Image Image Image Image Image Image Image Image Image

“El crack”, homenaje al cine, a la novela y a Madrid

Por Borja Álvarez “Jita”

Hay un aspecto que valoro mucho en el ser humano. Y es la admiración. La admiración que tienen algunas personas hacia otras que son capaces de hacer lo que ellos siempre han querido hacer. Y Garci es uno de los mejores ejemplos. Porque si algo caracteriza a José Luis Garci es su pasión irrefrenable por el cine. Garci es un buen director, pero es aún mejor persona. No, no le conozco, pero estoy seguro de ello. Y quizás El Crack y El Crack dos sean las mejores pruebas.

La primera entrega es todo un reconocimiento al cine y a algunos de los más grandes directores de la historia. Por un lado tenemos ese guiño en forma de plano a su admirado Woody Allen y su película Manhattan. Y por otro, esa fantástica escena en el restaurante italiano al más puro estilo Coppola en El Padrino. Decía Picasso: “Los grandes artista copian, los genios roban”.Todos aprendemos de alguien, todos tenemos nuestras referencias e influencias, y para nada es malo copiarles. Pero hay que saber hacerlo con el respeto y el cariño que aquí demostró el director.

Pero la película es mucho más. Es un homenaje a las ciudades de Madrid y Nueva York. La primera por ser la que acogió al director asturiano. La segunda por ser la ciudad referente del cine. Garci filma multitud de calles, de monumentos y de edificios para que nos empapemos de la atmósfera de ambas ciudades. Los neones de la Gran Vía madrileña o la melodía de piano de Jesús Gluck crean una nostalgia y una melancolía difícil de olvidar. Y por si algún despistado lo hacía, ahí estaba Garci para dejarnos un nudo en la garganta en forma de explosión. Impresionante lección de cómo romper el ritmo narrativo.

elcrack2

Y es que al margen de todo lo citado, la película te atrapa, te intriga, es cine policíaco del de siempre, del “sucio”,del duro, el de investigaciones, tabaco, boxeo y prostitución. ¡Y caramba con el boxeo! Otro guiño más de Garci a los grandes púgiles de la historia con el fantástico personaje del barbero. Su labia, sus historietas y su Madison “Esquare” Garden nos regalan varias carcajadas. Y es que Garci copiaba bien, perode talento para los diálogos iba sobrado.

En la segunda entrega ya vemos una trama más compleja,un Madrid más del extrarradio, y una reflexión y crítica sociológica. El homenaje al cine se centra en la novela negra. No en vano, la cinta está dedicada al escritor Raymond Chandler, autor de la novela El sueño eterno o de guiones como el de Perdición. También podemos ver el póster de Conspiración de Silencio, una referencia a Un extraño en mi vida -algún día les hablaré de este peliculón- y la proyección en un cine de La jungla de asfalto.Otra muestra más de la cantidad de cine que ha mamado Garci desde pequeño, y el enésimo reconocimiento a las personas que le hicieron querer ser director.

Mención a parte merece un arrebatador Alfredo Landa. El landismo de los 70 le perseguía, y no era nada fácil cambiar el registro para hacer creíble el personaje de German Areta “El piojo”. Su mirada triste, su personalidad contenida, el cariño hacia esa adorable niña, su peculiar estilo trabajando, en fin… un recital que enterrópara siempre aquella etiqueta.

No quiero acabar sin destacar al plantel de secundarios de ambas películas. José Bódalo –impresionante como siempre-, la entrañable María Casanova y por supuesto, Miguel Rellán, protagonista del momentazo de la segunda entrega. Un ascensor, unos primeros planos de una pistola y un interminable pasillo, son las bases de cómo rodar una secuencia de tensión y suspense. Otra escena para enmarcar. En la segunda entrega también aparece Arturo Fernández–en su típico papel de dandy- y la verdad es que raya a buen nivel.

Si quieren ver cine español y del bueno, aquí tienen dos razones. Repito, cine español y del bueno. No pasa nada por decirlo.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Alberto

    Siguiendo la recomendación de un amigo la vi hace unos meses y me gustó mucho. Muy buen cine sin duda.
    Gracias por el artículo Borja, además por duplicado porque no conocía Un extraño en mi vida hasta que la has mencionado. La he visto hace unos días, muy buena, sí señor.
    Un saludo

  2. Qué estupenda reseña, rescatando una pieza clave en la filmografía de José Luis Garci; además, imprescindible para comprender la evolución de Alfredo Landa. Felicitaciones.

  3. Gracias a los dos de verdad, un placer compartir gustos y ver que siempre alguien conoce alguna película nueva.

    Os dejo un artículo que escribí en mi blog sobre otra película de Garci. En este caso “Volver a empezar”:

    http://loqueelcinesellevo.com/2013/04/11/solo-se-envejece-cuando-no-se-ama/

  4. Íñigo

    Voy a confesar una cosa. En mayo del año pasado estuve en la Feria del Libro de Madrid. Resultaba que Garci firmaba su último libro, “Noir”, una recopilación de artículos y escritos que hizo sobre el cine negro (entre ellos su reseña de “El crack”. No sabía que firmaba, así que, armado de valor, fui a que me firmara. Hablé con él un poco y le felicité por la película, que me pareció de lo mejor del cine español de los ochenta y me recomendó que viese “El crack dos” en Versión Española. Si no recuerdo mal, me puso en la firma: “Para Íñigo, con un abrazo “noir” de los de antes”. Y el tío es todo un “paisano”, como se diría en León: habla como si estuviese en la tasca jugando al mus sobre cine, como si otra persona hablara de fútbol o toros. Le dí las gracias, le estreché la mano y me volví con mi familia para comer. En fin: por detalles como ese, sabes cómo es el cine de alguien por cómo es esa persona. Y Garci es un nostálgico, a mucha honra. Y bueno, debo decir que he visto más de una vez la peli y me encanta. Gracias por recomendarla, Jita.

    P.D: “Baretta, dame el mechero o te quemo los huevos”.

  5. Me alegra leer eso Iñigo. Como digo, no le conozco -voy a intentarlo en breve jaja- pero no me cabía ninguna duda de que era un tio muy afable y cercano. Como hecho de menos esos programas con Torres Dulce y cia debatiendo y debatiendo sobre los clásicos.

    Un saludo ;)

Escribe un comentario