Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Sin alardes ni ingenio, sencillamente mala

Por Enrique Fernández Lópiz

La película narra las peripecias de dos policías, uno es capitán de la brigada criminal de París, plan bien, parisino fino y todo eso (Laurent Lafitte), y el otro, un inspector de delitos financieros negro y proveniente de los suburbios (Omar Sy). Ambos buscan desmontar una compleja trama de crímenes, juego, corrupción, política, etc. Y la película va de escena en escena en la que entre ambos actores se quiere montar una historia divertida que falla en su base, pues los gags son manidos y las actuaciones, sobre todo la de Sy intentando copiar a Eddy Murphy, un fracaso.

Como apunta Ocaña, es una película que … se pone ´demasiado´ en casi todo: demasiado blanda cuando quiere ser dulce; demasiado chusca cuando quiere hacer denuncia; demasiado sobreactuada cuando Sy va de chistoso, y más graciosilla que cómica cuando acude a la risa.”

La dirección de David Charhon es un quiero y no puedo, y el guión de Julien War y Remy Four manido y tópico. La música de Ludovic Bource, Oscar por su banda sonora en The artist, aquí queda en segundo plano, correcta, sin destacar, mas subrayando los momentos necesarios para que se diga que Ludovic ha trabajado en el proyecto; o sea, música sin mayor trascendencia; y una fotografía que cuela de Alain Duplantier.

incompatibles2

En el reparto, además sus protagonistas principales, Laurent Lafitte y el prometedor Omar Sy carecen de entidad y de vis cómica, al menos en esta cinta. Les acompañan actores y actrices que no están mal como Sabrina Ouazani, Lionel Abelanski, Youssef Hajdi, Maxime Motte, Léo Léothier, André Marcon, Zabou Breitman, Katia Tchenjo, Patrick Bonnel, Jean-Noël Martin, Cecile Rittweger y Fabrice Colson.

O sea, Intocable, 2011, le reportó pingües beneficios a todo nivel a Sy, pero esta, nada de nada. Le deseamos suerte en su salto a Hollywood; y ya se puede decir que hizo un buen trabajo en otra producción francesa, Samba, 2014. Pero en esta, la verdad: cero patatero; y seguro que no es culpa suya exclusivamente, pues esto de la interpretación es parte de un amplio conjunto dentro de un equipo de cine, algo muy complejo. Y es que esta cinta, toda ella es según Tony Vall una película: Típica y archivista buddy movie […] Lo mejor que se puede decir de ella es que no ofende especialmente y que tiene un par de chistes con cierta miga que hacen reír al subconsciente del cinéfilo”.

Incompatibles es una película mala, forzada y sobreactuada, que carece de sentido y racionalidad, sin duda sobrevalorada, siendo que no pasa de ser la típica cinta de sobremesa que pueden emitir por televisión cualquier fin de semana por la tarde. Yo particularmente no la recomiendo, es una pérdida de tiempo. Como escribe Oti: No hay en el argumento un alarde de ingenio ni de novedad, pues la pareja de polis incompatibles es a la historia del cine lo que la guinda a la repostería de clase B.”

Puedes ver el tráiler aquí: https://www.youtube.com/watch?v=Gt0s0S-P0Bw.

Escribe un comentario