Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Batman V Superman: Expectativas

Por Javier Fernández López

A falta del último trailer, que seguramente desvelará nuevos e interesantes detalles, la atención hacia este proyecto es máxima. Las cartas están sobre la mesa, la Warner y DC lo han puesto todo en el asador. ¿Será la gran película que esperamos? ¿Alcanzará el status de “mejor película sobre superhéroes”? ¿Cumplirá las expectativas? Raro es el día en el que no aparece algún detalle nuevo sobre este macroproyecto que enfrenta a dos mitos de la cultura popular, los dos personajes más célebres del mundo del cómic frente a frente en la pantalla grande, algo que se llevaba esperando desde hace años.

Poniendo los pies en el suelo, lo cierto es que Batman V Superman: Dawn of Justice está llamada a ser la gran película de 2016. Los motivos son claros, es la película que marca el pistoletazo de salida, con el permiso de El hombre de acero, del Universo Cinematográfico DC. También está dirigida por el ya curtido en el género Zack Snyder, con David S. Goyer colaborando en el guión de la cinta. Tenemos a Ben Affleck como el nuevo Batman del cine, que si bien no todo el mundo estuvo contento con la decisión al anunciarse la noticia, parece que las imágenes le respaldan e incluso algunos amantes del encapuchado de Gotham han cambiado de parecer. Hablando seriamente, jamás se había visto un Batman tan fiel, al menos en diseño e imagen, al de las viñetas. ¿Veremos, no obstante, una buena actuación? Eso sólo lo sabremos cuando veamos la película en marzo, pero parece que Affleck se ha tomado este trabajo muy enserio (no en vano puede ser un papel que le dure una década o más si las cosas salen bien). Wonder Woman hará acto de presencia en este evento, y podrían aparecer otros personajes de DC. La música vuelve a estar a cargo de Hans Zimmer y Junkie XL. Este último parece destinado a llevar su nombre a lo más alto, ya colaboró con Zimmer en El hombre de acero y se encargó de la banda sonora de Mad Max: Furia en la carretera. El director de fotografía es un viejo amigo de Snyder, Larry Fong, que ya colaboró con él en Watchmen, Sucker Punch y 300. ¿El reparto? Destaca, además del ya mencionado Ben Affleck, grandes nombres como el del otro gran protagonista, Henry Cavill, que vuelve a ser Superman. Tenemos además a Amy Adams, Diane Lane y Laurence Fishburne de vuelta, y se suman otros como Gal Gadot como Wonder Woman, Jeremy Irons como Alfred, el fiel mayordomo de Batman, y Jesse Eisenberg como la gran mente criminal Lex Luthor.

supermanvsbatman2

Pues ya dicho todo esto, ¿acaso lo mencionado asegura una película de gran calidad? Lo cierto es que no, en realidad todo depende del guión y la historia de la película, porque ser la película más esperada del 2016 tiene sus ventajas y sus inconvenientes, el mayor de ellos que los espectadores más conocedores del mundillo analizarán cada detalle. En mi caso, no me pararé tanto en ver la película como un “producto-cómic”, ya que eso no me parece interesante. Creo que la idea de Batman V Superman va más allá de eso, puede ser el momento de ver una película que lleve más allá la filosofía contenida en Watchmen. No sólo iremos para ver cómo Batman destroza a Superman, estamos ante un evento prácticamente sin precedente. Superman, padre de todos los superhéroes por derecho y pese a tener multitud de detractores, es un personaje con un trasfondo muy simbólico. No deja de ser un superhéroe que roza la divinidad, y el morbo manejado en el film es precisamente ese: ver a un hombre que conocemos, un mito de nuestro tiempo que ha rebasado la línea de la heroicidad con la trilogía de Christopher Nolan, golpear y humillar a un dios. Estamos ante una película que puede manejar el morbo y la operística a partes iguales, pero eso será difícil de conseguir, con lo que Snyder deberá construir y colocar bien las piezas para que la película funcione a las mil maravillas.

El mayor problema es que es un proyecto con demasiado peso, que además servirá para marcar la línea de salida de un universo. La idea, aunque arriesgada, es inteligente: que nazca la Liga de la Justicia a través del enfrentamiento de sus dos mayores componentes. Esto aumenta la presión y nuevamente la atención de los espectadores, que esperan del Universo DC algo distinto a lo que ofrece un universo ya bien asentando en las carteleras como es el de Marvel. Por ello, otra dificultad es marcar un tono distinto, y eso debe quedar claro desde el principio, como ya quedó claro en El hombre de acero. El universo DC necesita un enfoque más oscuro, maduro y adulto. Batman no se maneja bien en la comedia, mucho menos Wonder Woman y sobre todo Superman.

Pero lo más importante ante todo es que veamos un auténtico espectáculo de grandes magnitudes, y eso parece que sí está asegurado, con una puesta en escena que promete dejarnos pegados al asiento. Debe dolernos cada puñetazo de estos dos personajes, cada choque. Queremos a la gran mente de Lex Luthor maquinar contra Superman, el hombre que envidia al dios y que por eso aspira a derrotarlo, a verlo hundido, a convertirlo en un demonio para los hombres y que lo vean a él como el salvador. En definitiva, queremos la película que nos están anunciando. Y si bien es comprensible que la Warner esté subiendo nuestro hype con cada noticia, deben mostrar cautela. La caída puede ser muy grande, pero prefiero pensar que todos saldremos del cine con la mejor sensación posible: la de querer comprar otra entrada para ver de nuevo la película. ¿Cumplirá? En marzo lo veremos. No os olvidéis vuestra capa roja y vuestro vaso de Batman, damas y caballeros.

Escribe un comentario