Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Zinemaldia 2014: Challat of Tunis

Por Vanessa Rodríguez

EL TIMO DE LA ESTAMPITA

Dentro de la sección Zabaltegi del Festival de Cine de San Sebastián hemos tenido la “oportunidad” de ver esta película. Las comillas no son error, porque cuando salimos del cine lo que pensamos es que nos sentíamos estafados.

Cuando seleccionas una película para ver en un festival de este tipo puede pasar que sea una experiencia fantástica y veas una película especial. Lamentablemente también puede pasar que veas películas horribles y pienses que has tirado tu tiempo y tu dinero eligiendo mal. Hasta aquí no hay nada sorprendente, ¿verdad? El problema es cuando seleccionas una película en base al pequeño resumen del que dispones y que alguien ha escrito para que el espectador decida si ver o no esa película. Si no te basas en el director o en los actores, está claro que te basas en el argumento. En este caso, el argumento de “Challat of Tunis” según el libro del Festival  trata sobre un motociclista que en el año 2003 va con una navaja de afeitar por las calles de Túnez y corta los glúteos de las mujeres más atractivas que encuentra. ¿Parece un argumento como poco curioso? Eso pensamos, además es una coproducción entre Túnez, Francia y Emiratos Árabes. Así que nos decidimos a comprar la entrada y además tuvimos la suerte de que nos pusieron un corto de veinte minutos rodado en euskera Zarautzen erosi zuen que lo han traducido como La compró en Zarautz. Un título horrible para un corto sobre una mujer tímida y discreta que tiene que enfrentarse a otra mujer cuando descubre que le ha robado en su tienda. Este corto fue lo mejor de la sesión, y fue una pena que no fuera más largo y la película…….más corta.

challatoftunis2

Después del corto, nos presentaron a la productora de Challat of Tunis que nos consiguió motivar cuando no quiso contar la trama de la película y dijo perlas como que algunas personas pasarían miedo, otras rechazo, etc. ¿Apasionante? Bueno, nuestra cara fue un poema cuando vimos que se trataba de un falso documental. ¿Costaba mucho indicarlo en el resumen? No, no es lo mismo ver una película con una trama que ver un falso documental. Además, podríais pensar que al ser falso será loco y atrevido. Os equivocáis. Si, podría haber sido increíble y original pero era tremendamente aburrido y bastante previsible. Podéis creerme o no pero cualquier programa de la tele como Callejeros viajeros o similares a su lado parecen obras de arte por su calidad y emoción.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario