Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Películas sobre la guerra civil española

Por Enrique Fernández Lópiz

Con motivo del 80 aniversario del inicio de la contienda española, o sea, de la asonada por parte de los militares contra la II República el 18 de Julio de 1936, TVE está poniendo películas sobre esta temática. Yo he visto tres que comento aquí brevemente. La primera es El santuario no se rinde (1949), la segunda Tierra de todos (1962) y la tercera La vaquilla (1985).

He seleccionado estas tres películas por los mensajes que transmiten con relación la que fue nuestra guerra civil. Las dos primeras tienen un cierto tono apaciguador por parte del Régimen, si se la compara con filmes como “Sin novedad en el Alcázar” (1940) u otras más en sintonía con los denominados “vencedores”. En estas dos películas, el régimen de Franco perseguía en su propaganda trasmitir cierto tono conciliatorio, a fin de ir normalizando la profunda brecha que se había producido en el país tras la guerra. La tercera, ya del año 1985 es una sátira humorística sobre este triste episodio; hacía diez años que había muerto Franco.

  1. El santuario no se rinde (1949)

Esta cinta, se contextualiza en plena reyerta fratricida. Cuando las líneas republicanas empezaron a avanzar, Luis de Aracil, hombre de profesión notario y de ideas extremistas, o sea, republicano tirando a comunista para que se me entienda, conduce a la joven Marisa, una rica del pueblo y que luego será el amor de su vida, hasta el Santuario de la Virgen de la Cabeza en Jaén. El lugar es defendido por partidarios del alzamiento nacional, donde Aracil cree que estará más segura la joven. La dramática estancia en el lugar cambiará para siempre el curso de la vida de ambas personas, y de muchas más.

peliculas-guerra-civil-2

Esta película está basada en acontecimientos reales, cuando más de un centenar de Guardias Civiles y cerca de cincuenta paisanos, defendieron junto a sus familias, cerca de mil quinientas personas, durante ocho meses, el conocido Santuario de la Virgen de la Cabeza. Frente a ellos, una fuerza republicana muy superior con más de dos mil milicianos con la ayuda aérea, artillería y carros de combate, que acabaron tomando el Santuario cuando sus moradores ya no pudieron resistir más..

El director del Arturo Ruiz Castillo hace lo que puede, con escasos medios, un cine anticuado, un guión muy patriotero, con guión del mismo Ruiz CastilloAlfonso Nieva, basado en Historia de José María Amado, con diálogos que hoy resultan un tanto amanerados y la silueta de unos héroes sin tacha (los nacionales) que dieron hasta su última gota de sangre por la patria. A la música de Jesús García Leoz creo que le falta fuelle, y es muy regular tirando a mala la fotografía en blanco y negro de Juan Mariné. Puesta en escena mediocre, escasos recursos técnicos y unas batallas que dan un poco de risa, si no fuera por lo la tragedia que representan.

Quizá lo mejor del film sea el cuadro actoral con un excelente Alfredo Mayo, estupenda Beatriz de Añara, Tomás Blanco estupendo, y acompañando un elenco de actores excelentes como Mary Lamar, Carlos Muñoz, Fernando Fernández de Córdoba, José María Lado, Eduardo Fajardo, Antonio Casas, Ángel de Andrés (nada menos), Arturo Marín y Rafael Bardem (ya un comodín en la época).

El principal mensaje o publicidad para el régimen de aquel 1949 es la circunstancia de cómo un republicano (Alfredo Mayo), se reconvierte y se coloca a las órdenes de la Guardia Civil franquista, dando su palabra de honor de estar al lado de los defensores del Santuario hasta el final. Es, cosas de la vida, una reconversión por amor, como decía Freud. O sea, un republicano, el protagonista, se entrega a la causa nacional por las cosas del corazón, digamos.

  1. Tierra de todos (1962)

Este film es ya más moderno, de 1962, que yo aseguraría que para esa época resultó anacrónico. En la película dos hombres de las dos Españas (“que han de helarte el corazón”, como decía nuestro gran Antonio Machado), son los protagonistas. Se han conocido en el fragor de la batalla y se odian, cada cual por sus ideas, con ese instinto cainita tan propio de la época y de nuestro país. Como digo, uno pertenece a un bando y el otro pertenece al contrario, pero debido a las circunstancias, tienen que compartir un mismo techo para dormir, lo que les lleva empezar a conocerse, darse cuenta de que las cosas no son realmente como creían y a pensar de otra manera e incluso a contemporizar. Además, en la familia de acogida se produce una situación dramática por parte de una de las mujeres que allí viven, que está con un embarazo difícil, lo cual que hay que ir al pueblo y jugarse la vida para ayudar a la pobre parturienta.

peliculas-guerra-civil-3

Esta película está conducida por Antonio Isasi-Isasmendi, que realiza un film mucho más realista y, eso sí, con mejores recursos técnicos y económicos que la anterior. El guión está bien llevado por Jorge FeliuJosé María Font. Adecuada la música de Juan Durán Alemany y una a veces excelente fotografía en blanco y negro de Francisco Marín. Los escenarios, el vestuario y los efectos de la guerra están mucho mejor conseguidos en este film que en la comentada antes.

El reparto es excelente desde mi modo de ver con unos creíbles y con vis dramática importante Manuel Galardo y Fernando Cebrián, sin olvidar al resto de actores como Montserrat Julió (muy bien), Amparo Baró (excelente), Elena María Tejeiro, Marcos Martí, Rafael Moya, Luis Torner y Victor Israel.

Es evidente que al régimen le sirve esta película para poner en valor cómo de nuevo un republicano es capaz de arriesgarse para salvar una situación complicada en el bando nacional, amén de la sólida amistad que se fragua entre los dos contendientes, inicialmente personajes encontrados. Era el afán de hermanar a las dos Españas.

  1. La vaquilla (1985)

La vaquilla es ya una película sobre el tema con el “Caudillo” muerto diez años atrás. En la cinta, un grupo de soldados de uno y otro bando se limita a escribir carta a las novias o similar, o a dormitar. Mas este sopor se rompe cuando desde altavoces de la Zona Nacional se anuncia que con motivo de la Virgen de Agosto, en un pueblo próximo, se va a celebrar una corrida con una vaquilla. Enterados los combatientes de la Zona Republicana, cinco de ellos deciden robar la vaquilla para fastidiarle la fiesta al enemigo y de paso conseguir el alimento que tanto necesitan.

peliculas-guerra-civil-4

El director Luis García Berlanga hace una obra humorística, o que lo pretende con desigual fortuna, con un guión de Rafael Azcona y el propio García Berlanga que abunda en exceso de la gracieta fácil y todo eso. Tiene una música respetable de Miguel Asins Arbó y buena fotografía de Carlos Suárez.

Lo más llamativo es un reparto plagado de cómicos de tres generaciones que consiguen construir un film coral. Actores y actrices tan conocidos como Alfredo Landa, Guillermo Montesinos, Santiago Ramos, José Sacristán, Canales Velat, Eduardo Calvo, Violeta Cela, Agustín González, María Luisa Ponte, Juanjo Puigcorbé, Amelia de la Torre, Carlos Tristancho, Valeriano de Andrés, María Elena Flores, Antonio Gamero, Rafael Hernández, Valentín Paredes, Fernando Sancho, Tomás Zori, Joan Armengol, Pedro Beltrán, Luis Ciges, Ana Gracia, Sergio Mendizábal, Fernando Sala, Francisco Valdivia, Adolfo Marsillac y Amparo Soler Leal.

Todo el metraje tiene un tono fresco y ligero, desenfadado, yo diría que catártico. Incluso puede llegar a hacer pasar vergüenza a más de uno de los que participaron en aquel fatal enfrentamiento y a los que da en la cabeza con humor. Tampoco deja incólume a la España de aquellos ochenta, que se creía muy moderna y que sin embargo aún no había dejado atrás sus cosas de paleto, propiamente del pueblo de donde todos habíamos partido. Tiene escenas que dejan caer un trasfondo dramático, pero Berlanga tan sólo nos lo enseña en un par de frases de Alfredo Landa y en el metafórico plano que cierra la obra. De manera que puedes ver la película con una sonrisa en la boca, lo cual puede incluir una carcajada en los más agradecidos. Incluso te deja un rato reflexivo, pensando.

-Conclusión

He leído alguna airada crítica en prensa sobre el por qué han de poner estas películas en TVE. Como que fuera un acto facineroso o falto de respeto. Mi parecer es claro. Es parte de nuestro cine y como tal ¿por qué no habría de verse? Hemos ido a ver películas de la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Nos hemos saciado de pelis del Vietnam y… para qué seguir. Lo que yo digo es que más allá de las cuestiones ideológicas que ya hace 80 años que precipitaron la Guerra Civil española, quedan estos testimonios, alguno basado en hechos reales y en cualquier caso, tendenciosos y manipulados por Franco o por los contemporáneos en aras a sus propios intereses; pero en todos los casos mencionados con un tinte apaciguador e incluso mordaz.

Muchas veces se habla de “memoria histórica”. Y muchos tenemos parte de esa memoria pues vivimos durante algunos años la dictadura franquista y conocimos en plenitud de conciencia aquel momento. Por eso estimo que ya transcurrido el tiempo, no está de más ver nuestro cine sobre este tema.

Para acabar diré algo. De todas cuantas películas sobre nuestra guerra he visto, ninguna me ha parecido buena, todas mediocres o directamente malas de solemnidad. Ya me gustaría que algún día alguien hiciera un buen film sobre esta triste parcela de nuestra Historia.

Comentarios

  1. Íñigo

    Si hubiera que hacer una verdadera buena película sobre la Guerra Civil Española no debería hacerse solo una, sino tres: una situada en la zona nacional, otra en el republicano y otra sobre la “Tercera España” que tuvo que apañárselas como podía en medio de tanto lío. Creo que habría que fijarse en “Banderas de nuestros padres” y “Cartas desde Iwo Jima” de Clint Eastwood, porque ambas muestran a los dos bandos en un mismo suceso, la batalla de Iwo Jima en febrero de 1945. Además, se puede apreciar el lado glorioso y oscuro, tanto de los vencedores como de los vencidos, en ambas cintas. Unos ganaron, pero a costa de ser después héroes pasados de moda traumatizados; otros perdieron, pero serían rescatados del olvido para que nadie olvidase el dolor de una guerra.

    También podría servir como fuente de inspiración la serie “Hijos del Tercer Reich” (2013), porque ahí también se mostraron las glorias y las sombras de la Alemania de Hitler en la Segunda Guerra Mundial en torno a una generación que se creía la elegida para llevar a su país a la mayor gloria posible y se encontró con que la habían engañado pérfidamente. En sus protagonistas se ve algo de victoria en la derrota, y algo de derrota en la mayor victoria de todas, que es sobrevivir. ÉSO es lo que le falta al cine sobre la Guerra Civil: la descripción detallada de lo que una guerra puede hacerle en el fondo del alma a un hombre o a una mujer desde una perspectiva humana y neutra.

    Por último, y como siempre Enrique, muy buen artículo. Gracias por sacar este tema.

  2. Enrique Fernández Lópiz

    Gracias y tus palabras perspicaces y sugerentes. Abrazos

Escribe un comentario