Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Un tipo diferente en una peli diferente

Por Javier Fernández López

Se han dicho muchas cosas sobre Deadpool, la mayoría en el mismo camino. Sí, es un soplo de aire fresco, como lo fue Ant-Man para el Universo Cinematográfico de Marvel. Sí, es una gran auto-parodia-sátira sobre el cine de superhéroes, algo parecido a lo que fue Kick-Ass o Super pero sin franquicias de por medio. Y es cierto que también hay que valorar el poco presupuesto que ha tenido la película, así como la poca confianza del estudio en el proyecto, al igual que sucedió con Dredd. Hay alguien que va diciendo que Deadpool es una maravilla, pero para un servidor que ha ido dos veces a verla al cine, porque me ha gustado, tengo que decir que pese a que me he divertido mucho con ella, lo cierto es que no es para tanto. Me alegro por su éxito, la Fox necesitaba un respiro con sus licencias de la casa de las ideas, pero Deadpool no es ninguna gran película, y no supera a ninguna de las películas anteriormente mencionadas como producto.

Aunque la mayoría de palabras y comentarios positivos que se han dedicado hacia la película de Tim Miller son acertados, ciertamente esperaba algo más de ella. Está claro que Miller, Reynolds y el equipo de guionistas han tenido libertad creativa. Se nota el cariño hacia el personaje en el diseño de producción y puesta en escena. Pero Deadpool se queda en el terreno de las bromas, un gran chiste de 100 minutos que podría haber dado más de sí, pero su estructura le ha pasado factura. Fíjense que una vez vista la película, uno se da cuenta que los trailers mostrados antes de su estreno mostraban la cinta prácticamente en su totalidad. Y muchos de los mejores gags o chistes estaban en los trailers. Sólo hay dos secuencias de acción en la película, y el problema está en que toda la película es un prólogo, un riesgo quizá demasiado elevado sin saber cómo iba a ser la respuesta del público. Por fortuna el feedback está siendo positivo y la recaudación va por buen puerto, pero eso no salva el resultado final de la cinta, que no avanza hacia delante en ningún momento de la trama. Se ha acomodado en un terreno facilón, lleno de chistes y gamberradas que funcionan muy bien, y la mayor virtud reside en que los chistes no están reservados únicamente al mundo del cine de superhéroes. En realidad esta película puede disfrutarla más un cinéfilo como tal que un amante del cine-cómic. Lo de prólogo, por desgracia, le hace daño a la película en tanto que una vez vista, te das cuenta que realmente no ha pasado gran cosa, que la historia no es para tanto y que si quitaras las bromas y roturas de cuarta pared no sería gran cosa. Pero ésa ha sido la apuesta y ha funcionado, y eso se merece un aplauso aunque quede la sensación de que se podría haber hecho algo más.

deadpool-2

Hay que aplaudir, además, la campaña publicitaria pese a sus errores por hacer de Deadpool un personaje atractivo y reconocible para el público. Igualmente hay que aplaudir el empeño de Reynolds por llevar adelante el proyecto y hacernos olvidar el desastre de X-Men Orígenes: Lobezno. Temo por la secuela y la necesidad que pueda tener la Fox de introducir al nuevo personaje en su universo de mutantes, porque si algo hace que Deadpool sea buena es su peculiar sencillez, por ser una cosa “pequeña”. Puede ser una franquicia monográfica excelente si la Fox hace las cosas bien, porque a veces menos es más. Brianna Hildebrand, por su parte, es una gran sorpresa en la película haciendo de Negasonic (el nombre completo es una coña), y las referencias a otras películas sin duda ha sido lo mejor. En definitiva, Deadpool es una cinta notable que, esperemos, dé más de sí en los próximos años con más acción y menos autoparodia hacia Reynolds.

PD: La referencia a 127 horas ha sido, sin lugar a dudas, lo mejor de la película.

Comentarios

  1. Miguel Ávalos

    *Si, han hecho lo que les ha salido de ahí abajo y han acertado.
    *No, no han ido con ningún tipo de ambición y a veces es lo mejor ¿Pruebas? Su bajo presupuesto traducido en una recaudación abrumadora y el hecho de que Ryan Reynolds ha sabido reirse de si mismo
    *Si, en líneas generales han respetado mucho la personalidad tan salida de Deadpool y eso es lo que ha atraido también a mucha gente, aparte de a las/los fieles del propio personaje a través de los cómics
    *No, ni los tres puntos anteriores convierten a Deadpool en una gran película. Una cosa es que sea entretenida, una cinta que te haga olvidarte de todo por un rato e incluso arrancarte alguna carcajada, pero de ahí a decir que Deadpool es una gran película hay un trecho insalvable.

    Dicho todo esto yo también me sumo a las felicitaciones a Fox y a todo el equipo de este film porque al menos en lo que se refiere a fidelidad al personaje, risotadas y recaudación, han logrado mucho poniendo poco.

    Un saludo Javier!

Escribe un comentario