Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Trance, Danny Boyle y el helado ademán de la Reina de Inglaterra

Por Alberto Gonzalo

La gente ha luchado y ha muerto en batallas para conseguir la igualdad entre ciudadanos y la libertad, no tengo ningún motivo ni ningún interés en considerarme diferente a los demás Danny Boyle.

El Señor Danny Boyle, que se atrevió a rechazar la más alta condecoración del Imperio Británico entregada por la Reina Isabel  de Inglaterra debido a que cree firmemente en la igualdad de clases, propone con una gran dirección una historia que nos introduce en las paradojas y complejidades de la mente humana pero también en la sofisticada delincuencia alrededor del arte y el amor como elemento explosivo. El problema no es sólo la complicación que estos temas atañen sino que Trance se torna, al igual que para muchos es la renuncia a la condecoración, en algo incomprensible.

Vincent Cassel, Rosario Dawson y James McAvoy  son el triángulo en el que se sustenta la película. La buena noticia es que puede relanzar a la conocida pero olvidada por el éxito cinematográfico  Rosario Dawson, que después de firmar durante años películas más bien mediocres, brilla en Trance con luz propia. James McAvoy, un actor que particularmente no me gusta mucho y Vincent Cassel están a su merced literalmente, tanto en la ficción como interpretando. Puede que incluso Danny Boyle lo sepa, porque sus primeras apuestas y los dos actores que ya tenía contratados eran Michael Fassbender en vez de McAvoy y Colin Firth en lugar del marido de Monica Bellucci.

trance3

Trance se desarrolla en Londres aunque iba a rodarse en Nueva York. La impecable firma  de Boyle se vislumbra a través del metraje pero la historia que tanto promete al principio se va enredando y complicando  dejando muchas  lagunas por el camino.

Vincent Casell es el líder de un grupo de matones, McAvoy tiene la clave para el robo de un valioso Goya pero sufre amnesia y es Rosario Dawson la  que sólo puede ayudar a éste debido a su vasto conocimiento en el campo de la hipnosis y el funcionamiento de la mente humana.

Rosario Dawson se involucra en un asunto turbio del que no quiere apartarse  y la mezcla de sexo (escena no apta para cualquier actriz de Hollywood) amor, romance, negocio, sangre y sobre todo aspectos artísticos de la pintura da como resultado un thriller que aunque puede engatusar al principio acaba por dejarte helado, contrariado y sin saber muy bien qué decir.

trance4

Lo mismo le pasó a la Reina de Inglaterra al leer el guion de Danny Boyle para la apertura de los Juegos Olímpicos de Londres pero sobre todo al comprobar que alguien rechazaba ser llamado Sir.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario