Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una película imprescindible

Por Enrique Fernández Lópiz

He vuelto a ver por enésima vez La ventana indiscreta, un paradigma del cine de todos los tiempos bajo la sabia dirección del maestro Alfred Hitchcock. Creo que poco se puede añadir ya a lo mucho que se ha dicho sobre este film. Y sólo quiero ofrecer algunos datos técnicos y de interés, y luego dar tres impresiones mías sobre esta obra.

En la historia, un reportero gráfico se ve obligado a guardar reposo en su apartamento con una pierna escayolada. Le acompañan su novia y la enfermera, lo que no quita para que mate su tiempo libre observando desde la ventana (indiscreta) de su apartamento con su cámara, lo que ocurre en los apartamentos que tiene frente al suyo. Por una serie de circunstancias extrañas sospecha de un vecino cuya mujer ha desaparecido.

laventanaindiscreta2

Es un film rodado por Hitchcock con un guión de John Michael Hayes, adaptación de una novela del que fuera considerado el Edgar Allan Poe de la literatura de suspense moderna, Cornell Woolrich. De él tomaron su obra Rear Window. Cuenta la cinta además con una excelente música de Franz Waxman y una enorme fotografía de Robert Burks. El reparto no puede ser más antológico: James Steward (sensacional), Grace Kelly (bella y magistral), Thelma Ritter Estupenda) y acompañan el conocido Raymond Burr, Judith Evelyne y Wendel Corey; a cual mejor.

En 1954 obtuvo los siguientes galardones y nominaciones: 4 nominaciones al Oscar: Mejor director, sonido, fotografía color, guión. BAFTA: Nominada a mejor película. Círculo de críticos de Nueva York: Mejor actriz (Grace Kelly).

De las impresiones que quiero aportar están las siguientes.

La primera es que he visto esta película en cine y en televisión más de veinte veces y nunca me cansa, siempre descubro algo nuevo. Ese reportero gráfico (James Stewart) postrado en su apartamento por una fractura de pierna, viendo y observando desde su ventana al vecindario. Esa maravillosa Grace Nelly, su enamorada de la alta sociedad, cómplice con él de la grande e hipotética paranoia surrealista en torno al “asesino” (Raymond Burr), y esa enfermera Thelma Ritter tan eficiente y tan sugerente. Son personajes dentro de una historia imperdible.

En segundo lugar quiero decir que la película es puro voyeurismo (sin la connotación sexual del término), el protagonista sólo hace que mirar a los parroquianos que le rodean con su objetivo fotográfico e imaginar o deducir lo que está sucediendo ante a su vigilante y escrutadora mirada. Es pura intriga, con infinidad de detalles que te hacen mirar cada esquina de la pantalla para que no se te escape nada. Pero siempre observando la situación desde lejos.

Y por último diré que todo ese suspense se produce ¡sin salir de una habitación! ¡Cuánto han de aprender esas películas de grandes escenarios y efectos especiales sin límite! Aquí, en veinte metros cuadrados se desarrolla toda una trama de intriga… y amor.

En resolución, yo también lo diré: ¡es una película imprescindible!

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=m01YktiEZCw.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Miguel Ávalos

    Obra Maestra de film
    James Steward es un pedazo de maestro y Grace Kelly igual. Combinan esa naturalidad que hay que tener ante la Cámara y al mismo tiempo esa imaginación para encarnar personajes que no son el/ella en la vida real, nunca cayendo, ni siquiera acercándose al peligro de caer en lo superficial y a la par haciéndonos creer durante el tiempo que dura el film, que esos dos personajes enamorados hasta las trancas existen realmente y que se llaman como en el film, Jefferies y Lisa.

    Un 10 a la película entera y a tu crítica Enrique
    Enhorabuena!!

  2. Enrique Fdez. Lópiz

    Me alegro que te guste la peli y sobre todo la GRAN Grace Kelly, y cómo no el GRAN Steward.
    Un abrazo amigo Ávalos.
    Enrique

Escribe un comentario