Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una mala película sobre la capoeira

Por Enrique Fernández Lópiz

Cuenta esta película de medio pelo (Sólo el más fuerte), la historia de Louis Stevens, un boina verde destinado en Brasil que vuelve a Los Angeles tras licenciarse. Una vez en su país se incorpora a su antiguo instituto, un centro situado en un barrio socialmente deprimido, donde predomina la violencia y el delito. En su nuevo paradero, el protagonista impartirá un curso del arte marcial brasileño (el capoeira), con doce de los peores y más violentos jóvenes del centro. Pretende que con ello controlen su cuerpo y pongan orden a sus vidas. A partir de ahí se desarrolla la trama.

Película dirigida mediocremente y falta de ideas por Sheldon Lettich, con guión flojito del propio Lettich junto a Luis Esteban. Música aceptable de Harvey W. Mason, con una cañera banda sonora compuesta por canciones utilizadas en capoeira, remezcladas con música rap y hip hop; fotografía correcta de Edward J. Pei.

soloelmasfuerte2

El reparto es muy mediano, con actores de acción como Mark Dacascos (un actor ágil, que no interpreta mal; el mejor sin duda de la película), Stacey Travis, Geoffrey Lewis, Paco Christian Prieto, Todd Susman, Jeffrey Anderson-Gunter, Richard Coca, Roman Cardwell, Antoni Corone, Jim Vickers, Gino Salvano y Danny Downey.

Quizá lo más llamativo de esta película sea la participación de Mark Dacascos, un actor flexible y muy preparado físicamente. De hecho, Dacascos se entrenó para esta película durante meses en Brasil, con maestros (mestres) de capoeira. Aunque él ya era un experto en kung fu y acrobacias.

Película, pues, mediocre, con el único atractivo de ver escenas de capoeira a troche y moche, lucha de buenos contra malos. El joven profesor se convierte en una especie de líder puro que irradia justicia y bondad, y sus alumnos, encandilados con el súper héroe, se reciclan para la ciudadanía honesta, acabando con la delincuencia en el barrio.

El actor Mark Dacascos, en su modalidad de luchador, karateca y experto en capoeira, no alcanzó la fama de otros de su especie como Chuck Norris, Steven Segal o Van Damme, que nada tienen que envidiarle en eso de pegar golpes y dar saltos malabares. Al contrario, Dacascos logra realizar sin ayudas artificiales, acrobacias inverosímiles para las que otros actores necesitan artilugios tipo cables o trucos informáticos. Estad atentos a la lucha final entre Dacascos y el malo de la película, delante de todos sus alumnos.

Nada que objetar al mensaje de “moralina” del film (sobre todo en este mundo de confusión de valores), salvo que la cinta carece de los requisitos mínimos para tener aunque más no fuera, una mínima consideración en los anales de la cinematografía. Más parece una peli para la TV.

Tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=xBpvjMffbNE.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario