rescatar su ansiada colaboración con Scorsese –cobró tan solo 60.000 dólares por trabajar en El lobo de Wall Street-, que había pasado casi desapercibida durante la carrera de premios, aunque haya sido a costa de dejar fuera del quinteto finalista el sensacional trabajo de Daniel Brühl en la olvidada Rush.

Michael Fassbender | 12 años de esclavitud

oscar_actor_reparto5

Tras ser olvidado injusta y sorprendentemente por la Academia hace dos años por su extraordinario papel de adicto al sexo en la soberbia Shame, Michael Fassbender decidió que nunca más volvería a hacer campaña para los Oscar. Ese año, el actor británico asistió a multitud de actos y ceremonias con el fin de promocionar su candidatura, que finalmente no se materializó. Y seguramente sea la ausencia de publicidad lo que le va a hacer perder el Oscar en su primera nominación, a pesar de que no sólo componga de lejos el mejor secundario del quinteto finalista, sino también de los últimos años. Su Edwin Epps es un villano memorable, capaz de infundir miedo y de despertar odio con tan sólo una de sus gélidas miradas, sin mostrar ningún atisbo de compasión hacia sus esclavos. Es sorprendente la veracidad y fuerza que imprime este actor a todos sus personajes. La Academia tiene la oportunidad de premiar el mejor trabajo del año y no el que más campaña ha hecho para ganar la preciada estatuilla, además de reconocer a uno de los mejores actores –sino el mejor- que existen en el panorama cinematográfico actual. Lamentablemente, todos sabemos que en los premios, como en casi todo, manda el dinero y la política. Michael Fassbender se irá de vacío el próximo domingo, pero probablemente a él, sabedor de que no hay nada más gratificante que la satisfacción del trabajo bien hecho, y a nosotros, que disfrutamos –o sufrimos, en este caso- de su poderío y talento en cada una de sus películas, nos dé igual.

Jared Leto | Dallas Buyers Club

oscar_actor_reparto6

El cantante del grupo 30 Seconds to Mars regresa al mundo del cine tras unos años dedicándose a la música. Y lo ha hecho a lo grande, metiéndose en la piel de un transexual enfermo de sida en la nueva película de Jean Marc-Vallée, Dallas Buyers Club. Sin poder valorar su interpretación al no haberse estrenado todavía su película en nuestro país –lo hace una semana después de la entrega de los Oscar-, es incontestable que los académicos sienten especial predilección por esos actores que tienen que sufrir una profunda transformación física para simular una enfermedad. Y es incontestable que el trabajo de Jared Leto ha requerido numerosos sacrificios –tuvo que perder casi 20 kilos y depilarse todo el cuerpo- que bien valdrían un Oscar que ya roza con la yema de los dedos.

Quién ganará: Jared Leto por Dallas Buyers Club
Quién debería ganar: Michael Fassbender por 12 años de esclavitud
Podría dar la sorpresa: Barkhad Abdi por Capitán Phillips

Comentarios

  1. Adrián

    Habiendo visto las 5 interpretaciones coincido totalmente en tus predicciones.
    Se lo llevará un gran Leto ante un Fassbender que lo merece más o un sorprendente Abdi.
    Cualquiera de los 3 sería en todo caso justo vencedor.
    Entre los 5 finalistas falta un enorme Daniel Brühl en el papel de Niki Lauda, sin duda debería ocupar el lugar de un bueno pero no notable Bradley Cooper.
    Aún así espero que el Oscar se lo lleve Fassbender. Posibilidades tiene, y muchas.

  2. Adrián

    Por cierto muy buenos artículos pre Oscars.
    Un saludo.

Escribe un comentario