Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una película amable y sencilla sobre los héroes anónimos

Por Enrique Fernández Lópiz

Ulysses Jackson es un apicultor cuyo trabajo valora en una enorme medida y piensa que su tarea con los panales de abejas es lo más puro y gratificante que puede hacer en la vida, más allá del duro esfuerzo que conlleva la profesión. Debido a esta dureza Ulysses debe dormir cada día en el suelo de su casa, por los tremendos dolores de espalda que soporta. Aunque su vida es siempre la misma, rutinaria, es empero sana. Su casa está en la zona de los pantanos de Florida y se desenvuelve en un entorno rústico tranquilo. Paralelamente a su trabajo mantiene y cría a sus queridas nietas, una de las cuales es una adolescente. Ambas niñas son hijas del matrimonio de su hijo, que se encuentra cumpliendo condena en prisión por robo a mano armada, y de su mujer alcohólica y drogadicta, que las ha abandonado. Por sobre todo, Ulysses es un hombre honrado a carta cabal y decente, y añora a su esposa fallecida hace unos años, el amor de su vida. En una de estas recibe una llamada de dos compinches de su hijo Jimmy, quienes tienen en su poder a su nuera Helen atiborrada de pastillas y alcohol, y que necesita con urgencia una terapia de desintoxicación. Pero el motivo de la llamada no es desinteresado: los dos desaprensivos quieren un botín cuyo paradero sólo Jimmy conoce y que éste había escondido en la propiedad de Ulysses. Es en este punto del film cuando este hombre, más dedicado a su trabajo que a los problemas familiares, interviene para proteger a su familia de la amenaza de los dos criminales. Cuenta también con la ayuda de una vecina enfermera, una buena mujer que admira el talante y la manera de comportarse de Ulysses.

Vi ayer esta película y al principio pudo parecerme un poco trivial, pero conforme transcurría el metraje me daba cuenta de que era un film digno de verse dentro de tanta metralla y coche roto propio de las pelis americanas. Ésta, a pesar del drama de fondo, es una película amable, la vida de un señor de cierta edad honesto, cumplidor y amante de su trabajo, que ha tenido la mala fortuna de quedar viudo en el momento más crucial de su vida, y tener un hijo en presidio con una nuera politoxicómana. Pero con dos nietas encantadoras a las cuales dedica parte de su tiempo en cuidar, alimentar y educar.

elorodeulises2

Tiene una dirección bastante buena de Víctor Núñez con guión del propio Núñez y una producción independiente que aleja al film de los tópicos del cine americano. El éxito de Víctor Núñez se asienta en el tono íntimo y tranquilo que impera en su película. Es seguro que esta parsimonia ha de tener sus críticos, pero de igual manera tiene, como es mi caso, sus defensores en quienes disfrutamos de una historia humana que se desarrolla sin bufidos ni exabruptos, al contrario: sin engaños ni manipulación, sino con la exposición de de las emociones de un hombre honorable y sereno, un personaje que puede redescubrir al héroe que habita en tantas personas comunes, personas llenas de una sana fortaleza, que viven la vida en plenitud y con la gran ambición de elegir el camino correcto. El otro día leía de Don Juan Matus estas líneas que vienen que ni hechas a la medida de este film: Todos los caminos son lo mismo: no llevan a ninguna parte. Son caminos que van por el matorral. Puedo decir que en mi vida he recorrido caminos largos, largos, pero no estoy en ninguna parte. Si el camino tiene corazón es bueno; si no, de nada sirve. Ningún camino lleva a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno hace gozoso el viaje; mientras lo sigas, eres uno con él. El otro te hará maldecir tu vida. Uno te hace fuerte; el otro te debilita. Pues bien, Ulysses Jackson es un personaje que elige justamente el camino del amor, el que lo hace fuerte.

Me gustó también mucho la música de Charles Engstrom, y me pareció encomiable la fotografía de Virgil Mirano recreando los bellos paisajes donde se desenvuelve la historia. Un historia que por cierto tiene también un importante mensaje ecologista en lo que se refiere al cuidado de las abejas y cómo, al decir del personaje, estos admirables insectos que producen el preciado “oro de Ulysses”, o sea la miel y la cera, están en peligro de extinción por la malsana obra del hombre que con sus insecticidas y pesticidas las están matando: ¡he aquí otro mensaje a subrayar!

En cuanto al reparto, el peso principal recae en Peter Fonda, otro egregio actor de la saga Fonda (Henry padre, Jane hermana o Bridget, hija de Peter). Peter Fonda ya pasó a los anales del cine desde que en 1969 interviniera en la famosa película de Dennis Hopper, Easy rider; aunque él reconoce que esta película es el papel de su vida; como él mismo dice: Es el tipo de personaje que pagaría por hacer. Un tipo complejo, lleno de posibilidades. Y el guión estaba lleno de momentos muy profundos, puros y simples. El trabajo de Peter Fonda es ponderado, hondo, invita a la reflexión y compele a las emociones con una naturalidad abrumadora. Por todo lo que digo es una película sencilla, un film muy personal, pero que da para pensar. No creo que les guste a los amantes del riesgo o la acción, pues es más bien una cinta intimista y para meditar, que recupera a un Peter Fonda que fue por esta obra nominado al Oscar en 1997. Y no sólo eso, en el mismo año consiguió el Globo de Oro al mejor actor de drama y el premio del Círculo de críticos de Nueva York, igualmente como mejor actor. Pero el reparto está igualmente bien acompañado por actores y actrices que hacen muy honrosamente sus roles, como Patricia Richards, Jessica Biels, J. Kenneth Campbell, Christine Dunford o Steve Flynn por mencionar algunos. De manera que el coro actoral cierra un buen trabajo en esta hermosa película.

En resumen, desde mi modo de ver El Oro de Ulises es una película admirable porque no es convencional, no es tampoco ruidosa ni transgresora más allá de lo conveniente. Es una película franca, muy humana, una película que no es afectada, que no es edulcorada, y sin embargo nos habla del amor, la familia, la amistad, y de manera muy importante, es una película que nos descubre la inefable cara maravillosa de un hombre ordinario sólo en lo aparente, o sea, de un héroe de los que tanto abundan en la vida y sobre los que nadie dice nada. Pues esta película sí dice, y mucho. Véanla.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn1Email this to someone

Comentarios

  1. Iker Yañez

    Tras leer esta reseña, me dan muchas ganas de verla.

    • Enrique Fdz. Lópiz

      Si tienes sensibilidad, la peli no te defraudará. Es peli más bien reflexiva y sin mucha acción. Saludos y me alegra que mis palabras te animen a verla. Saludos

Escribe un comentario