Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Yo creo en ti

Por Jon San José Beitia

Película basada en un hecho real sucedido en los años 30, época de irregularidades políticas, sociales y jurídicas, en el que un hombre fue condenado a 99 años de cárcel tras su identificación por parte de un testigo ocular. La madre del condenado creyendo en su inocencia dedicó tiempo de su vida para ahorrar dinero y ofrecer una recompensa para localizar al verdadero criminal, lo que despertó el interés de un periodista.

Dirigida por Henry Hathaway, la película tiene ese aroma de cine clásico bien hecho y cuidado, apoyándose en un suceso real, consigue crear y desarrollar una historia atractiva que capta la atención y mantiene el interés del espectador en todo momento. Hathaway maneja los tiempos a la perfección, presenta la situación del personaje con claridad y celeridad para dar paso a un interesantísimo análisis y seguimiento de los hechos que rodearon al caso, llevado a cabo por un periodista escéptico. Emplea una narración sencilla y concisa, fácil de seguir, que va presentando progresivamente a los personajes afectados por la situación del preso, conectando con el espectador al presentar el duro sacrificio y lucha de una madre que cree en la inocencia de su hijo por encima de todo. Un personaje entrañable que despierta la empatía del espectador al instante.

yocreoenti2

Como contrapunto, el argumento presenta un personaje escéptico y alejado de cualquier vínculo familiar con el preso, un periodista encarnado con solvencia, por el siempre eficaz, James Stewart, que desde el distanciamiento y el rigor periodístico se adentrará profesional y personalmente en el caso en busca de la verdad. James Stewart llena la historia con su presencia y carisma, plasmando con acierto la notoria evolución de pensamientos que desarrolla el personaje que interpreta, haciendo fácil lo difícil. A través de la investigación realizada por el personaje del periodista, se profundiza en el estudio de pruebas vinculadas con el caso y en el entorno familiar del preso, logrando humanizar el relato, dándole emociones.

Cuenta con una fotografía en blanco y negro exquisita, logrando captar el estilo de vida de los años 30, gracias, también, a una adecuada selección de vestuario. La película logra captar la esencia de los convulsos años 30, ofreciendo el retrato de una sociedad ingenua y corrupta, azotada por los abusos de poder y las injusticias, haciendo a su vez una crítica de la cadena perpetua.

Un trabajo notable y bien desarrollado, donde se presentan con claridad las piezas que van a completar un puzzle complejo, que hallará la enigmática solución, en el avance de las nuevas tecnologías en un desenlace muy ajustado y lleno de emoción.

Escribe un comentario