Image Image Image Image Image Image Image Image Image

The Bling Ring

Por Alejandro Arranz

-Una hora y media de la misma tontería colorida y banal.
-Para poder calificarla de drama algo de lo que sucede debería importar lo más mínimo.
-Coppola se lía en muchos aspectos, no es tanto que no pase nada como que no pasa nada interesante.

Sofia Coppola regresa como guionista y directora tras tres años desde Somewhere, con una historia real sobre unos jóvenes ladrones que asaltaron las casas de distintos famosos de Hollywood, una propuesta que en principio se muestra bastante atrayente pero que por diferentes motivos termina hundiéndose entre las peores películas del año.

El comienzo está bastante bien, Coppola sugiere cosas que esperamos que luego desarrolle, momento que no llega nunca, a los pocos minutos la película se desinfla cual globo para ir cayendo conforme avanza en un pozo insondable.

El problema no reside en la dirección de Coppola, sino que está en haber elegido semejante proyecto para enfocarlo luego de esta manera, es el desvarío de unos personajes ineptos que no interesan lo más mínimo haciendo cosas poco atractivas una y otra vez durante hora y media. Cuando el espectador no siente ninguna simpatía por los personajes protagonistas, la batalla está completamente perdida, encima éstos son estereotipos y la mayoría no se desarrollan y para colmo la costumbre de la directora de conseguir que no suceda nada relevante, como ocurría en Lost in Traslation, no funciona aquí, volviendo a la cinta repetitiva hasta la nausea y muy aburrida.

theblingring2

Como antes apuntaba, el guión de Coppola contiene detalles fantásticos, acaricia temas muy interesantes y coquetea con la crítica social; las adopciones nocivas, la dificultad de la adolescencia por la separación de los padres, las malas influencias, los problemas de identidad o la influencia del mundo de la moda y las celebridades en personas con poca personalidad son algunos de ellos, pero nunca los desarrolla ni abre nuevos caminos.

El reparto hace un gran trabajo, gracias en parte a la magnífica habilidad de Coppola para la dirección de jóvenes intérpretes, destaca Watson que está espléndida en los últimos 15 minutos, pero es incomprensible el motivo por el que ha elegido participar en esta película.

Por último, destaca la fotografía, el último trabajo del recién fallecido director de fotografía Harris Savides (Zodiac) junto con Christopher Blauvelt, su gran trabajo hace de la película un armario estridente y lleno de color, una desgracia que sea vacuo de contenido; un bonito envoltorio y poco mas.

The Bling Ring es una película nada interesante sobre gente nada interesante, es casi tan tonta e insultante como sus personajes y todo debido a la ineficacia de Sofia Coppola para desarrollar los temas cruciales y su obsesión por la moda y los complementos antepuesta a la evolución de los personajes y a una correcta narración; sus pequeños placeres (y tan pequeños) se pierden entre los innumerables fallos, es una de las películas más insoportables del año.

Escribe un comentario