Image Image Image Image Image Image Image Image Image

La madre del director sí las conoce (II)

Por Sergi Monfort

Da rabia, eso de encontrarse con una película destacable que, por casualidades de la vida y del mercado, solo la madre del director y cuatro amigos han podido disfrutar y, ahora, tú también.

Porque cuando vas a recomendarla, llegan los quejidos de que si no la he podido encontrar, que si el torrent no cargaba, que si no voy a pagar por verla… Más tarde, te viene el típico colega que sí se ha tomado la molestia de ponérsela y te dice que qué te pasa en la cabeza, que qué muermo, que no la ha pillado, que si eres un hipster y un matao (dramatización).

Yo conozco a la gente que me rodea y casi nunca recomiendo películas con las que sé que se van a llevar un chasco, aunque yo me haya llevado una grata sorpresa.

Hoy voy a tomarme la libertad de traeros otro pack de cinco cintas calentitas que, a mi criterio, no disponen de la atención que se merecen.

Por ser muy ocurrentes, o muy extrañas, o tener una perspectiva muy novedosa o porque sencillamente son tan cutres y horrorosas que no las puedes dejar pasar, tienen derecho a un poquito de atención y, durante los minutos que le vais a dedicar a continuar leyendo (¿no me vais a dejar en evidencia, ¿verdad?), os las intentaré vender de manera que, aunque al final no queráis emplear vuestro tiempo en buscarlas y visionarlas, al menos os hagáis una idea de que hay un cine escondido y asomar la cabeza puede ser gratificante.

Antes de continuar, para quien se pregunte por qué este es el volumen 2…

http://www.ojocritico.com/miradas/la-madre-del-director-si-las-conoce/

Como siempre, si alguien las conoce, sería una curiosidad que os manifestarais.

Empecemos.

#1: THEMROC, EL CAVERNÍCOLA URBANO (1973)

DIRECCIÓN: Claude Faraldo
GUIÓN: Claude Faraldo
PAÍS: Francia
DURACIÓN: 110 minutos

madre2_2

Las neuronas se me hacen nudos entre ellas cada vez que me pregunto por qué una crítica tan salvaje y tan cómicamente mordaz de la sociedad actual no tiene tanta acogida.

Tal vez porque en 110 minutos, no se pronuncia ni una sola palabra importante y por algún que otro detalle escabroso que no comentaré por el bien del secreto del sumario. Es un instrumental de casi 2 horas en el que hay lugar para la genialidad, la exageración y para un sincero y monumental ‘que se joda todo el mundo’.

Themroc está hasta los mismísimos huevos de su vida y de su trabajo.

Así que manda todo al carajo, rompe las paredes de su casa y boicotea a la humanidad convirtiéndose en un cavernícola en la ciudad.

Themroc hace de la libertad un instinto, algo primitivo de lo que el siglo XXI parece haberle privado. Gruñe, destroza, come y folla.

Cuando el sistema humano falla, la alternativa es animalizarse.

Un mensaje interesante y rotundo que uno no se debería perder. Y menos si es asiduo de La 2.

#2: BAD BOY BUBBY (1993)

DIRECCIÓN: Rolf de Heer
GUIÓN: Rolf de Heer
PAÍS: Australia
DURACIÓN: 112 minutos

madre2_3

Se puede decir más alto, pero no más claro: esta peli es la hostia.

Nicholas Hope podría perfectamente destronar a Tom Hanks o a Sean Penn a la hora de interpretar a un hombre deficiente, desconectado… y, éste, privado incluso de condiciones humanas satisfactorias.

El mero personaje de Bubby justifica una razón oblligatoria para que vayas a conseguir esta película.

Es dura, seca y no busca la lagrimilla en ningún momento. Es un viaje curioso a los ojos de un chico que sale al mundo por primera vez a sus treinta y cinco años, después de que su madre lo haya mantenido encerrado y engañado, llegando incluso a hacerle creer que no se puede respirar afuera sin una máscara de gas.

Una vez más, las pocas pretensiones comerciales y muchos tabúes en su contenido han evitado que este fantástico filme llegara muy lejos.

Como curiosidad, se realizaron innovaciones de vídeo y audio para rodar esta película: en primer lugar, se utilizaron hasta 31 directores de fotografía para grabar en cada localización con un tinte visual distinto.

Además, se incorporaron micrófonos binaurales encima de las orejas del protagonista con tal de que el sonido de la película se correspondiera en la medida de lo posible con lo que el personaje oiría realmente.

Argumentalmente es un bombazo.

Cada persona con la que se encuentra Bubby es una influencia distinta en su vida, de tal modo que su frágil mente viaja sin rumbo e incluso manipulada por cada quien.

Y contiene suficiente sexo y violencia (sin olvidar que esto es un drama) como para ganarse el título de ’Bad Boy‘.

Imperdible.

#3: NUESTRO PAN DE CADA DÍA (2005)

DIRECCIÓN: Nikolaus Geyrhalter
GUIÓN: Nikolaus Geyrhalter, Wolfgang Widerhofer
PAÍS: Austria
DURACIÓN: 92 minutos

madre2_4

Puede que se trate del documental más objetivo que haya existido nunca.

Y con esa frase ya os he enganchado.

Muy posiblemente me equivoque, pero es innegable que está casi exento de maniqueos y de redirecciones morales del espectador… tan sólo el justo que nos permiten ver las imágenes.

El espectador es tratado como alguien con la capacidad de juzgar y de reflexionar sobre lo que está viendo, que no se le es explicado ni valorado en ningún momento.

De hecho, ni voces en off ni música ni leches. Como lo oís.

Es una mirada sobre la industria alimenticia.

Imágenes sobre la industria ganadera, agrícola, minera… sobre los procesos y productos.

O, para ponerlo de otra manera, la otra cara de Earthlings.

Para ponerlo de otra manera incluso más arriesgada, es como si el Haneke más críptico dirigiese un documental.

Lo único que puedo apostillar es que miréis, observéis y reflexionéis. Pero, eso sí, si lo queréis más “mascado”, más claro y más duro, el documental sobre especismo con Joaquin Phoenix.

#4: WHAT IS IT? (2005)

DIRECCIÓN: Crispin Glover
GUIÓN: Crispin Glover
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 77 minutos

madre2_5

Me da la risa cada vez que recuerdo esta película e imagino la cara de los pobres mentecatos que se  aventuren a verla.

Crispin Glover, el famoso padre de Marty McFly, es un cacho de pretencioso experimental tan valiente como risible.

No tiene miedo de demostrarlo y, por eso, nos trae una de las películas más gratuitamente provocativas que servidor se ha comido. Es tan horrenda y busca tan desesperadamente ser incorrecta y maligna que hasta la erigiría como una joyita oculta del cine.

Voy a intentar explicarme antes de que se me desencaje la mandíbula al otro lado del monitor.

Muñecas nazis.

Niños autistas y con síndrome de down utilizados como cobayas.

Racismo exagerado.

Esclavas sexuales con cabezas de animales.

Masacres de caracoles.

Experimental a rabiar.

Crispin Glover como el rey de la oscuridad o qué sé yo ahí creyéndose el Rey del Mambo.

¿No suena como a una peli para acompañar una cita perfecta?

Pues ahí lo tenéis. Encontradla y gozad.

#5: AMER (2009)

DIRECCIÓN: Hèlene Cattet, Bruno Forzani
GUIÓN: Hèlene Cattet, Bruno Forzani
PAÍS: Béliga
DURACIÓN: 87 minutos

madre2_6

Como existen películas que te sorprenden precisamente porque vas a ellas con total desconocimiento, con la mente en blanco y abierta… también están las que precisan una idea preconcebida, así como también apertura mental.

Y si queréis echarle un vistazo a Amer, os recomendaría que tuvierais en mente siempre esto: no es una película lo que vais a ver, sino una experiencia sensorial.

Sí.

También se le podría llamar Plano detalle: la película.

Es un supuesto homenaje al giallo (subgénero cinematográfico italiano de terror), pero a mí me gustaría referirla como una curiosidad por separado.

Es una sucesión de imágenes a flor de piel.

Sin a penas diálogos (ya llevamos tres de cinco películas así), vivimos la vida de una chica en su niñez y su juventud, a través de sus ojos, su piel, su cuerpo y su mente. Y esto es más literal de lo que os imagináis.

Es una oda al sistema nervioso.

El terror, el sudor, el calor, la excitación sexual e incluso sádica son retratados de la manera más cercana posible.

Y aunque el que sea una buena película es discutible, no deja de ser un pasaje recomendable en el camino del cine.

Comentarios

  1. Jose Luis Ferreirós (XLiS)

    Muy buen artículo Sergi Monfort. Destaco en especial la mención que has hecho a Amer, un film sumamente estético, muy interesante y particularmente sensacional. Recuerdo esencialmente ese primer acto de diversidad tonal y muy extravagante, y posteriormente, alguna que otra escena sensual-voluptuosa de atractiva visualización.

    Un saludo!

Escribe un comentario