Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Guilty Pleasures (Mis Placeres Culpables)

Por David M. Sancho

Suele haber unanimidad cuando se trata de recopilar las mejores películas de la historia bajo el criterio popular. Es en esas conversaciones con los amigos cuando a todos se nos llena la boca para alabar grandes obras como las dos primeras partes de El Padrino, 2001: Odisea del Espacio, Pulp Fiction, Blade Runner, Ciudadano Kane y Cadena Perpetua entre otras.

Mucho más divertido es cuando esas mismas charlas derivan hacia los guilty pleasures, aquellos largometrajes que uno disfruta pero se dice con la boca pequeña. Películas masacradas por la crítica y vapuleadas por el público que uno, no sabe bien por qué, llega a disfrutar tanto como otras producciones más notorias.

He de admitir haber disfrutado más de la cuenta con películas como Las Crónicas de Riddick (2004),  Horizonte Final (1997) y Death Race (2008) –ambas de Paul W. S. Anderson-, Agárrame Esos Fantasmas (1996),  Silencio desde el Mal (2007), Speed Racer (2008) entre muchas otras de no muy buena fama.

La palma se la llevan las siguientes cinco películas, en el orden cronológico de su estreno.

Armageddon (1998) – Michael Bay

Mucho antes de ser considerado un gurú de la televisión y el cine, J. J. Abrams era un guionista cuya carrera la integraban un par de rudimentarios melodramas como A Propósito de Henry y Eternamente Joven. Su primer acercamiento al género de la ciencia ficción donde tan bien le ha ido fue en Armageddon, un guión original que a buen seguro no le costó mucho escribir dado la simpleza de la propuesta.

La idea, los trabajadores de una estación petrolífera son enviados al espacio para detonar una carga explosiva en un meteorito gigante que va directo a la Tierra. Con este material tan destructivo el director solo podía ser Michael Bay, especialista en arrasar todo aquello que pone en pantalla.

En el verano de 1998 llegó a las pantallas de todo el mundo, con una buena recepción comercial –más de 500 millones de dólares recaudados- pero con unas críticas nefastas que prefirieron alabar las bondades de una película de temática similar estrenada ese mismo año, la plomífera Deep Impact de Mimi Leder.

placeres2

Armageddon no trata de engañar a nadie, es un blockbuster palomitero ejemplar, más de dos horas de superfluo entretenimiento con el único objetivo de entretener al espectador con los ingredientes habituales del periodo estival: lograda acción, ritmo, un mastodóntico diseño de producción, una rimbombante banda sonora de Trevor Rabin, y un reparto de estrellas, cada una con su dosis de lucimiento, Bruce Willis, Steve Buscemi, Billy Bob Thornton, incluso un Ben Affleck mejor que de costumbre en su carrera como actor.

No hace mucho el propio Michael Bay pidió perdón a por haberla realizado, tal vez debería haberse guardado las disculpas para la (de momento) trilogía Transformers. Aquí lo bordó, lo mejor de su filmografía junto a La Roca.

El Guerrero Número 13 (The 13th Warrior, 1999) – John McTiernan

Los problemas para El Guerrero Número 13 llegaron mucho antes de su estreno, cuando una vez acabado el rodaje se hicieron test screenings (pases de prueba) para un público selecto, los resultados fueron nefastos. El director, inicialmente el a veces excelente John McTiernan (Jungla de Cristal) se negó en redondo a remontar su película, siendo substituido sin acreditar por Michael Crichton, el autor del libro en el que se basa la película, Devoradores de Cadáveres.

Tampoco así le fue mucho mejor, la gente echó pestes de ella, y si por algo ha pasado a la historia es por ser unos de los grandes fracasos del séptimo arte en las últimas décadas –ingresos de 60 millones de dólares con un coste de 160-.

Trece guerreros son elegidos por una bruja para combatir una horda de salvajes que atacan sus pueblos. La gracia de que la película se llame El Guerrero Número 13 es que éste miembro, es el único árabe de todos ellos –el resto vikingos-, Ahmed Ibn Fahdlan, interpretado por Antonio Banderas.

placeres3

Si uno ha visto Depredador (1987) del mismo McTiernan no debería sorprenderse de la calidad de El Guerrero Número 13, un largometraje que recicla parte de sus ideas. Un grupo de hombres de tomo y lomo luchando contra una amenaza desconocida en un entorno natural. Cambiando el tono del cine de supervivencia de la producción con Schwarzennegger por la fantasía medieval, espada, brujería y hechizos.

A falta de saber cuánto se debe a McTiernan o a Crichton, El Guerrero Número 13 está rodada con buen pulso, con una excelente dirección artística y algunas  escenas a rememorar –las elipsis con el personaje de Ahmed aprendiendo el idioma de los vikingos, el primer ataque de los villanos, el clímax-.

Antonio Banderas hace uno de sus trabajos más decentes en Hollywood, y el resto de actores le secunda bien desde el anonimato –geniales Vladimir Kulich y Dennis Storhoi-. Atención al breve papel de Omar Sharif (Lawrence de Arabia).

A la espera de que algún día John McTiernan pueda sacar su trasero de la cárcel, lugar en el que se encuentra por unas escuchas ilegales a un productor, y presente un director’s cut.

Destino de Caballero (A Knight’s Tale, 2001) – Brian Helgeland

El Patriota fue un éxito de taquilla que propició que el guapete actor que interpretaba al hijo de Mel Gibson llamara la atención de algún productor en Hollywood. Heath Ledger era ese actor, Destino de Caballero su primera película como estrella principal –sin contar la comedia adolescente 10 Razones para Odiarte-.

Brian Helgeland, ganador del Oscar al guión por L.A. Confidential, es el escritor y director de esta cinta aventurera que explica como el hijo de un paje (Ledger) se hace pasar por noble para ganar un torneo de pelea de justas, y conquistar a la princesa de turno (Shannyn Sossamon).

Posiblemente mi placer más culpable. Destino de Caballero lo tiene todo para ser harto criticable, un guión tontorrón, escenas cursis, un sentido del humor para el target adolescente, y una banda sonora anacrónica que nos cuela en pleno siglo XIV canciones de Queen, David Bowie, Thin Lizzy, AC/DC entre otros buenos temas.

No obstante, cada vez que la dan por la TV en una sobremesa de un fin de semana, o por voluntad propia poniendo el propio DVD que circula por casa, pongo Destino de Caballero y me quedo enganchado a la pantalla disfrutando de ella como si estuviese a la altura de la mejor entrega de El Señor de los Anillos.

placeres4

Obviamente no todo es malo, la película es simpática, las peleas de justas no dan para grandes alardes visuales, pero así y todo tienen su emoción y el final épico que no falte. Algunos actores están muy bien, Ledger ya demostraba tener carisma, Rufus Sewell siempre es un notable rival, y Paul Bettany en plan hooligan cae bastante bien.

Hulk (2003) – Ang Lee

El productor de Universal que decidió apostar fuerte por una película de superhéroes dirigida por Ang Lee, debe estar en la cola del INEM. Este Hulk de Ang Lee se llevó palos por parte de todos, de la crítica, del público, y por parte de una taquilla que quedó por debajo de lo esperado tras un buen primer fin de semana.

Ang Lee es un outsider del cine, le da igual rodar un western con cowboys homosexuales –Brokeback Mountain-, un drama aventurero en alta mar en 3D –La Vida de Pi-, y también este thriller psicológico sobre el maltrato camuflado como cine de superhéroes.

No conozco a nadie que le guste el Hulk de Ang Lee, y lo curioso es que apenas encuentro motivos por los que criticarla. Tiene el equilibrio perfecto entre buenos personajes y una historia interesante, entre belleza y brutalidad, momentos más intimistas combinados con algunas de las mejores set pieces del cine de acción de la década pasada –la pelea contra los perros, todo el tercer acto-.

placeres5

Además de un montaje comiquero muy innovador con viñetas, unos inolvidables títulos de crédito, una de las mejores bandas sonoras de Danny Elfman, y también efectos especiales de primera, de lo que se aprovechaba tanto el monstruo verde interpretado por un correcto Eric Bana, como su antagonista, un Nick Nolte siempre infravalorado.

Sunshine (2007) – Danny Boyle

La última de mi  lista es Sunshine de Danny Boyle, estrenada antes de que el británico realizador ganara su Oscar por Slumdog Millionaire. Es la tercera y hasta ahora última colaboración entre el director y el novelista/guionista Alex Garland, de quien adaptó su novela La Playa (2000) y su guión original 28 Días Después (2008).

El Sol se apaga y con él la raza humana. La última esperanza del planeta es enviar la nave Icarus II en su dirección para que lance en su interior una carga explosiva a modo desfibrilador, para reanimarlo. El reparto bastante ecléctico e internacional, Cillian Murphy, Chris Evans, Michelle Yeoh, Rose Byrne, Cliff Curtis, Mark Strong, Hiroyuki Sanada

Sunshine es cine popurrí, contiene ideas de 2001: Odisea del Espacio, el cine de catástrofes, la saga Alien, el psychothriller. Prácticamente cada acto de la película pertenece a un género diferente, lo que a muchos no agradó, junto a un ritmo lento habitual en el cine sobre viajes espaciales.

placeres6

A mí en cambio me caló hondo, el diseño de la nave Icarus, las hipnóticas imágenes del sol, una tripulación con sus conflictos interiores, una poesía trascendente -algo impostada, eso sí-, la fotografía, la música de Clinton Mansell, y un para muchos desafortunado tercer acto en el que Danny Boyle se desboca con un giro de guión y una puesta en escena que parece no pertenecer a la misma película, pero que mantiene el aliciente de presentar un endiosado villano que podría formar parte de la peor pesadilla de Clive Barker.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Lourdes lueiro

    Destino de caballero y Armaggedon también a mi me gustan mucho, me da igual que la crítica sea negativa, yo las disfruto mucho, otrs de mis favoritas es El hombre de la máscara de hierro que la crítica también la puso a parir y a mi me encanta, o Un paseo para recordar que se quedó totalmente en el olvido, no llegó a más que ser una película típica de adolescentes, sin embargo yo veo en ella un montón de cosas, y me hace llorar como muy pocas películas hicieron, de todas formas yo no lo digo con la boca pequeña, el cine es entretenimiento y es na búsqueda incesante de sentimientos, cada no tiene su gusto, y quien se quiera reír pues que se ría.

  2. Adrian Pena

    Hulk de Ang Lee es nefasta, hay señas de buen director, pero el la historia y la falta de acción desmerecen totalmente la película. Más de dos horas insufribles e innecesarias.

  3. Javier Fernández López

    A mí, sin embargo, me gusta mucho ‘Hulk’. La estética cómic que tiene la película me enganchó, y Eric Bana me parece que hizo un trabajo genial, además de que siempre es un placer ver a Jennifer Connelly. Le faltaba acción, pero por otra parte creo que tenía personalidad la película.

    ‘Destino de caballero’ es criticada por simple tópico a mi parecer. La película funciona perfectamente incluso como parodia de la época. Es una comedia con un ritmo muy bueno, diálogos divertidos y actuaciones muy simpáticas. Y además tiene su mensaje la película.

    Como a Lourdes, me encanta el ‘El hombre de la máscara de hierro’. Jamás comprenderé por qué las críticas negativas a la película, muestra una solemnidad bella, y en lo referente a la historia, me parece preciosa.

    Por poner otra película así, podría decir ‘El hombre de acero’ viendo el panorama de críticas que tiene la película, incluso ‘Avatar’, pero me voy a quedar con ‘El hombre bicentenario’, que espero hacer una crítica pronto sobre ella. Vale que el ritmo era demasiado lento, pero me encantó el tono que transmitía la película, la crudeza del paso del tiempo desde la perspectiva de un robot.

    • David M. Sancho

      El Hombre de Acero me parece realmente buena, y cierto, El Hombre Bicentenario merece un mejor recuerdo, mucho mejor que otra adaptación de Isaac Asimov que a la gente sí encandiló como Yo Robot.

  4. Adrian Pena

    A mi me encantan películas infravaloradas como Los hombres que miraban fijamente a las cabras, Tropic thunder (gran parodia), Ases calientes (muy entretenida), Crank, Ali G, Desafío total 2012 (si no se tiene en cuenta que es un remake), El último Boy Scout y de las nombradas por ti me quedo con El guerrero nº 13, sin duda.

    • David M. Sancho

      Ases Calientes y El Último Boy Scout están bastante bien, Crank es otro placer culpable -en general Statham lo es-. Buena lista, solo quitaría Desafío Total 2012 que no me convenció.

  5. Lourdes lueiro

    Está claro que sobre gustos no hay nada escrito. Hay películas consideradas buenoísimas que a mi no me gustaron nada, como ejemplo pongo Amelie, que para mi es una película desastrosa que no me aportó nada de nada. Y sin embargo hay otras que tienen críticas malas y sin embargo las disfruto como una enana, además de las que nombré antes también me encanta la italiana Perdona si te llamo amor, que me parece divertidísima (la segunda parte es pésima), o también Volver a nacer (también italiana), que recibió muy malas críticas no sé el porqué, de hecho le dediqué una crítica personal porque me pareció realmente fantástica, preciosa…

  6. Toni Ruiz

    Gracias por este divertido repaso a nuestros “guilty pleasures”. A mí también me gustaron ‘Hulk’, ‘Destino de caballero’ y ‘Tropic Thunder’. Y mi “guilty pleasure” total es ‘Serpientes en el avión’, que es delirante pero me lo hace pasar teta. El problema hoy en día es que muchos, para quedar de entendidos, alaban las películas que se supone que tienen que alabar y acaban por no saber ni lo que realmente les gusta y les hace pasar un buen rato.

Escribe un comentario