Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¿Y las reglas de Zombieland?

Por Javier Fernández López

Para ser directo, Maggie es esa escena típica de una película de zombies en la que uno de los personajes acaba infectado y terminan matándolo sus compañeros para que no se convierta en un monstruo o también puede pasar que se acaba matando él mismo para evitar el sacrificio de los demás al tener que matar a una persona. Lo que normalmente son un par de minutos de drama barato, Maggie lo convierte en noventa minutos. Y créanme, no mejora por ser una escena más larga. Todo lo contrario, estamos ante una película del subgénero bastante aburrida y lenta. La actriz Abigail Breslin parece cómoda en este tipo de papeles después de haberla visto más joven en Bienvenidos a Zombieland, pero no logra transmitir nada en su rol de chica infectada. En realidad el espectador tendrá que hacer el esfuerzo por creerse las premisas. No estamos hablando de que tenga que creerse que existen los zombies, esto es cine, ficción al fin y al cabo. Estamos hablando de los esfuerzos del propio guión por creerse el argumento de la cinta, que bien podría ser cuestionado por la falta de sentido común que muestra.

maggie2

Es irónico que estando Arnold Schwarzenegger muy bien en la película, todo lo demás está por debajo de él, lo cual acentúa aún más la poca calidad de Maggie. Sin pretender cambiarla por completo, casi habría estado mejor seguir el camino de otras películas del estilo de La carretera, con este “toque zombie”, y seguramente el director habría logrado ese toque intimista que ha estado buscando durante toda la película pero que no termina por encontrar. La fotografía tampoco es un gran trabajo, ni tampoco la ambientación ni las situaciones. No hay emotividad, y será muy raro que el espectador consiga empatizar con alguno de los protagonistas, porque de primera mano la situación es ridícula, más aún el hecho de que en la propia historia de la película los que tienen autoridad dejan vía libre a los protagonistas para que se desarrolle la trama.

Una de esas películas que llegan tarde a España, quizá por suerte, porque no tiene nada de especial. Su ritmo tan pobre hace que decaiga por completo. Es más, un servidor podría haber perdonado toda la situación gratuita de la película, el hecho de que no maten a la chica, con tal de que la película hubiese tenido algo más de velocidad en las imágenes y se profundizara de verdad en las emociones de los protagonistas. Esto es Maggie, otra más de zombies que no quiere mostrar zombies porque lo virtuoso del subgénero zombie está en que los zombies es lo que menos importa. Como esta película, que realmente no importa nada.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tags

Escribe un comentario