Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Un punto de vista distinto

Por Julián Pedreño

Un punto de vista distinto de algo muy visto y explotado.

El siglo XXI está plagado de excesos. Excesos por todas partes. Excesos que llevan al agotamiento. Estamos hasta las narices de películas de superhéroes, de pastelosos enredos entre humanos, vampiros y licántropos, de proyectos basados en zombis y muertos vivientes…

Llevamos unos cuantos años viendo zombis por todas partes; no solo en el cine, sino en la televisión, en libros, revistas, videojuegos, etc… Empezamos a volvernos locos con tanto virus, con tanta epidemia; y encima tenemos que soportar que la mayoría de trabajos sean unos “petardos” importantes y que se plagien mutuamente contando la misma historia una y otra vez hasta hartarnos.

Guerra Mundial Z  se podría haber convertido en una muesca más de un género agotado, y sin embargo ha resultado ser una grata sorpresa. Aborda un tema ya conocido desde un punto de vista casi desconocido hasta la fecha. Debemos olvidarnos de todas esas masacres y carnicerías plagadas de vísceras e intestinos que derivaban en un género gore. Debemos olvidarnos de todos esos sobresaltos predecibles y estúpidos. Aquí no hay cabida para las tripas ni para demás recursos tan vistos y sobreexplotados.

Guerra Mundial Z  es una película de acción y aventuras con toques de terror que giran en torno a la idea principal de una epidemia y de una amenaza zombie; partiendo de esta premisa la película es entretenidísima y muy disfrutable, no decae en ningún momento, los únicos momentos de relax que nos da son para recopilar información y para avanzar una trama que sin ser una pieza de museo, rompe con los moldes de la historia de toda la vida dentro de este género.

Brad Pitt es la única “estrella” de un reparto plagado de caras poco conocidas; y hay que decir que el tío cumple a la perfección. No nos ofrece una interpretación estelar ni nada por el estilo, pero si una actuación necesaria en semejante proyecto, una actuación que no está enfocada para su lucimiento personal; olvidarse del Brad Pitt guaperas y chulete.

guerramundialz2

No he leído la novela con la que comparte nombre, por lo tanto desconozco si es fiel al libro o si es una versión que va por libre a partir de un concepto adoptado de unas páginas ya escritas; pero lo que sí que es cierto es que la película ha despertado mi interés por leer la novela.

Si bien es cierto que no he encontrado flagrantes errores de guión, tan normales en los proyectos de hoy día, sí que he interceptado algunas casualidades y coincidencias en la historia, pero tampoco son para hacer mucha sangre de ello.

En definitiva; una película buena, interesante y diferente que le da un soplo de aire fresco a un género sobreexplotado y agotado en los últimos años. Foster me quita de un plumazo el mal sabor de boca que me dejó tras Quantum Of Solace y se asocia con un Pitt, que demuestra que puede hacer un blockbuster sin “lucir palmito”, para hacer una película que deja en la cuneta las dos últimas temporadas de The Walking Dead, las secuelas de Rec  28 Semanas Después. El proyecto pasa la prueba con nota y no tiene mucho que envidiarle a Soy Leyenda. Una grata sorpresa para la cartelera veraniega.

A pesar de que el resultado final de la película es bueno, me mantengo firme en mi idea de que el mundo de los zombis está completamente agotado. Sería necesario tomarse un tiempo muerto para darnos un respiro; estoy completamente convencido de que después de un tiempo sin Caminantes o Mordedores se cargarán unas baterías vacías por culpa de la sobreexplotación. Los tiros irán por buen camino si apuntan a  proyectos diferentes, como Guerra Mundial Z  o  Soy Leyenda que abordan el tema desde un punto de vista científico, o como  Bienvenidos A Zombieland que nos proporcionan carcajadas, sustos y vísceras a partes iguales. Sin embargo si los derroteros son los del gore y cuatro sustos intrascendentes, salvo que tomen nota del Amanecer de los Muertos de Snyder, más les vale estarse quietecitos y es que las secuelas de Resident Evil y compañía empiezan a cansar.

-Lo mejor: la escena del laboratorio es el fiel reflejo de lo que nos proporciona la película; suspense, terror y acción.

-Lo peor: que el personaje de Brad Pitt no está bien desarrollado y hay algunas cosas de su pasado que no quedan claras.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario