Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Una comedia con mucho encanto

Por Enrique Fernández Lópiz

Enel film Una cosa por otra, Constant (Daniel Auteuil) ha sido condenado a varios años de cárcel por un crimen que él insiste fue puramente accidental. Tras sufrir un ataque cerebral en la prisión, Constant es conducido urgentemente a un Hospital y aprovecha esta situación para escapar a la caída de la tarde. Así, esa noche se esconde y a la mañana siguiente, una joven mujer (Medea Marinescu) lo reconoce como el preso fugado y le hace una extraña propuesta. Ella no lo denunciará a la policía si él mata a su madre adoptiva (Sabine Azéma). A partir de entonces, Constant deberá superar una trampa mucho más terrible que la cárcel: la que se esconde tras sus sentimientos, pues se enamora de la joven mujer.

Isabelle Mergault es la directora de películas como Eres muy guapo, 2005 (Premio César a la mejor ópera prima en 2006); o, Por fin viuda, 2007 (Una comedia hilarante). Pues bien la Margault dirige con gran encanto y dinamismo esta comedia romántica mezclada con temas criminales, conducida por un hermoso guión de la propia Mergault junto a Jean-Pierre Hasson. Tiene una preciosa música de Cecilem y una buena fotografía de Jérôme Alméras.

unacosaporotra2

El reparto está compuesto por tres de los mejores intérpretes del cine francés: Daniel Auteuil (Un corazón en invierno, 1992); Sabine Azéma (Las malas hierbas, 2009)); y Medea Marinescu (Eres muy guapo, 2005). Los tres hacen excelentes papeles, interpretaciones creíbles, con sintonía y química entre ellos. Y les secunda un elenco de actores y actrices de reparto muy buenos como Agnés Boury, Anne-Sophie Germanaz, Jean-Lui Barcelona, Christian Sinniger y Julien Cafaro. Entre todos, junto a su directora Isabelle Mergault, construyen esta divertida comedia negra romántica, con situaciones delirantes, embrollos imprevisibles e instantes para el amor que se funden en un film con mucho encanto.

La película es, además de bonita, sumamente divertida, con líos y enredos por dondequiera, escenas con fuertes cargas de humor, y no se olvida el amor igualmente presente. Aunque en España parece que no ha tenido mucha resonancia este film, ni otras películas del país vecino, yo cada vez constato más que el actual cine francés, o al menos una parte de él, hace comedias realmente divertidas y muy entretenidas, como esta Una cosa por otra, cuyo título, Donnat, donnat, nada tiene que ver con la traducción castellana. Su traducción sería “dar y tomar”, lo que se aproxima más a la trama de este film. La película tiene momentos de ternura a veces, otros desternillantes, y también encuentra ocasión para la franja dramática.

En cualquier caso, la recomiendo encarecidamente. Creo que es una cinta con buena onda, con una directora muy interesante, tal la Mergault, y unas grandes interpretaciones con un Daniel Auteuil, una preciosa Medea Marinescu y la tercera en discordia, Sabine Azéma, todos sembrados, que como suele ocurrir, no defraudan, formando un trío divertido, con enfrentamientos, pero también donde el amor cruza sus vidas.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario