Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Un examen entre el bien y el mal

Por Javier Fernández López

Una vez que me recomendaron esta película y me mostraron de qué trataba, decidí verla con entusiasmo. Exam, dirigida por Stuart Hazeldine, se presenta como una película efectista, de consumo rápido, potente en su argumento aunque con unas bases muy sencillas y humildes. La historia es la siguiente: ocho personas se presentan a un examen y hay unas sencillas reglas, que son no hablar directamente con el presidente ni con el guarda de seguridad, no preguntarles nada, no salir de la habitación y no estropear el folio del examen. Tienen ochenta minutos para contestar, pero el examen está en blanco, así la clave está en averiguar cuál es la pregunta para poder responder. Los protagonistas, que se caracterizan por ser inteligentes y por su diversidad, una vez comienza la prueba, asimilan que pueden hablar entre ellos porque eso no rompe las reglas. Es el primer paso para lo que será una aventura de ochenta minutos donde los diálogos serán la clave de un intenso thriller que, lastimosamente, está apoyado por unas actuaciones mediocres, y es que la cinta sigue la línea de otras películas como The Box o Saw, es decir, argumentos de carácter intenso pero sin demasiados recursos para saber presentarlo eficientemente.

exam-2

El final de la cinta, el gran giro, no es ninguna panacea argumental. En realidad es difícil verlo con buenos ojos si uno tiene la suficiente capacidad crítica para ver que el final, después de todo lo visto durante la película, es bastante flojo, aunque seguramente pocos se lo esperarán. En mi caso fue así, pero igualmente no resultó efectivo. La sensación es que podría ser una cinta mucho mejor con algo más de maduración en las líneas argumentales y con unos personajes mejor construidos.

Con lo dado, al menos nos da para una hora y media de entretenimiento que, seguramente, es mejor ver acompañado. Exam nos lleva por el terreno de hasta dónde es capaz una persona para alcanzar sus objetivos, pero es una lástima, como digo, que el camino nos lleva a una conclusión demasiado pobre, con un toque de ciencia-ficción que no se comprende demasiado, colada forzosamente. Eso sí, es totalmente recomendable pues pueden darse lecturas interesantes sobre ella. En realidad, es muy probable que la discusión sobre la película o el debate que genere sea más fructífero e interesante que la propia película.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone
Tags

Escribe un comentario