Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Zinemaldia 2014: Anybody’s Woman

Por Vanessa Rodríguez

Anybody’s Woman es una película de 1930 dirigida por Dorothy Arzner, reconocida por ser la única mujer estadounidense que dirigía películas en los años 30. Resulta muy complicado ver películas como ésta, ya que no son conocidas y no la hubiera podido ver de no ser por la retrospectiva del Festival de Cine de San Sebastián sobre la carrera cinematográfica de Arzner. Todavía hoy en día es noticia que una mujer gane un Oscar como mejor dirección, así que nos podemos hacer una idea de lo complicado que debía ser en esa época dirigir una película siendo mujer.

Un abogado ahoga sus penas en alcohol tras leer la noticia de que su ex-mujer se ha casado con otro. Esa misma noche, conoce a una corista de vida poco afortunada y en plena borrachera se casan. Podéis deducir el resto de la historia, eso no quiere decir que el problema sea el argumento. Al contrario, esta historia daba para mucho más pero unos actores que parecían de todo menos enamorados no ayudaban en absoluto. No me creerían ni que se llevasen bien y mucho menos que se quieran.

Parecía una buena oportunidad para conocer a esta directora pero, lamentablemente, ha sido una pérdida de tiempo porque estamos ante una de esas películas que están bien donde están, en el olvido. La película tiene buenas intenciones pero falla estrepitosamente porque está narrada casi como si fuera una película de cine mudo, con cortes abruptos y dudosas interpretaciones. Desconozco si el problema era de los actores o de la dirección, o de ambos.

Siendo justos hay que tener en cuenta que han pasado muchos años desde su rodaje y que hay que pensar que en su momento quizás era buena. Aunque lo dudo mucho, y el hecho de que una buena película siempre perdura en el tiempo es una realidad y Anybody’s Woman creo no pertenece a ese grupo.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario