Image Image Image Image Image Image Image Image Image

X-Men: Días del Futuro Pasado ¡Enhorabuena Marvel!

Por Miguel Ávalos

En el año 2008 la franquicia conocida como DC Cómics, lograba poner al público de pie en las salas de cine, al mostrar la que es hasta la fecha su primera obra maestra. Batman: El Caballero Oscuro. Dicho logro coincidió, ironías del destino, con la época en la que su competidora Marvel veía como su grandioso icono Spiderman y su grupo más famoso de superhéroes los X-Men, caían en desgracia con Spiderman 3 y X-Men 3 La Decisión Final. Frente a semejante panorama la franquicia de Stan Lee tenía que realizar borrón y cuenta nueva. Debía partir de cero ¿Su objetivo? Exhibir a personajes aún no vistos en esta era moderna del Séptimo Arte y resucitar a los ya vistos. Mediante tres productoras titánicas llamadas Disney, Sony Pictures y Twenty Century Fox, tal macroproyecto ha sido posible. No obstante una meta histórica y hasta obsesiva, flotaba silenciosa esperando la oportunidad idonea para ser tan real como la vida misma ¡Emular a su competidora y obtener la tan ansiada primera obra maestra dentro de su género!

6 años después, en 2014, tras una larga espera y muchas películas de las cuales la gran mayoría han cosechado un gran éxito, Marvel ha obtenido lo que tanto andaba buscando. Su primera obra maestra. Su nombre es X-Men: Días del Futuro Pasado. Antes de enfrascarnos de lleno en una película cuyo triunfo merece que la gente de Marvel descorche botellas del Champagne más caro, retrocedamos un momento para recordar las películas que más cerca se quedaron de este logro, aparte de la que le abrió la puerta para poder ganarse el 10.

*Los Vengadores: Basada en un grupo de superheroes de Marvel cuya fama y éxito en los cómics eran, son y siempre serán imperiales, pero con una notoria desventaja hasta la fecha de su estreno en los medios audiovisuales frente a grupos tales como X-Men o Los 4 Fantásticos, este film de 2012 tenía una papeleta tremenda, pues debía terminar lo que Capitán América El Primer Vengador comenzó, devolver la alegría y confianza a todas aquellas/todos aquellos que se llevaron un tremendo bajón con Iron Man 2. No solo logró dicha misión, sino también la de quedarse muy cerca de obtener una calificación maestra. Quizás un guión más profundo hubiese sido la solución, pero no le pidamos más a este gran éxito.

*The Amazing Spiderman 2 El Poder de Electro: Por poco. Por muy poco la segunda entrega del brillantemente renacido hombre-araña, estrenada precisamente en 2014, no llegó a alcanzar el 10. Papeletas tenía, ya lo creo, pero le falló el no controlar del todo su ritmo frenético y alguna que otra infantilidad. Si el Duende Verde hubiese tenido más minutos quién sabe. Lo rozó con la yema de los dedos. Aparte de París, siempre le quedará el ser calificada como merece, peliculón en estado puro.

*X-Men Primera Generación: No podía ser otra la última de esta selecta lista ¿Verdad? No es para menos, especialmente si se tiene en cuenta que el grupo más famoso de superheroes quizás no quedó humillado por X-Men La Decisión Final, pero si bastante debilitado. Este gran éxito del 2011 no solamente devolvía la ilusión a las/los fans, nos mostraba los orígenes de los mutantes más carismáticos y poderosos del grupo y como se convirtieron en lo que son. Sobresaliente bien merecido. Por si todo esto fuese poco le ha puesto el trono en bandeja de plata a su hermana.

diasdelfuturopasado2

Vamos ahora si con X-Men: Días del Futuro Pasado. Hay una frase muy bonita que flota en la mente a la hora de ver una película en la gran pantalla “Déjate llevar” ¿Cuál es precisamente la clave para que una película sea considerada una obra maestra dentro de su género? Pues que dicha película te lleve a un mágico viaje de principio a fin y que logre absorverte por completo de la vida real. Acabar hechizado delante de la pantalla. X-Men: Días del Futuro Pasado, ha logrado ese efecto sobre mí. Me ha dejado embobado desde su primer segundo de metraje hasta el último de todos y lo ha logrado por absolutamente todo. Primera y principal por su perfecto guión. Que contiene un argumento tan interesante como la mezcla ingeniosa de los viajes en el tiempo y los conflictos entre humanos y mutantes para acabar de una vez con esa guerra que tanto daño ha causado, hasta el punto de provocar un futuro a modo de infierno. Que nos deleita con unos diálogos y monólogos muy enriquecidos. Que mide a la perfección las apariciones e intervenciones de los personajes clave en esta trama. Amen de conseguir que todo el reparto fundamental se luzca y el secundario cumpla con orgullo.

Patrick Stewart y Sir Ian Mackellen regresan tan maestros en sus roles como de costumbre, mientras que James McAvoy y Michael Fassbender redondean sus trabajos de la anterior entrega. El primero y el tercero como el Profesor Xavier, mientras que el segundo y el cuarto como Magneto. Aplaudamos muy fuerte también para esos actorazos llamados Hugh Jackman y Nicholas Hoult en los papeles de Lobezno y Bestia. El primero combina su chulería de siempre con una madurez adquirida a lo largo de las anteriores películas en que ha salido. Al segundo lo vemos como una especie de hermano del Profesor X, tratando de llenar el vacío que dejó Magneto. Bestia a su vez no ha podido olvidar sentimentalmente a Mística quien le provocó otro vacio a él. Hablando de la Reina de Roma, pues Jennifer Lawrence se luce por los cuatro costados siendo la fria y mortal Mística que todos conocemos, pero nunca dejando de ser la tierna y bondadosa Raven. En este personaje gira buena parte de la trama y es todo un acierto en mi opinión. Otra interpretación maestra de esta maravillosa actriz. Ellen Page regresa como Shadowcat y como podréis comprobar se convierte en un punto muy clave de la trama, aparte de volver a demostrar lo gran actriz que es.

Tiempo para hablar de incorporaciones destacadas. En este apartado hay tres nombres propios. Abran paso al maestro Peter Dinklage, sin duda un maravilloso fichaje que interpreta con toda maestría a otro genocida antimutantes responsable de la creación del Programa Centinela y que pretende ir incluso más allá para lograr que sus monstruos robóticos sean máquinas perfectas de matar adaptadas a cualquier poder mutante. Su nombre es Bolivar Trask. El siguiente es Evan Peters encarnando a Quicksilver, quien además de deleitarnos con impresionantes escenas a velocidad supersónica, pone unas dosis cómicas al film sencillamente memorables. Por último, pero no por ello menos importante, hay que hablar del actor Josh Helman que se encarga de dar vida a la versión joven del archiconocido William Stryker. Baste con decir que el maestro Brian Cox puede sentirse orgulloso.

Finalmente los cameos, algunos de ellos serán bendecidos y agradecidos por la gente fan. Así lo he hecho yo. Los primeros pertenecen a la línea futura/apocalíptica y tienen escenas de acción. Son Shawn Ashmore como Iceman, Daniel Cudmore como Colossus, Omar Sy como Bishop, Fan Bingbing como Blink, Adan Canto como Sunspot y Booboo Stewart como Warpath. Los segundos provienen del conflicto que ocupa el film en 1973 y son Lucas Till como Havok que deja el grupo X-Men y se alista en Vietnam, Evan Jonigkeit como el conocido Toad y Gregg Low como Ink, cuyo tatuaje es el más chulo del mundo. A los terceros y últimos directamente se les aclamarán. Halle Berry como Storm y con alguna escena de acción, Kelsey Grammer como Bestia en versión adulta, Anna Paquin como Rogue, James Marsden como Cyclops y Famke Janssen como Jean Grey.

¿En cuanto al resto de aspectos? Empecemos por decir que ha sido toda una bendición que Bryan Singer haya dirigido el film. Ya fue el encargado del argumento de X-Men: Primera Generación y esta vez no solo ha repetido tarea, sino que se ha puesto, después de tanto, al manejo del timón de la saga X-Men. Cuando alguien es un genio dirigiendo películas de superheroes, su sitio debe ser ese. Otro Rey en su trono ha sido sin duda John Ottman, responsable de la Banda Sonora y el Montaje. Impecable. De lujo también Newton Thomas Sigel en la Fotografía y Louise Mingenbach en el Vestuario. En cuanto a Simon Kinberg, Matthew Vaughn, Jane Goldman, junto con el ya mencionado Bryan Singer, se ganan una matrícula de honor gracias a ese extraordinario guión. La guinda al pastel la ponen unos efectos especiales y unas escenas de acción que, tal como cabía esperar, te paralizan en la butaca.

CONCLUSIÓN

Argumento, texto, ritmo, interpretaciones, música, efectos, acción, tensión, intriga y sorpresas. X-Men: Días del Futuro Pasado lo tiene absolutamente todo, siendo una delicia culinaria dentro de su género y por lo tanto acreedora de llamarse “Obra Maestra” Cuando en un macroproyecto se hace borrón y cuenta nueva, empezando de cero con sensatez y trabajo, la recompensa acaba llegando. Marvel la ha encontrado 6 años después de que lo hiciera su competidora y mire usted por donde, lo ha hecho con una película que reune un mejunje de la vieja y nueva saga X-Men, habiéndolas juntado. El resultado es un film que sobresale por los cuatro costados y que asciende a la “Primera gran sinfonía de Marvel” Los años de esfuerzo y dineral invertido al final dan sus frutos. Así ha sucedido. X-Men: Días del Futuro Pasado, la primera obra maestra made in factoría Stan Lee ¡Felicidades Marvel!

Posdata: Si os gustan las escenas que aparecen después de los créditos ¡Ni se os ocurra perderos la de este excelente film!

Escribe un comentario