Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El camino de Marvel Studios (Parte 1)- Las 5 claves de la Fase Uno

Por Javier Marrero

No ha pasado ni una semana desde que el tráiler de Los Vengadores: La Era de Ultrón sacudiera las redes y Marvel Studios no da tregua. La productora no esperó para volver a ocupar el centro de las noticias cinematográficas a escala mundial con su último anuncio de la Fase 3 del MCU (Marvel Cinematic Universe).

marvel3

La secuela de Los Vengadores será la segunda reunión del equipo superheroico por excelencia de Marvel, que hicieron su gran debut en conjunto hace ya casi 3 años, cosechando un tremebundo éxito por todo el globo (recaudó más de 1500 millones de dólares, siendo la tercera película más taquillera de la historia). A partir del bombazo de esta peli empezó a conocerse el conjunto de filmes que cimentaron el camino hacia la misma (Iron Man, El Increíble Hulk, Iron Man 2, Thor y Capitán América: El Primer Vengador) como Fase 1 del Universo Cinematográfico de Marvel.

Antes de Los Vengadores no se hablaba de “fases”. No existían planes con 5 años de antelación para el lanzamiento de películas, y ni por asomo se hubieran planteado arriesgarse con personajes tan poco conocidos como los Guardianes de la Galaxia (sí, ese grupo de marginados espaciales cuya película se convirtió en el blockbuster de este verano). Tras la prueba definitiva todo cambió.

marvel4

Ahora estamos asistiendo a lo que se está convirtiendo en el mayor fenómeno comercial y (posiblemente) la franquicia más rentable y mejor llevada de la historia del cine. Y con esta seguridad, ahora sí que pueden arriesgarse con lo que sea.

Hablemos del camino a La Era de Ultrón. Comentemos los planes para la Fase 3. Pero antes de ello, repasemos en este artículo las 5 claves que hicieron posible el nacimiento de Los Vengadores, el bautizo de fuego de la Fase Uno marvelita:

1. Robert Downey Jr.

Todo empezó con Iron Man. El primer paso que debía dar Kevin Feige (jefazo de Marvel Studios) era clave si quería levantar algo más grande que una simple película de superhéroes. ¿Cómo hacerlo? Sacando una primera película en la que un fabricante de armas multimillonario llamado Tony Stark, poseedor de un intelecto de genio y un ego del tamaño de una catedral era el protagonista.

No solamente es una historia que tira por los suelos los estereotipos de una película de superhéroes corriente (con el típico esquema de accidente de laboratorio -> obtención de poderes -> aparece un malo maloso -> chica en apuros -> el héroe gana), sino que ubica en pleno centro un personaje que nos debería caer profundamente mal (un ricachón vendedor de armas, chulo, narcicista, ególatra…) y que acaba siendo un peso pesado del MCU. ¿Y la razón de todo esto? El actor principal.

marvel5

Robert Downey Jr. no interpreta a Tony Stark. Él es Tony Stark. En su interpretación del Hombre de Hierro (probablemente la mejor, junto con su papel en Tropic Thunder, tras la salida de un infierno personal de drogadicción), Downey Jr. hace un trabajo tan increíble que es imposible imaginar al personaje de Marvel con otra cara. Iron Man fue un gran triunfo de taquilla, el relanzamiento exitoso de la carrera del actor y el comienzo de algo mucho, mucho mayor.

2. Películas individuales

¡Warner! ¡Sí, Warner Bros, la productora que ha lanzado hace poco una parrilla de películas para montar un Universo Cinematográfico a la desesperada! ¡Lee este punto, porque falta te hace! ¿Cómo logras que un equipo funcione en pantalla sin necesidad de revivir las  historias de cada uno de sus componentes y saturando todo el metraje? Los presentas a todos individualmente en sus propias películas, les das historias que les formen un carácter arquetípico y luego los conjuntas de la mejor manera posible en una gran película crossover. ¡Sencillísimo!

Lo que no se debe hacer (que es lo que Warner Bros pretende) es meter a calzador una batería de personajes en una sola película sin que el público los conozca en el contexto en que quieres situarlos. Hicieron falta dos películas de Iron Man para que conociéramos a Tony Stark y apareciera la Viuda Negra, una película de Hulk para situar al gigante esmeralda en el nuevo Universo Cinematográfico, una de Thor para conocer al dios del trueno, presentar al villano clave de toda la Fase 1 y abrir un mundo de posibilidades narrativas para futuras películas y, por último, una película del Capitán América que no fuera un panfleto barato de la gloria de Estados Unidos. Entonces se pudieron unir Los Vengadores, y no antes. Bien jugado, Marvel.

3. Esperar a después de los créditos finales

Voy a ser sincero: por mucho que admire (hasta el punto de la adoración) la manera en la que Kevin Feige está orquestándolo todo en Marvel, no todas sus películas son para tirar cohetes. De hecho, la gran mayoría me han parecido simplemente entretenidas o bien me han resultado indiferentes, lo que no quiere decir que no me hayan agradado. Sin embargo, han logrado atraer la atención cada vez más iniciando una larga tradición para crear un hilo conductor entre todas sus películas: las escenas post-créditos a modo de cliffhanger y los easter eggs o guiños que plagan todas las películas.

La aparición de Nick Furia al final de la primera peli de Iron Man con su iniciativa Vengadores, la conversación de Tony Stark con el general Ross al final de El Increíble Hulk, la aparición del escudo del Capitán América y de la Viuda Negra como secundaria en Iron Man 2 y el descubrimiento de Mjolnir (el martillo de Thor) al final, la revelación del Teseracto por parte de Nick Furia al final de Thor y un breve cameo de Ojo de Halcón durante el metraje

marvel6

Si bien las películas no son carne de gafapastismo, están llenas de acción y de momentos icónicos que todo fan (y hasta los no-fans) de cómics disfrutan como chavales. Sin embargo, nada de lo que ocurre en cada pieza por separado tendría trascendencia de no ser por la manera en la que se van encajando todas poco a poco en un mismo mosaico, dando pistas de lo que sucederá a continuación.

El mayor ejemplo: la sonrisita de cierto Titán Loco al final de Los Vengadores.

4. Tom Hiddleston/Loki

Una cosa está clara: si el villano es bueno, la película será mejor. Y en este caso no ha habido decisión de casting más acertada en Marvel (salvando la elección de Robert Downey Jr. como Tony Stark) que la de contratar a este Tom Hiddleston para que interprete al dios nórdico del engaño y el caos. Estee actor británico era prácticamente desconocido hasta que se metió en la piel de Loki, el hermano adoptivo de Thor y un maestro del ocultismo y magia negra.

marvel7

Y es que no solamente dio la talla en la película individual del dios del trueno, sino que fue el perfecto antagonista en la primera reunión de los Vengadores poniendo en aprietos a todos y cada uno de ellos. Esta elección no fue casual ya que en la primera historia sobre el supergrupo (que apareció en los cómics de la Edad de Plata), las razones de la alianza entre estos seres extraordinarios fueron las maquinaciones de Loki. En su representación cinematográfica ha resultado ser un perfecto robaescenas y un delicioso embaucador, pero lo más inaudito es que actualmente es más querido que el propio Thor por los fans (especialmente entre el público femenino).

5. Reunidos = Más Efectivos

Y llegó la tormenta perfecta. El momento decisivo. Tras aprobar la última película individual, Feige dio un puñetazo sobre la mesa y dejó claro lo que se jugaban con el final de la Fase Uno: todo o nada. El futuro de la productora podría ser el faro más brillante de la historia de las franquicias cinematográficas o una tremenda decepción para la legión de fans (jóvenes y veteranos de los cómics de Marvel) que llevaban esperando este momento desde que Nick Furia (encarnado por Samuel motherfuckin’ L. Jackson) presentó la Iniciativa Vengadores a Tony Stark. Era el momento de reunir a Los Vengadores.

marvel8

El resultado ya lo conocemos: jugada de guión maestra, cifras de recaudación estratosféricas y posts, artículos, fanart y memes (muchos memes) que plagaron Internet construyendo un verdadero culto alrededor del gigante cinematográfico que llegó a la pantalla grande en 2012. El éxito arrasador de la película de Los Vengadores actuó como catapulta económica y creativa para Marvel Studios y como chute de adrenalina para Feige, que anunció que habrían Fase 2 y Fase 3 para el MCU. ¿Qué fue lo que hizo grande a los Vengadores? Además de su ritmo trepidante y espectácular, lo siguiente:

- Loki: El mejor villano que podrían haber escogido. Conocido y adorado por el público, con un carisma tremendo y respetando el canon original, el dios asgardiano del engaño y el caos pone en apuros a todos y cada uno de los protagonistas individualmente, uno a uno, siendo esto finalmente lo que los acabará uniendo.

- Dar prioridad a los personajes más débiles: Viuda Negra fue solamente una secundaria en Iron Man 2, y Ojo de Halcón era absolutamente desconocido (salvo para los marvelitas que prestaron atención en Thor). El que sería un equipo de seis personas tenía cuatro componentes de sobra conocidos por sus pelis individuales pero, ¿qué pasaba con estos dos agentes sin poderes que dependían de su maestría en el combate, el asesinato y el sigilo? La solución de Joss Whedon (director de la película): convertirlos en el centro del primer acto de la historia. A partir de ahí ya se integrarían perfectamente con el resto de sus poderosos compañeros.

- Hulk: Seguramente esta es mi adición favorita. Mark Ruffalo tomó el relevo del titán verde en Los Vengadores y consiguió la mejor representación de la dualidad Banner/Hulk hasta el momento. Para empezar, cumplió con una de las reglas en el cine de monstruos: anticipar es mejor que mostrar. Hulk aparece solamente 15 ó 20 minutos en toda la película, pero cuando lo hace es un verdadero espectáculo, combinando fuerza, épica y hasta humor. Se desata y domina la pantalla por completo.

- Reparto de protagonismo: Es cierto que Iron Man se lleva prácticamente toda la atención del público (lo que resulta normal, tras dos entregas sobre este héroe y del carisma del personaje y del pedazo de actor que lo encarna), pero Joss Whedon dirige la cinta de tal forma que ningún personaje se queda sin su escena o su momento de protagonismo. Se constituye un verdadero equipo, y no una historia en la que hay un protagonista al que le siguen sus compañeros.

> Bonus: Una buena película del Capitán América

Algunos lo pasan por alto pero, ¿cómo diablos logras que una bandera con patas que nació como panfleto de EEUU para la II Guerra Mundial protagonice un filme entretenido? Muchos desdeñan el trabajazo realizado en Capitán América: El primer vengador, pero ha resultado ser la segunda película más interesante de la Fase 1 tras Iron Man. Tiene acción de la buena, ambientación logradísima y el resultado es un broche más que satisfactorio a la primera tanda de películas de Marvel. Esta es, obviamente, otra de las claves del éxito de la Fase Uno.

marvel9

Seguramente existan más hechos determinantes del triunfo de Marvel antes de Los Vengadores. ¿A alguien se le ocurre alguno? Si es así, comenten, hablen o discutan sobre ello.

¡Un saludo!

Leer El camino de Marvel Studios (Parte 2)

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Jaro

    Primero el brutal artículo de DC y ahora este de Marvel… Me estoy enamorando de esta web cada día más. ¡Seguir así!

    • Javi Marrero

      Gracias Jaro, estate atento para los siguientes tres artículos que complementan a este. Que disfrutes de la lectura.

  2. Javi Marrero

    Mi primer artículo por fin publicado. Muchas gracias al equipo de El Ojo Crítico por esto, a Sergi Monfort por ser el primero en mostrarme la página y a Jorge Hernández por motivarme a enviar lo que había escrito.

    Este artículo es el primero de cuatro que sirven de recorrido de Marvel Studios desde su primera película hasta la última anunciada. En breve redactaré más artículos en los que las cómics, las novelas gráficas y las películas que adaptan ambos serán protagonistas recurrentes. De nuevo, mil gracias a los que lean este artículo.

  3. Jorge Hernández

    Grande Javi, articulazo. ¡Sigue así!

Escribe un comentario