Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Enemy y Las brujas de Zugarramurdi en el Zinemaldi

El Festival de cine de San Sebastián sigue su curso y lo hace ofreciendo películas muy diferentes que tratan de encontrar a su público.

ENEMY

Es una cinta con capacidad de provocar en los espectadores tanto elaborados halagos como profundos rechazos. Es innegable que el planteamiento de Enemy, basado en la novela El hombre duplicado de José Saramago, resulta atractivo pero no novedoso pues el tema de la identidad y los dobles cuenta con notables y variados precedentes, desde el origen la figura mitológica germánica del doppelgänger. 

Jake Gyllenhaal interpreta de forma verdaderamente entregada a un profesor de historia que ve en una película a un actor físicamente idéntico a él. A partir de ese momento se obsesiona con tan desconcertante situación y decide ponerse en contacto con su doble.

La película es una inusual coproducción hispano-canadiense muy cuidada en todos sus aspectos, salvo en cumplir el que debería ser mandamiento número uno de todo contador de historias: no aburrir. De poco sirve tener a unos actores con la calidad y la categoría de Jake GyllenhaalMélanie Laurent o Isabella Rossellini, una música capaz de crear misterio aunque sea empleada como banda sonora de un vídeo en el que se muestre una carrera de tortugas, una fotografía especialmente cautivadora y un tono adecuado al enigmático argumento, algunos agradecibles golpes de humor si la historia no se desarrolla de forma que genere interés en el espectador. Jake Gyllenhaal da un recital de interpretación y de que es un actor polivalente, pues es capaz de resolver de forma muy satisfactoria su papel en un film dirigido al gran público  como Código fuente y el doble rol al que se enfrenta en Enemy supera con nota. Es una lástima porque esta cinta podría haber sido un excelente cortometraje.

enemy1

LAS BRUJAS DE ZUGARRAMURDI

Álex de la Iglesia regresa a las esencias con las que ha logrado los mejores resultados en su cine. En Las brujas de Zugarramurdi -como ya ocurriera en la paradigmática El día de la bestia- la comedia se funde con lo sobrenatural y el resultado de tal combinación es una historia que suscita un interés constante en el espectador durante su desarrollo salvo en su extenso tramo final. Mario Casas y Hugo Silva interpretan a dos desempleados que atracan un local de compraventa de oro del que se llevan un botín con el que huyen a hacia Francia, pero una parada en la localidad navarra de Zugarramurdi cambia sus planes. La escena inmediatamente posterior al atraco, localizada  en plena Puerta del Sol, es un ejemplo de cómo el director bilbaíno domina su oficio.

brujasdezugarramurdi

Está llena de una acción excelentemente rodada y ofrece buenos momentos cómicos. Mario Casas interpreta a un ingenuo de buen corazón, que protagoniza algunos de los momentos más hilarantes de la película, y demuestra que puede ser verdaderamente gracioso. Hugo Silva cumple correctamente su papel de esforzado padre separado y el resto del reparto con nombres tan reconocidos como Carmen Maura, Terele Pávez, Pepón Nieto, Secun de la Rosa, Macarena Gómez o el pequeño papel de la antaño presente hasta la saciedad María Barranco, contribuyen a que el espectador empatice con los conflictos de cada personaje. Carlos Areces y Santiago Segura ponen el toque de un humor surrealista y señorial (comprobable al ver la película).

Comentarios

  1. Vanessa

    Totalmente de acuerdo sobre “Enemy”….y deseando ver “Las brujas de Zugarramurdi”!!!!

Escribe un comentario