Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Grandes muertes del cine

Por Javier Fernández López

Y tú, ¿con qué muerte te quedarías? Todos hemos visto miles y miles de muertes en el cine, pero algunas son más inolvidables que otras. Igual que sucede en la vida real cuando un artista muere, y éste acaba magnificado en el tiempo, los personajes de la gran pantalla pueden volverse míticos con su muerte, aunque sea ficticia. A veces incluso deseamos que nuestro protagonista muera, porque es un final que le engrandece, algo propio de la filosofía homérica, el héroe que prefiere morir por la excelencia que seguir viviendo hasta ser olvidado.

Una muerte puede ser algo cruel, rozando los términos del gore más sangriento, pero también puede ser una muerte dulce y tierna, que nos saca unas lágrimas de los ojos. También puede suceder que sea el contexto posterior a la muerte lo que nos haga llorar durante la película. Lo que no cabe duda es que es un elemento importante, un recurso muy utilizado en las películas para añadir un componente dramático. Hagamos un repaso a algunas de estas muertes que han pasado a la historia del cine. Aviso, por supuesto, que el artículo está lleno de spoilers importantes sobre las películas que menciono.

-Alex Murphy en Robocop: Si bien acaba renaciendo en forma de cyborg, esta muerte me resulta fascinante por la crueldad de las imágenes, la inhumanidad latente de la escena, unos hombres disfrutando de la tortura de un hombre. A base de disparos le acaban arrancando carne y dejando en un triste cuerpo ensangrentado. Afortunadamente, su frase «vivo o muerto, tú vendrás conmigo» era cierta.

-Samuel Ludlow en Leyendas de Pasión: ver a Henry Thomas (ET, el extraterrestre) acribillado durante la Primera Guerra Mundial mientras su hermano Tristan, interpretado por Brad Pitt (Seven), intenta salvarlo me pareció de lo más dramático posible. Era un chico inocente que jugó a ser mayor mientras sus hermanos sólo lo acompañaron para protegerlo. Como dicen en la película, era el mejor de los tres, y al final su muerte acaba provocando un drama aún mayor en la película, cambiando las vidas de toda una familia entera.

-V en V de Vendetta: no conocía el cómic, ni sabía de lo que trataba la película, pero al final logró una repercusión impresionante. El hombre que vestía con la máscara de Guy Fawkes se sacrificó por la libertad. Resistió una incesante serie de disparos y luego tuvo la fuerza y el coraje de matar a sus enemigos, pero sus ideales no aguantaron por más tiempo y finalmente se despidió de Evey. Es llevado en un tren al Parlamento Británico junto con unos explosivos, un final a la altura de una película política impresionante y necesaria.

-Kirsten Dunst en Entrevista con el vampiro: Louis se quedó corto en la película cuando se vengó de los vampiros que asesinaron a una pobre niña, indefensa ante la luz del sol que la convirtió en piedra y polvo. En cierta medida, la película mostraba el amor entre dos vampiros, Pitt y Dunst, aunque ésta fuese una niña. Es sabido que estas cosas se “ablandan” por no mostrar temas que hieran cierta sensibilidad, pero en la película Pitt no es sólo un padre, también es un amante. Al menos un servidor lo vio así en esta deliciosa película, que no tiene ningún desperdicio. Ver la figura de Kirsten Dunst convertida en piedra y abrazada fue uno de los momentos más dramáticos y tristes de la película.

-Los padres de Bruce Wayne en Batman Begins: todo mito tiene un origen, toda leyenda tiene un principio. La muerte de Thomas Wayne y su esposa tiene una repercusión fascinante en la trilogía de Christopher Nolan. Eran unas buenas personas, y dieron lo mejor de sí por su ciudad, por sus habitantes. ¿Qué simboliza para Batman la ciudad de Gotham? La ciudad es otra protagonista más, es el legado de su padre, y él lucha para protegerlo, lo que no pudo hacer cuando era más que un niño asustado. Mueren injustamente durante un atraco a la salida del teatro. Un hecho que cambiaría el destino de una ciudad para siempre.

-El T-101 de Terminator 2: El juicio final: Aquella máquina fue el padre que nunca tuvo John Connor. De entre tantos hombres, ese conjunto de metal y circuitos simbolizaba aquello que Sarah Connor buscaba para su hijo, un protector, alguien que siempre estuviese ahí para él. «Ahora sé por qué lloráis, pero es algo que yo nunca podré hacer», con esta frase se despide el terminator en la que sigue siendo la mejor película de James Cameron. Lo vemos bajar a las calderas de una central de fundición, y finalmente se despide moviendo el dedo hacia arriba cual gesto humano. De aplauso.

grandesmuertes2

-Jack Dawson en Titanic: es una de las muertes más parodiadas y de las que han generado más chistes. ¿Por qué no se turnaron? ¿Seguro que no cabían los dos en esa tabla? El personaje de Jack, interpretado por Leonardo DiCaprio (El aviador), acaba muriendo congelado en el atlántico, hundiéndose poco a poco en el fondo del mar con los restos del RMS Titanic. Un servidor sigue llorando con la escena. Me parece precioso que Rose, al final, decida quedarse con su apellido, haciendo así que Jack siga vivo en ella durante toda su vida. Al fin y al cabo, él la salvó.

-La madre de Bambi: tengo que decir que la película no me parece ni mucho menos buena. En realidad la veo como una ópera, una cinta hecha para la música, porque eso sí, la banda sonora es un trabajo bello y armónico. Bambi es el príncipe de los bosques, y crece junto con su madre, quien lo enseña a moverse por esos lugares. Muere trágicamente por el disparo de un cazador que no vemos. Curioso que se hable de los hombres en la película, se nos menciona, pero no aparecemos. Somos un ente hostil para la naturaleza en esta cinta de Disney. La muerte de la madre de Bambi es una de las más famosas muertes del cine.

-Apollo Creed en Rocky IV: «Créeme potro, lo entenderás cuando acabe». Apollo se enfrentaba a un muro ruso de dos metros de altura. La cinta se apoyaba sobre el contexto que aún enfrentaban a Rusia y EEUU, la Guerra Fría. La filosofía que defienden los teóricos externalistas diría que Apollo fue un hombre irracional al enfrentarse a Ivan Drago, porque luchó sabiendo que no tenía ninguna posibilidad. Pero él lo hace porque tiene que demostrar algo, una tarea que acaba terminando el propio Rocky Balboa en la película con su discurso: «aquí había dos hombres enfrentándose el uno al otro. Pero dos es mejor que veinte millones».

grandesmuertes3

-Roberto en La chispa de la vida: La película no es perfecta, pero mantiene un nivel de interés que pocas cintas logran. La cinta muestra una adrenalina brutal desde el momento en el que su protagonista acaba atrapado por un hierro que se incrusta en su cabeza a causa de una caída. Impresionante los minutos finales y el dramatismo con el que se viven esos compases. Álex de la Iglesia firma un trabajo excelente, y la muerte de José Mota resulta de lo más triste que se puede ver.

-Ben Thomas en Siete almas: para mí sigue siendo la mejor película de Will Smith (Men in Black). Es dramática, es sufrida, es emocionante y te llega al corazón. Puede que sea previsible en cierta medida, pero eso no le quita méritos a una historia bella y preciosa, un cuento trágico donde un hombre se sacrifica por ayudar a siete buenas personas. Lo fastidioso del asunto es que puedas enamorarte de alguna de ellas. Pero Siete almas trata sobre un dilema ético, y el final correcto era que su protagonista muriese. Quién sabe, a lo mejor el personaje de Rosario Dawson (Sin City) hubiese encontrado otro corazón, pero las posibilidades eran mínimas. Preciosa la escena en la que Ben se dirige al hospital para preguntarle a la doctora, con la lluvia y la banda sonora sonando con fuerza. Muere en la bañera a causa del veneno de una avispa de mar. Lo vemos retorciéndose de dolor, agarrándose a la cortina y luchando por mantenerse en el agua dejando que la avispa de mar lo acabe matando. Le acaba arreglando la vida a siete personas maravillosas.

-La madre de Piecito en En busca del valle encantado: es de las muertes más emotivas que pueden verse en una cinta de animación. La madre de Piecito lucha contra un Tiranosuario-Rex para proteger a su hijo y su amiga Sera. En la sombra podemos ver como el villano arranca de un mordisco parte del cuerpo de la madre. Luego, ocurre la catástrofe, un terremoto que acaba dividiendo el suelo. La madre de Piecito acaba agotada sin fuerzas para poder levantarse, muriendo delante de su propio hijo, que llora su muerte y debe ponerse en marcha para encontrar el gran valle.

-La familia de Max en Mad Max: cinta distópica protagonizada por Mel Gibson (Braveheart), quien realiza el papel de Max, un hombre de orden con una mujer y un hijo que aún es un bebé. Mueren cuando estaban huyendo por la carretera de los salvajes motociclistas, villanos de la película. Dramática escena cuando Max ve sus cuerpos desde lejos y va corriendo hacia ellos, acto que lo convierte en un guerrero del desierto futuro.

-Big Daddy en Kick-Ass: Hit-Girl vive el momento más dramático de la cinta. «¡Ahora…la venganza…de Robin!». Mientras oye esas palabras de su padre, tiene que ver cómo éste está en llamas, quemándose poco a poco. Tiene que matar a los malos de turno, para terminar de forma magistral la escena con la siguiente frase: «Se acabó el show, hijos de puta». Vemos a Nicolas Cage (Cara a cara) con quemaduras despidiéndose de su hija, una escena para el recuerdo, y de los mejores papeles de Cage en los últimos años.

-Mufasa en El rey león: Disney se ve que tiene un problema con los padres, algo por el estilo. A la compañía le gusta que los protagonistas queden huérfanos. El padre de Simba protagoniza en esta cinta de animación una de las muertes más famosas de la historia del cine, cuando tiene que salvar a su hijo de una estampida. Ya a salvo éste, Mufasa aparece agarrándose a las rocas mientras escuchamos el potente soundtrack. Su hermano Scar le espera en la cima, le hace daño y lo suelta al vacío, y Simba ve cómo su padre cae sin poder evitarlo. Para más dramatismo, Simba ve el cadáver de su padre. Aparece ese sentimiento de ver a un ser querido ahí, como siempre, pero ya nunca más despertará.

grandesmuertes4

-Paul Conroy en Enterrado: cabe decir que esta muerte es llevada con cierta comicidad, pues la película resulta ser una broma de mal gusto, pero a veces la vida es así. A Conroy le estuvieron mintiendo desde el primer momento que estaba encerrado en esa caja. Cuando terminé de ver la película en el cine, me sentí vacío, engañado, como si me hubiesen arrancado un trozo de mí, no me sentí nada bien. La película es ciertamente terrorífica dado su nivel de realismo. Muere al final de la película creyendo que iba a ser salvado.

-Tina y Glen en Pesadilla en Elm Street: Tina es el gran recurso de Wes Craven para engañar a los espectadores durante la película. El planteamiento del film da a pensar que ella es la protagonista y, sin embargo, es la primera en morir de una forma espectacular. Freddy Krueger, el ser que mata en los sueños, acaba con ella. Su novio ve cómo su cuerpo flota y se arrastra por la pared, mientras todo se llena de sangre, y finalmente Freddy la araña con su famosa garra. Glen, por su parte, tiene una de las muertes más originales de la historia del cine. Interpretado por Johnny Depp (Piratas del Caribe), acaba asesinado de forma que su cuerpo queda engullido por su cama, y de ella sale un espectacular géiser de sangre. Sus padres miran lo que sucede y se quedan horrorizados ante tal circunstancia.

-Ambertwo en Pokémon, la película: escena censurada de la primera cinta de Pokémon. El científico que crea a Mewtwo no tiene como objetivo la creación del pokémon más poderoso del mundo (pese a que lo acaba creando), sino resucitar a su hija, la cual sólo es mencionada en esa escena. En ella sólo vemos a la pequeña Ambertwo, su clon, pero no tiene la suficiente fuerza como para sobrevivir. Ella es la primera amiga de Mewtwo, y es de las escenas más importantes de la película. No sobrevive, y sólo queda como un pequeño recuerdo de Mewtwo. Una lástima que lo censuraran.

-Parker Wilson en Siempre a tu lado (Hachiko): Yo por desgracia no sabía cuál era el argumento de la película, no conocía la historia, pese a que sabía que estaba basada en hechos reales. Así que para mí fue una sorpresa, algo que no asimilé demasiado bien. El papel de Parker Wilson lo realiza Richard Gere (Infiel), y la película narra la historia de su perro. Cada día, Hachiko lo espera en la estación para acompañarle a casa, pero éste un día no llega. Había muerto dando clases de una parada cardiorespiratoria. Pero Hachiko sigue esperando cada día a que llegue. Una historia que demuestra los lazos de amistad que pueden darse entre una persona y su mascota.

grandesmuertes5

-Neo en The Matrix Revolutions: se sacrificó por salvar a los últimos humanos vivos, aliándose con las máquinas para destruir el virus Smith. Al más puro cine western estando uno frente al otro, se libró un duelo entre dos colosos, una magnífica y sensacional lucha final que terminó como ya decía el villano, de la forma más inevitable. Neo acabaría muerto, casi haciendo referencia a la crucifixión, y arrastrado por las máquinas.

-Billy Flynn en Campeón: un boxeador retirado, adicto al alcohol y al juego, desea darle a su hijo una vida mejor. Pero la historia tuvo un final trágico, cuando Billy muere violentamente tras un duro combate. Su hijo, que no era más que un niño, lloraría su pérdida pidiendo que despertara. Indudablemente una de las escenas más emotivas del cine.

Y hasta aquí el repaso de algunas de las muertes que más destaco en la historia del cine. Me dejo muchas, pero os lo dejo a vosotros en los comentarios. ¿Qué muerte se os ha clavado en la retina? ¿Con cuál habéis llorado más? ¿Cuál os ha parecido más espectacular o trascendente? ¿Creéis que la muerte es el mejor final para un protagonista?

Aunque mueran los personajes de estas historias, no cabe duda de que estos, incluso con su muerte, engrandecen el mundo del cine.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Iñigo

    A mí siempre se me van a quedar en la retina las muertes de Luca Brasi y de Apollonia en “El padrino”. Ambas son una muestra de que la muerte es inesperada y cruel, e incluso estilizada.

  2. Adrián

    La de Infiltrados (no diré quien) la que más me impacto.
    La de Gladiator simplemente épica.

  3. Jorge Valle

    Me quedo con las de Apollonia y Sonny en ‘El Padrino’. Y con la de Mufasa en ‘El Rey León’

  4. Si sólo puediera quedarme con una, sería con la muerte de Guido en “La vida es bella”. No por la escena en sí, de hecho Benigni lo hizo de una manera bastante elegante al no verse como le disparan; si no por todo lo que habíamos visto anteriormente. La personalidad del personaje, como enamora a Dora y como educa al hijo hacen que te derrumbes al escuchar los disparos.

    Si digo la que más me impacto, la que ocurre en “Million Dollar Baby”. La primera vez me quedé sin aire, absolutamente petrificado.

  5. Cinepata

    ¿Y que pasa con la de Tony Montana????? ¿Ehhhh?

    • Javier Fernández López

      No he mencionado algunas muertes con ánimo de que vosotros las dijerais. Muy de acuerdo con la muerte de Tony Montana. La de ‘Gladiator’ y ‘Million Dollar Baby’ también me parecieron muy buenas.

      Por supuesto, gracias a todos por comentar!

  6. Desiré Soriano

    Seguro que se me olvida alguna pero creo que me quedo con la de ‘Gladiator’, ‘El Rey León’ y ‘Atonement’ (de ésta no diré más pero sé que me comprenderán quienes hayan visto la película como yo sin haber leído el libro previamente). También me parece precioso el detalle de Rose quedándose con Dawson como apellido.

    Como comentas al principio, que a veces no es la muerte sino lo que tras esa muerte viene, una película que me hizo soltar lagrimilla fue ‘Philadelphia’.

  7. Lourdes Lueiro

    Interesantísima crítica Javier, me quedo con las dos muertes emblemáticas de Disney (Bambi y El rey León), también como no, con la de Jack Dawson, una de las mejores muertes del cine a mi modo de ver, y que catapultó a Jack a ser una leyenda de la historia del cine, también fué impactante la de Will Smith en ”7 Almas”, aunque estaba más que claro cual sería su final, en Leyendas de pasión existe alguna muerte más además de la de Samuel que también me impactaron, y desde luego la historia de ”Siempre a tu lado” es preciosa. Si tengo que mencionar alguna que no habeis puesto y que me acuerde ahora mismo es la de Jamie Sullivan en ”Un paseo para recordar” (Mandy Moore), siempre me hace llorar a mares, o por supuesto la de Dave Boyle (Tim Robbins) en ”Mystic River”. Saludos

  8. Manuel G. Mata

    SPOILER DE MI VIDA SIN MI. La de Ann en Mi vida sin mi.

Escribe un comentario