Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una real y siniestra historia

Por Enrique Fernández Lópiz

El último Rey de Escocia (uno de los extravagantes apelativos que el dictador Amín se auto adjudicaba, mezclando humor y megalomanía; también se hacía llamar Conquistador del Imperio Británico y Señor de todas las Bestias de la Tierra y de los Peces del Océano); pues bien, este film narra la historia del dictador ugandés Idi Amin Dadá a través del relato de su médico personal, el doctor Nicholas Garrigan, a quien tocó jugar este papel de galeno particular del sátrapa, un poco azarosamente. La novela, al igual que el film, mezcla ficción y realidad de la época de 1971 a 1979 en que gobernó este peligroso tirano.

Se trata de una película británica muy bien llevada y dirigida con gran profesionalidad por Kevin MacDonald y conducida en el libreto por los guionistas Peter Morgan y Jeremy Brock, que adaptaron la novela de Giles Foden, The last King of Scotland de 1998. Tiene una aceptable música de Alex Heffes y una excelente fotografía de Anthony Dod Mantle. Es igualmente meritoria la puesta en escena.

Pero lo que sin duda resalta es la magnífica interpretación que sobre el personaje hace Forest Whitaker, quien no sólo borda el papel, sino que incluso el físico del personaje real le viene como anillo al dedo; o sea, que se parece a Idi Amin y además lo interpreta en un nivel de excelencia, lo cual que le valió diversos premios incluido el Oscar de la Academia de Hollywood. A Whitaker le acompañan en interpretaciones muy meritorias actores y actrices como James McAvoy (excelente en el rol del médico), Kerry Washington, Gillian Anderson, Adam Kotz, Simon McBurney, David Oyelowo, Sarah Nagayi, Cleopatra Koheirwe y Sam Okelo.

ultimoreyescocia2

Entre premios y nominaciones en 2006 destacan: Oscar: Mejor actor (Forest Whitaker). Globo de Oro: Mejor actor drama (Forest Whitaker). 3 Premios BAFTA: Mejor film británico, actor y guión adaptado. 5 nominaciones. National Board of Review: Mejor actor. Círculo de críticos de Nueva York: Mejor actor. Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor actor (Whitaker). Premios del Cine Europeo: Nominada al Premio del Público. Critics’ Choice Awards: Mejor actor. Asociación de Críticos de Chicago: Mejor actor. Como vemos, la película es prácticamente Whitaker.

De igual manera, el film recorre con gran precisión y examen la época horrible en que gobernó este tirano y animal Idi Amín, cómo tiñó de sangre a Uganda, lo cual se ve en el desarrollo de un intenso thriller a veces lleno de irónico humor. Y como bien recoge la cinta, a Amín se le acabó la gasolina de su poder, cuando osó retar al gobierno de Israel con un asunto de rehenes en su propio Aeropuerto.

Es igualmente llamativo el papel de su patético cómplice, el médico escocés Dr. Garrigan, que se niega a ver de cara el horror, mayormente por conveniencia. Así, lo perturbador de esta película es, además del retrato de Amín, el del peripatético médico, prisionero y cómplice, Dr. Nicholas Garrigan, de cómo este testigo silente se niega a ver lo que tiene delante de sus narices, haciendo una negación del espanto que se prodiga delante de sus ojos.

Espléndido trabajo del que habitualmente es más un documentalista, Kevin MacDonald, ganador de un premio de la Academia, junto a una sembrada y portentosa interpretación de Forest Whitaker, capaz de pasar de bufón a ogro, de lo grotesco a lo trágico, con un único gesto.

En definitiva, una recomendable película que retrata una parte de la desgraciada y siniestra Historia en África.

Ver tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=69oL_sGbMog.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario