Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Somos lo que somos

Por Jon San José Beitia

Somos lo que somos, es un remake de una producción mexicana alejada de los tópicos, presenta a un clan familiar cerrado y atado a un estilo de vida difícil de digerir. De la misma manera la película y lo que presenta, resulta complicado de asimilar, al tiempo que tiene un extraño magnetismo que mantiene el interés del espectador.

Presenta un relato incomodo, áspero para el espectador que debe armarse de valor para contemplar y asimilar lo que se le ofrece. Un siniestro banquete, donde puede que el apetito se desvanezca en cuestión de segundos.

El argumento tiene un desarrollo torpe, enrevesado inicialmente, como raro, introduciendo al espectador en un ambiente incomodo, donde los responsables de la película consiguen transmitir al espectador, la sensación de incomodidad, confusión e inseguridad. Paulatinamente se van presentando los valores y pensamientos del clan familiar, temores e inseguridades que azotan mientras se potencia el ambiente enrarecido y hostil que rodea a la familia.

El director de la película se apoya en la oscuridad y en la ambientación rural para ofrecer una clara visión de una familia aislada y regida por una serie de normas, alejadas de lo común. Ofrece un dibujo claro de la familia y de todos los componentes que la forman. Logra presentar una serie de cuestiones éticas, haciendo al espectador cómplice de lo que se le va presentando, haciendo comprender que los pensamientos de padres y madres, pueden condicionar los actos de sus hijos.

somosloquesomos2

El elenco de intérpretes seleccionados potencia la calidad de la película, logrando dar credibilidad a un relato grotesco e incómodo que no será fácil de asimilar y digerir por los estómagos sensibles. La sensación de tensión e incomodidad del relato se presenta y se mantiene hasta su desenlace, de una forma inteligente, sugiriendo en lugar de mostrar todo lo ocurrido.

Anunciada y promocionada como un relato de terror, puede que decepcione, puesto que lo que ofrece esta más próximo al drama psicológico, aunque eso no quita para que el tema principal resulte grotesco y morboso. No llega a ser un producto que pueda soportar cualquier tipo de espectador. Presenta problemas de ritmo, dejando la sensación de que le sobran minutos y que quizás, tarda en ir al meollo.

Interesante, sí, pero lo que quiere contar el responsable de la película no da para tantos minutos. Somos lo que somos deja una clara lectura que se puede resumir en una frase, “cría cuervos y te sacarán los ojos”.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario