Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¿Y cuáles son tus recuerdos esenciales?

Por Javier Fernández López

En vista a la ola de críticas positivas que ha recibido la película, siendo una odisea encontrar algo negativo, un servidor fue al cine con la duda metida en el cuerpo. Pixar, la misma compañía que me estaba defraudando con un producto tan entretenido como innecesario, Monstruos University, o con aquella olvidable Cars 2 y la sobrevalorada Brave, me estaba vendiendo un producto, a priori, diferente. Ya de por sí los anuncios mostraban una película con mayor profundidad argumental que sus últimos proyectos. Luego estaba el hecho de que era Pete Docter el director de la cinta, el mismo que estuvo a cargo de Up o Monstruos SA, por lo cual parecía que lo tenía todo para ser una gran película.

¿Qué es Inside Out? Es difícil de decir, aunque no está mal comenzar diciendo que es, en pocas palabras, una obra maestra. Su mayor pecado, que no tiene por qué serlo, es estar dirigida exclusivamente, por su contenido, a un público adulto o de mente madura, no siendo apta para los más pequeños de la casa, porque no serán capaces de comprenderla, no podrán meterse de lleno en el relato.

Con un esquema para nada convencional, Inside Out nos cuenta una historia sobre una niña y las emociones de su cabeza: Alegría, Ira, Miedo, Asco y Tristeza. Por supuesto la cinta no deja de ser previsible en algunos momentos, pero importa poco o nada, pues es tal la magia de las imágenes, de la música, de la historia… no te estás creyendo que Pixar haya hecho un producto tan colorido, tan alegre a la vista, y al mismo tiempo un drama de grandes proporciones, que hará que los espectadores suelten lágrimas. Y aún así, muestra ingenio la película al saber introducir momentos de auténtico humor, un humor que en muchas ocasiones tampoco pueden entenderlo los más pequeños de la casa.

insideout2

La historia es simple: algo sale mal cuando los recuerdos esenciales de Riley, la niña protagonista, se pierden junto a dos de las emociones: Alegría y Tristeza. Eso conduce a Riley a un caos, añadido a su vez a una mudanza que para nada le agradó.

Con estas premisas, Pixar nos narra un cuento del que poco se puede decir sin ahondar de lleno en el argumento. Sólo diré que se mostrado auténtica maestría por parte del director (guionista de la película) a la hora de no ser plano con los personajes, cuando en realidad podría haberlo sido. Porque la verdadera magia de la película reside en un personaje concreto, un truco narrativo que para nada pretende ser un misterio para los espectadores, pero no puedo decir nada más. Simplemente vayan al cine, disfruten de Inside Out, porque es una joya, un auténtico festival de emociones, nunca mejor dicho.

Para terminar, me gustaría acabar con una reflexión. Inside Out nos dice que tenemos una serie de recuerdos esenciales que forman parte de nuestra personalidad. Creo que eso no está tan alejado de la realidad, a veces llegamos a tener vivencias que nos marcan de por vida, ya sea una conversación, un juego entre amigos o un simple abrazo. Esos recuerdos están ahí siempre, y la película me ha pensar en cuáles son los míos, qué recuerdos esenciales tengo, aquellos que me acompañan siempre, que no he olvidado y que forman parte de mí, los que me más me marcaron. Quizá sea una forma de conocerse más a uno mismo, sobre todo si luego atendemos a la moraleja final, por decirlo de algún modo, de Inside Out.

PD: Por momentos eché en falta algún pañuelo para secar las lágrimas.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario