Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Óscars polémicos

Por Fran Ocaña

Se terminan las navidades y como cada año, lo siguiente que nos toca esperar con anhelo son los Óscar. Y como cada año, mil cosas se pueden escribir y se escriben sobre ellos. Este año yo repasaré los premios con más polémica de la historia, algunos criticados (negativamente) de una forma mayoritaria y otros más bien con mi apunte personal, y es que como ya sabéis, en este tema toda polémica siempre será subjetiva.

Paul Newman – Mejor actor principal (1987):   Si no recuerdo mal, ya he mencionado este caso en otra ocasión, pero si vamos a hablar de premios injustos o al menos “dudosos”, hay que empezar con el hecho más triste de todos. Finalista un total de seis veces e incluso recibiendo el Óscar honorífico apenas dos años antes de la noche de autos, se alzó con el premio al mejor intérprete principal en la gala de 1987 tras protagonizar El color del dinero. ¿El papel es bueno? Pues sí, como casi todo lo que hacía Paul Newman, pero hay que ser honestos, no lo suficiente para obtener el galardón. Y lo triste no es el premio en sí, sino la sensación que produjo tal premio, que no es otra que la de una distinción necesaria pero en el momento equivocado por miedo a no poder realizarla nunca más.

oscars-polemicos2

Argo – Mejor película (2013):   Por todos es sabido el soberbio patriotismo con el que comulgan los norteamericanos, y si a esto le añadimos el conflicto en el que conviven con Oriente Medio que abarca todo este siglo y parte del anterior, pues ese orgullo patrio se eleva potencialmente hasta cotas infinitas. Por lo tanto Argo más que jugar con ventaja directamente hizo trampas. Ben Affleck estuvo avispado, todo hay que decirlo, y supo aprovechar sobremanera el momento. Más o menos esto es lo que ocurrió (conversación real entre los señores/as que otorgan los premios):

- ¿Qué me estás contando? Que la película va de unos cuantos americanos que son unos pobres samaritanos y que al finalizar la historia se convierten en héroes y los iraníes son los malos, malísimos, supermalísimos del cuento, ¿de eso trata?
- Eeehhh, sí, básicamente.
- Vale, dale el Óscar.
- Pero si no la ha visto.
- ¿Qué más da? Tampoco vi En tierra hostil.
- Ok, apuntado. ¿Le damos también el premio como mejor director a Ben?
- No te pases. Es más, no le nomines, así queda más ambiguo y le damos un aire más sorpresivo a la ceremonia que siempre viene bien. Se va a cagar la perra.
- Es usted un genio/a, poco le pagan. Para acabar, en los países con lengua castellana se va a estrenar con el nombre Argo (Delta Force III). Esto es sólo a modo informativo jefe/a, para que esté puesto/a en el tema.
- Ummm…  dale otro Óscar honorífico.

oscars-polemicos3

Argo (Volumen II)1 – Mejor guión adaptado (2013):   Y la conversación siguió y siguió… y ya entre copas y más copas culminaron la mofa a lo grande, pero ese diálogo vamos a dejarlo a un lado por hoy. La cosa es que el mejor guión adaptado fue a parar a manos de Chris Terrio por reescribir un hecho verídico que narra (se supone) la odisea que realizaron unos empleados de la embajada norteamericana en Irán para poder salir del país a finales de los años 70 cuando las relaciones entre ambas naciones eran muy convulsas.

Un mínimo ejercicio de sensatez y coherencia conduce a una cuestión clara: ¿cómo puede obtener semejante distinción una película que tropieza una y otra vez, y otra y otra, en los mayores tópicos2 del género? Que la película pueda entretener no lo dudo, pero que alguien mayor de cinco años crea que esto es una adaptación veraz de algo histórico sería para hacérselo mirar. Terminator podría ser más creíble si me plantan en los créditos aquello de “basado en hechos reales”. En fin, mejor guión adaptado y los demás ¡argoderse!3.

oscars-polemicos4

Cuba Gooding Jr. – Mejor actor de reparto (1997):   Por poco se va de vacío la película que dirigió Cameron Crowe en 1996 después de optar al premio en cinco de los apartados más importantes (película, actor principal, actor de reparto, guión original y montaje). Fue el actor secundario el que consiguió evitar el rosco. Pero en este caso no lo tildaremos de injusto, lo dejaremos en que más o menos fue un empate técnico frente a sus contrincantes. Cuba lo hizo bastante bien, tal como lo hicieron Armin Mueller-Stahl (Shine), James Woods (Fantasmas del pasado), Edward Norton (Las dos caras de la verdad)y William H. Macy (Fargo).

oscars-polemicos5

Martin Scorsese – Mejor director (2007):   El ‘caso Paul Newman’ 2.0. Martin Scorsese estuvo nominado cinco veces como mejor director por Toro salvaje (1980), La última tentación de Cristo (1988), Uno de los nuestros (1990), Gangs of New York (2002) y El aviador (2004), además de dos candidaturas más al mejor guión adaptado por Uno de los nuestros y La edad de la inocencia (1993). Nunca ganó el premio. Así que después de tantos varapalos durante varias décadas la academia se veía venir un problema parecido al del actor anteriormente mencionado, y después de tantos sinsabores decidieron premiarle el año menos indicado. Infiltrados, a pesar del estupendo reparto con el que cuenta, no se halla entre las mejores películas de Scorsese, aunque una vez recibido el Óscar muchos la quieran defender. Otra cosa bien distinta es que sus obras mayormente sean bastante buenas, lo que puede dejar a Infiltrados como ‘buena’ a secas, y en consecuencia pues estar mejor elaborada que algunos otros títulos del mismo año puestos a comparar, pero de ahí a llevarse el premio como mejor director hay un trecho. Posteriormente volvió a ser aspirante gracias a La invención de Hugo (2011) y a El lobo de Wall Street (2013), que como ya sabréis ó imaginaréis no le hicieron triunfador.

Para más inri, pensaron que ya que iba a ser el año de su condecoración mejor hacerlo matando dos pájaros de un tiro (un caso parecido al de Argo), por lo tanto Infiltrados también salió vencedora en la categoría de mejor película (volumen II). Es decir, un calco de lo anterior, pues todas las películas nombradas previamente, a excepción de La última tentación de Cristo y La edad de la inocencia, pero añadiendo en este caso Taxi Driver, ya habían sido candidatas sin suerte.

oscars-polemicos6

El mayor espectáculo del mundo – Mejor película (1953):   Recordar premios clásicos que tuvieran un mínimo de moviola debido al paso del tiempo puede ser difícil pero no imposible, El mayor espectáculo del mundo es un buen ejemplo. La película se llevó solamente dos premios, mejor historia o argumento y sorprendentemente el de mejor película. No es un largometraje malo, claro que no, pero rivalizando con Ivanhoe, Moulin Rouge, Solo ante el peligro y El hombre tranquilo pues tal vez resulta un poco exagerado tal honor.

oscars-polemicos7

Tommy Lee Jones – Mejor actor de reparto (1994):   Tommy es un tío que mola. Sus J.F.K., Men in Black, El cliente, Lincoln, El cielo y la tierra, No es país para viejos, etc, lo corroboran. Es buen actor y además tiene gancho, aunque también ha tenido sus patinazos (Alerta máxima, Batman Forever…). El fugitivo ni mucho menos se encuentra entre estos últimos, pero ese papel de policía metódico, detallista y a la vez empático con el supuesto culpable (visto tropecientas veces) no sé yo muy bien si es el papel por el que debió llevarse el gato al agua. Visto lo visto y repasado lo repasado hace un momento demuestra que por falta de talento no iba a ser, pero ese año tal vez no. Ralph Fiennes gracias a La lista de Schindler, Leonardo Dicaprio por ¿A quién ama Gilbert Grape? (probablemente el mejor de los trabajos por el que ha sido nominado), Pete Postlethwaite y su papelón en En el nombre del padre y John Malkovich con En la línea de fuego fueron los cuatro rivales. Juzguen ustedes.

oscars-polemicos8

El globo rojo – Mejor guión original (1957):   El premio al mejor guión original en 1957 se lo llevó una película dirigida y escrita por Albert Lamorisse… ¡sin diálogos!. Así de simple. Un mediometraje francés casi mudo. Nada más que añadir.

oscars-polemicos9

Steven Soderbergh – Mejor director (2001):   Steven, amigo, no te ofendas, eres un buen realizador y lo que menos pretendo con esto es poner en tela de juicio tu preciada estatuilla, de hecho tu incursión en la lista no se debe a la crítica negativa de tu trabajo, sino al ensalzamiento de la obra de uno de tus rivales, Ridley Scott. Mi reivindicación personal de la lista. Si Gladiator4 triunfó como mejor película, si Russell Crowe hizo lo propio como mejor actor (cuando sabemos que en la faceta de interpretación lo ha merecido más en otras ocasiones) y si está eficazmente llevada a cabo, ¿qué más necesita hacer el señor Scott para poder llevarse un premio en Hollywood?

Yo tengo mi propia teoría, quizá muchos no lo sepáis o no lo recordéis, pero Steven Soderbergh era candidato por partida doble gracias a Traffic (por la que ganó) y a Erin Brockovich, por lo tanto dejarle sin premio en beneficio de Ridley Scott, Stephen Daldry o Ang Lee no dejaría buen sabor de boca a la parroquia… por si no os habéis dado cuenta, es el único estadounidense de los cuatro.

oscars-polemicos10

Judi Dench – Mejor actriz de reparto (1999):   Judi Dench es una actriz como la copa de un pino, de acuerdo. Pero otorgarle el Óscar como mejor actriz secundaria por aparecer tan sólo ocho minutos en la pantalla tiene su controversia. Obviamente, con ello consiguió un récord, de todas las personas galardonadas con un premio de interpretación en la historia de los Óscar, ella fue la que lo recibió con el papel más corto (Shakespeare in love). Vamos que lo tuvo que bordar.

oscars-polemicos11

Marisa Tomei – Mejor actriz de reparto (1993):   Como colofón, la polémica de las polémicas en la alfombra roja de Hollywood. Probablemente, Vanessa Redgrave, Miranda Richardson, Judy Davis y Joan Plowright se quedaron de piedra al escuchar el nombre de la quinta en discordia por megafonía. Y es que de todo se ha dicho (y poco en su favor) desde el momento en que la pobre Marisa recogió su estatuilla por su papel secundario en Mi primo Vinny allá por 1993. Las dos versiones más escuchadas son parecidas: Jack Palance (el encargado de otorgar el premio) estaba borracho y se lo brindó a quien le dio la real gana o el mismo Jack al abrir el sobre leyó el primer nombre de la lista sin ser la verdadera agraciada. Lo triste de todo esto es que Marisa Tomei quedó relativamente marcada después de aquello a pesar de no tener culpa alguna y su carrera no terminó de despegar. Pero por suerte sólo fue por una temporada, la actriz, a sus 51 años, ha conseguido dejar a un lado esa antigua leyenda negra y ha relanzado nuevamente su estrellato. Incluso volvió a optar al mismo premio dos veces más por En la habitación (2001) y El luchador (2008), aunque esta vez en vano, no sabemos si de forma premeditada para compensar, aunque no seamos malos, seguro que no.

Y lo más curioso de todo este tema y de todas las leyendas urbanas que se crearon en torno al caso es que ninguna hablaba de que tal vez el premio fue entregado correctamente, pues al fin y al cabo ya se sabe, todo Óscar es subjetivo.

oscars-polemicos12

1   -Y no tengo nada en contra del señor Affleck ¡eh!, dios me libre. Pero soy un chico de costumbres, a mí me gustaba el antiguo, el de Kevin Smith. Hazme caso Benjamin, vuelve con él anda, todos saldremos ganando.

2   -Para conocer más concretamente y de manera minuciosa esos grandes tópicos cinematográficos visitad el artículo de Argo en la ruleta crítica.

3   -Gracias Arkin, si no es por Goodman y por ti me hubiese suicidado con cicuta.

4   -Gladiator también podría tener su ‘volumen II’ particular. Joaquin ‘Cómodo’ Phoenix está que se sale como villano, pero en esta ocasión el Óscar a Benicio Del Toro (también por Traffic) como mejor actor de reparto está justificado con creces.

Hasta pronto y suerte a todos en la nueva edición, que si no recuerdo mal será la 88, incluido el pobrecito Leonardo, aunque si tiene que ganar que por favor sea de forma merecida, que al paso que lleva va camino de convertirse en un apógrafo de Paul Newman y Martin Scorsese. Y ojito con Sylvester…

Comentarios

  1. Marta

    Buenísima lista, yo tampoco tengo nada en contra de Affleck pero Argo está sobrevalorada.

Escribe un comentario