Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Carlos Pumares: Un grito en la noche

Por José Albaina

Supe de la existencia de Carlos Pumares en su etapa de Onda cero. Desde el primer momento, me atrapó su personalidad arrolladora. Fueron muchas las horas  que pasé escuchando sus anécdotas cotidianas, sus recomendaciones de restaurantes, sus críticas de cine y críticas en general, sus respuestas y broncas a oyentes, sus crónicas de festivales, la impresionante y constante exhibición que realizaba de su Pumares movie data base mental, los fascinantes especiales que realizaba sobre cualquier aspecto cinematográfico, su deliciosamente retorcido sentido del humor y sus continuas muestras de profundo amor por el cine. Queda claro que el personaje no me resulta antipático, precisamente. Y Carlos Pumares, o su faceta pública, tiene mucho de personaje. Una creación histriónica, agresiva y abrumadora, pero por la que se cuela su enorme sensibilidad y ternura con cero cursilería. Me atraen las propuestas y las personas que se salen de lo habitual, de lo políticamente correcto y  Carlos Pumares encaja perfectamente en esos parámetros.

pumares2

Su época dorada fueron los años que pasó al frente de su programa Polvo de estrellas en la desaparecida Antena 3 Radio, una etapa que por cuestiones de edad no conocí de primera mano. Después de la desaparición de la citada emisora, su programa se instaló en Radio voz y posteriormente en Onda cero. A lo largo de su carrera ha colaborado en periódicos, portales de internet, programas de televisión y hasta ha intervenido en películas como FBI: Frikis buscan incordiar (Javier Cárdenas 2004Torrente 3, el protector (Santiago Segura 2005). También ha participado como guionista en algunas películas que define como muy malas”. Sus colaboraciones con Santiago Segura y Javier Cárdenas y en programas de televisión como Crónicas marcianas  han sido criticadas por muchos de sus antiguos seguidores. Si algo define a Pumares, y en mi opinión a casi todas las personas, es la contradicción. Tras cancelarse su programa en Onda cero y verle como activo polemista en Crónicas marcianasy con una breve presencia en el fenecido canal Veo 7, le perdí el rastro hasta que hace tiempo lo encontré en un videoblog de Hoycinema. Me sorprendió mucho verle de esa forma pues él es un hombre marcadamente analógico, pero como suele decir: en la vida la única libertad de hacer lo que se quiere es la que se tiene al manejar el mando a distancia de la tele; y a veces ni esa”. 

video1pumares

Un día, navegando por la red, llegué al blog de Iván Reguera, y me fijé en que figuraba de forma destacada la imagen de lo que parecía ser  un libro sobre Pumares que enseguida captó mi atención. Debo señalar, que no soy lector de blogs pero el de Iván Reguera me cautivó. Un libro sobre alguien fascinante, es un buen punto de partida para llegar a un libro también fascinante y en Carlos Pumares, un grito en la noche (Iván Reguera, Juan José Aparicio, Club Universitario 2007eso se cumple. En realidad, el libro contiene tres historias en una; la del propio Pumares, la del panorama del sector de la comunicación en España de los últimos treinta años (en especial del periodismo y la crítica cinematográfica) y la de los propios autores que nos hacen partícipes de detalles sucedidos en los encuentros con Pumares y de sus propias vivencias y reflexiones sobre muchos temas. El relato está estructurado a modo de mosaico, donde se intercalan las palabras de Pumares recogidas por los autores en varias entrevistas, declaraciones de compañeros y amigos y pensamientos de los firmantes de la obra. Por suerte, nadie es perfecto y Carlos Pumares tampoco es una excepción. Recuerdo que a veces su programa se me hacía pesado y sus tics repetitivos; pero siempre guardaré un recuerdo especial de las sensaciones que me provocó su descubrimiento: una mezcla de cinefilia y humor irresistible.

Comentarios

  1. Juan Ignacio

    Recuerdo a Carlos Pumares en aquel programa de la desaparecida Antena 3 Radio, ‘Polvo de estrellas’, él ha cambiado poco, mantiene las mismas energías. Hacía, dentro de su programa, dos concursos con preguntas sobre cine, uno era premiado con dos entradas para un cine, ése era semanal; y luego había otro mensual en el que el premio era un pase, para dos personas, para el cine Sanpol, en la Plaza San Pol del Mar, de Madrid, de todo un mes. Y es que aunque parezca mentira, en aquella época, 1.982, había cines que programaban durante aquel verano todo un ciclo de cine clásico, con tres películas distintas cada día. Yo gané uno de esos premios, por ello me acuerdo muy bien, incluso de la pregunta. Me pasé viendo muy buenas películas durante el mes de Septiembre de aquel año.

    Buen programa ‘Polvo de estrellas’ y con gran participación de oyentes. Y eso que a mí me molestaba un poco que una de las fobias de Carlos fuera la de las películas en versión original y todos aquellos que íbamos a verlas, casi todas exhibidas en los cines Alphaville (los únicos que había con programación exclusiva, de forma regular, en versión original por aquel entonces). Carlos nos llegaba a calificar de secta, quienes veíamos cine en versión original para él éramos una secta. En fin, cosas de Pumares.

  2. fedor mijailowich

    En uno de sus programas hablaba de un medicamento que tenia la propiedad de desobstruir venas y arterias, era un medicamento de medicina natural, pero no me acuerdo de su nombre, seria posible averiguarlo ?

Escribe un comentario