Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una película graciosa y entrañable

Por Enrique Fernández Lópiz

Bienvenidos al sur es un remake de una exitosa comedia francesa titulada Bienvenidos al Norte, de gran éxito en el país galo. Pero dicho esto, la película de Luca Miniero es igualmente una muy graciosa comedia en la que el espectador disfruta con la trama y con los constantes gags cómicos que se enlazan a lo largo de la cinta, pero dosificadamente, sin abrumar.

El filme narra la historia de Alberto (Claudio Bisio), que trabaja en la oficina de Correos de una pequeña ciudad del Norte de Italia y que por todos los medios y presionado por su mujer pretende obtener una plaza en Milán. Para ello se hace incluso pasar por paralítico –lo que desvela muy bien la picaresca italiana-, siendo descubierto y enviado como castigo a un alejado pueblo del sur en la Campania. Los prejuicios llevan al nuevo flamante Director de la sucursal de correo del pueblo a esperar una población paleta, camorristas, vagos, etc.

Pero al poco de estar en el lugar se da cuenta de que vive en el mejor de los mundos, con gente agradable, humana, entrañable, hospitalaria, divertida y que se pasa estupendamente. Incluso llega a hacer una auténtica amistad con el joven cartero Mattia (Alessandro Siani) que está enamorado de otra de las funcionarias de la oficina y que tiene una fuerte vinculación con su madre.

bienvenidosalsur2

Cada vez que el protagonista vuelve a su hogar con su esposa e hijo los fines de semana, cuenta fingidamente a su mujer las penalidades que le acontecen, y sin embargo, cada lunes siente más ganas de volver a ese paraíso de playa, vida tranquila, alegres cenas con los colegas, cafés y copas con los parroquianos. La dificultad se produce cuando se ve en la necesidad de contarle la verdad a su mujer y a sus amistades del norte.

La película resulta entrañable, dirigida con agilidad por Luca Miniero, con un hilarante guión de Massimo Gaudioso (Remake de Dany Boon, Alexandre Charlot, Franck Magnier), bien interpretada por un grupo conjuntado y en vena con Claudio Bisio, Alessandro Siani, Giacomo Rizzo, Angela Finocchiaro, Valentina Lodovini, Nando Paone y Maike Rivelli, todos estupendos, conjuntados y muy graciosos, con escenas memorables como la del desayuno.

Es un filme para pasar un rato divertido en el que uno cae en la cuenta que en la vida, lo que se piensa como fatídico, puede resultar una oportunidad para la felicidad. La clave está en la frase del joven cartero cuando le dice al protagonista, o sea su jefe, que “cuando se llega al sur se llora dos veces: cuando se llega y cuando se va”. Gran verdad. A quién no le ha ocurrido quejarse de su fatalidad y luego resultar ser que la tal fatalidad le ha brindado una nueva opción para recapitular en su vida, conocer nuevas personas y tener renovadas experiencias. Conozco mucha gente que pugna por trabajar en tal o cual capital de provincia y reniega del pueblo que le tocó por méritos, puntos, etc., sin darse cuenta de las bondades del lugar y de sus habitantes. Pues bien, esta peli sirve para reflexionar sobre cómo el destino nos brinda nuevas oportunidades insospechadas para rehacer y adobar con alegría nuestras vidas.

En resumen: una comedia fresca, delicada, apetecible, con una música inolvidable y unas interpretaciones excelentes, sobre todo la de Claudio Bisio que borda su papel. Muy recomendable para pasar un buen rato y olvidar los problemas y los telediarios. Yo recomiendo ver la versión original subtitulada para reírnos aún más con la manera de hablar de los parroquianos, que al igual que en nuestro sur, se comen parte de las palabras o emiten sonidos guturales que tienen su particular significado.

Puedes ver el tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=AaN4Qo-Ocnc.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario