Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una historia sobre el destino

Por Javier Fernández López

Grata sorpresa me he llevado al ver El clan del oso cavernario, que según me informé antes de verla es una película criticada duramente. Adaptada del libro homónimo escrito por Jean M. Auel, la cinta está dirigida por Michael Chapman. Si a alguien le gustó la película de Jean-Jacques Annaud En busca del fuego, no creo que acaben disgustados con esta película.

Cuenta la historia de una niña de 5 años Cromagnon llamada Ayla, que pierde a su madre durante un terremoto y es herida por un león cavernario. Posteriormente se encuentra con un grupo de Neanderthales. La curandera y el chamán la aceptan, pero el resto del grupo la ven como un peligro y un símbolo de mala suerte. Pero Ayla pertenece a una especie humana más evolucionada, lo cual forma el argumento de la historia, pues se presenta como una joven con más habilidad que el resto.

Narrada con voz en off, los personajes hablan poco y con signos. Lástima lo poco logrados que están el grupo de “cromañones” de la película, mal caracterizados. La ambientación, en contra, resulta fantástica, y la música compuesta por Alan Silvestri logra darle al cuento aires de trascendencia.

elclandelosocavernario2

La actriz principal es Daryl Hannah (Blade Runner), la cual hace un gran esfuerzo y su puesta en escena resulta magnífica. Lo cierto es que todos los actores hacen un trabajo estupendo. El problema de la película (y del libro) viene dado por un detalle de rango histórico y científico (aviso de spoiler): Ayla no podría haber tenido un hijo nunca con un Neanderthal.

Pero esto es como ver Jurassic Park y decir que es mala por no ser científicamente precisa. Al fin y al cabo, lo importante es la historia que nos están contando. Así pues, no creo que El clan del oso cavernario pueda ser tan criticada por este hecho. Creo que eso viene más bien por ese carácter ambicioso que muestra durante la mayor parte de su metraje. Por momentos parece que nos están contando la historia del gran elegido convertido en leyenda eterna, lo cual personalmente no me ha resultado desagradable, pero hay otro detalle de fondo en la cinta: ciertos toques de feminismo. La película no lo esconde, es más, resulta transparente en ese aspecto. Como buen y confiado espectador, yo decidí verla con buenos ojos y no darle mayor importancia más allá de la que tiene, que la protagonista es una mujer de hace miles y miles de años que acaba convirtiéndose en un mito para el que fue por un tiempo su pueblo.

Lo importante de la película no reside tanto en su carácter científico, sino en lo antropológico de la misma, convirtiéndose en un excelente relato filosófico sobre la especie humana. En conclusión, es una simpática película para ver en cualquier momento. Eso sí, tiene un pequeño detalle bastante cómico y curioso toda esta historia, algo que también pude sacar del film Hace un millón de años, de 1966, y es ver a la chica protagonista como una guapísima mujer rubia de ojos azules. Como casi siempre, lo importante aquí es lo que nos quieren transmitir con ello. Película recomendada, aunque tampoco esperen una maravilla, no en vano fue un fracaso redondo que se quedó sin secuelas.

Escribe un comentario