Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Tú eres el siguiente

Por Toni Ruiz

Con el aval de haber obtenido varios premios en la edición de 2011 del Fantastic Fest (uno de los festivales de cine de terror más renombrados junto con el ScreamFest, Sitges y Fantasporto), Tú eres el siguiente es sin duda una de las obras más interesantes que ha dado el género en los últimos años. Su director, Adam Wingard, está llamado a convertirse un referente ineludible, y en su currículum se encuentran ya varios cortos, segmentos de V/H/S y de V/H/S/2 y A Horrible Way to Die, también multipremiada en el Fantastic Fest.

Tras una sobrecogedora secuencia inicial, Wingard nos muestra a una familia disfuncional que se reúne en una casa de vacaciones en medio de la nada y cuya velada acaba siendo un pelín más encarnizada de lo que quizá los protagonistas preveían cuando un grupo de asesinos decide aguarles –y ensangrentarles- la fiesta. La cinta se inscribe dentro del subgénero de la “invasión doméstica”, pero también del denominado mumblegore, variante slasher del mumblecore, cine americano de bajo presupuesto donde prima el enfoque naturalista en los diálogos y en la presentación de atmósferas. Efectivamente, esta perspectiva es evidente en el tramo inicial de la película, con conversaciones espontáneas que desprenden realismo y retratan la archiconocida incomodidad propia de este tipo de encuentros familiares.

tuereselsiguiente2

Un encuentro que pronto se tornará en desesperada lucha por la supervivencia cuando los asesinos irrumpen en la vivienda con intenciones dañinas y el rostro cubierto por unas mascaritas que dan muy mal rollo por su inexpresividad animal. Y es que el ataviarse con caretas para cargarse a los inquilinos está de moda (Los extraños, La noche de las bestias) y, aunque trillado, resulta un recurso innegablemente inquietante.

La lucha de los malhadados miembros de la familia Davison por salvarse de la masacre está aderezada con unas gotas (o más bien chorreones) del gore más brutal y unas altas dosis de tensión de la buena, que ambas cosas no tienen por qué ser incompatibles aunque a algunos puristas se lo parezca. Hay además un saludable humor negro que hace aún más disfrutable la propuesta.

Por si fuera poco, en el camino el guión presenta asimismo ingeniosas vueltas de tuerca que no desvelaré para evitar spoilers y deleita a los cinéfilos más frikis con la presencia de Barbara Crampton (musa del terror de serie B desde los años 80 con “joyitas” como Re-Animator, Re-Sonator, Robots asesinos o Exterminio, que aquí hace de madre histérica), Ti West (responsable de la estupenda House of the Devil y que aquí hace precisamente de director de cine underground) o Joe Swanberg, uno de los principales autores mumblecore, con quien Wingard colaboró en la dirección y el guión de la comedia subidita de tono Autoerotic . Suya es la gloriosa frase: «Soy el que corre más rápido, pero tengo una puta flecha clavada en la espalda.»

Estas, empero, son sólo anécdotas en una función que pertenece por completo a Sharni Vinson, más que convincente en la piel de un personaje que exhibe tanta dulzura como ovarios y que no deja títere con cabeza, literalmente. La escalada de violencia explícita en la que la heroína despliega todo su arsenal de habilidades está rodada con una precisión y elegancia coreográficas que provocan miedo, asco y admiración a partes iguales.

Si pecáramos de exquisitos, podríamos afirmar que Tú eres el siguiente no defrauda pero que no es nada del otro jueves. Sí lo es. Aunque no posea (impostadas) hechuras de gran cine como la soporífera Expediente Warren ni invente la pólvora, contiene varios giros argumentales que sorprenden y consigue ser aterradora y divertida al mismo tiempo, combinación de la que pocos filmes pueden presumir.  Una auténtica gozada, que además no se alarga innecesariamente y concentra toda la acción en una horita y media, como debe ser. Y encima también he de agradecerle el haberme descubierto una jodida cancioncita (Looking for the Magic) que me producirá un acojone inevitable cada vez que la oiga o la recuerde. Escalofriante melodía para una escalofriante y ocurrente película.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. F.G.

    A mí la peli me atrapó de principio a fin. Un análisis somero pero completísimo. Felicidades.
    Y sí, la cancioncilla es genial.

    • Toni Ruiz

      Gracias. Y sí, la canción muy chula.
      Un saludo.

  2. Lourdes Lueiro

    Tengo muchísmas ganas de verla, me tiene una pintaza tremenda, y más después de leer tu crítica, a ver si en estos días me pongo a ello, un saludo.

    • Toni Ruiz

      Ojalá te guste tanto como a mí, Lourdes.
      ¡Gracias por leer mi crítica y un saludo!

Escribe un comentario